Kenya: Éxito del sindicato en el creciente sector del textil y el vestido

22.06.2018

Las marcas mundiales  se dirigen cada vez más a Kenya como fuente de sus prendas de vestir, al prosperar el sector del textil y el vestido tras muchos años de declive. La Tailors and Textile Workers Union está organizando a los trabajadores y consiguiendo buenos acuerdos en esta creciente industria.

Entre las marcas que se abastecen de Kenya figuran Arrow, Calvin Klein, H&M, Arrow, Izod, Cherokee y VF Corporation.

La fábrica de United Aryan, en la zona franca de Nairobi, recibe pedidos de H&M y produce pantalones vaqueros para Levi. Los 2.800 trabajadores de la fábrica son todos miembros del afiliado a la IndustriALL Global Union la Tailors and Textile Workers Union (TTWU), que ha llegado a un acuerdo de sindicación obligatoria con la dirección, lo que significa que los trabajadores contratados por la empresa se convierten automáticamente en miembros sindicales.

Uno de los resultados del acuerdo es que la mayoría de los temas de relaciones laborales en la fábrica se tratan a nivel del taller. Como United Aryan prevé abrir una fábrica más grande que puede emplear hasta 10.000 trabajadores, el acuerdo de sindicación obligatoria es una sólida base en las estrategias de reclutamiento y afiliación de la TTWU.

Al igual que en la mayoría de las empresas productoras de prendas de vestir, el 80 por ciento de los trabajadores de la fábrica son mujeres, y la TTWU está elaborando un programa para ocuparse específicamente de las trabajadoras.

El salario mínimo en la fábrica es de 13.000 chelines kenianos (127 $ EE.UU.) mensuales, más alto que en otros países del África Subsahariana, lo que ofrece la ocasión de aumentarlos hasta salarios dignos.

La secretaria regional de la IndustriALL para el África Subsahariana, Paule France Ndessomin, dice:

“Seguiremos apoyando el reclutamiento de trabajadores de la confección por la TTWU en Kenya, ya que contribuye al empleo de las mujeres jóvenes  y al cambio de tendencia tan necesario en la disminución de la fabricación en el continente."

El sector del textil y el vestido de Kenya pude beneficiarse de la expansión de su mercado a zonas de libre comercio a las que pertenece, entre ellas la Zona de Libre Comercio de África Continental, la Comunidad de África Oriental y el Mercado Común de África Oriental y Austral. El país ha firmado también acuerdos de asociación económica, el de la Unión Europea y los Estados de África, el Caribe y el Pacífico (Acuerdo de Cotonou) y la Ley sobre Crecimiento y Oportunidades para África (AGOA). Aproximadamente el 92 por ciento de las prendas de vestir de Kenya se venden en Estados Unidos, de conformidad con la AGOA.

La Vision 2030 del Gobierno de Kenya identifica el sector del textil y el vestido como motor de la industrialización. Actualmente, el sector representa el 7 por ciento de los ingresos de exportación del país.