Photo credit: USW

Photo credit: USW

La empresa Exxon impide participación de trabajadores en la junta de accionistas

01.06.2018

Miembros del AMWU, sindicato australiano afiliado a IndustriALL, viajaron a Dallas, Texas, EE. UU., para asistir a la junta anual de accionistas de ExxonMobil  que se realizaba el 30 de mayo, para manifestar su preocupación por el prolongado conflicto en Esso Australia, filial de Exxon. Sin embargo, después de su llegada, se prohibió que estos trabajadores pasaran a la reunión, a pesar de tener los documentos necesarios.  

Doscientos trabajadores/as han estado en huelga durante casi un año contra un contratista de mantenimiento que trabaja para Esso Australia, filial australiana de ExxonMobil. El contratista ha recortado los salarios y las prestaciones sociales del personal, además de imponer un programa de trabajo más oneroso.

Steven Soloman, uno de los cuatro trabajadores australianos que viajaron a Dallas, asistió a la junta de accionistas, con el fin de cuestionar a la compañía por los cientos de millones de dólares que ha gastado en campañas antisindicales. Sin embargo, los funcionarios de la compañía se negaron a permitirle hablar en esa reunión.

La empresa también tomó la desmesurada medida de prohibir que los otros tres trabajadores australianos asistieran a la reunión, a pesar de los comentarios del director general de ExxonMobil, Darren Woods, reconociendo que la empresa necesitaría contar con su fuerza de trabajo altamente calificada para alcanzar su meta de duplicar la productividad en los sectores de refinación y productos químicos y de triplicar la productividad en las actividades de exploración para 2025.

La compañía señaló que se había prohibido que los trabajadores tuvieran acceso a la reunión con el fin de proteger la seguridad de los accionistas. Sin embargo, ninguno de los tres sindicalistas censurados ha sido acusado de ningún delito relacionado con su huelga legal en Australia.

Los tres sindicalistas a quienes se prohibió su participación pudieron hacer notar su presencia fuera de la reunión entregando folletos a los accionistas detallando sus luchas y hablando con una multitud de otras organizaciones presentes.

Diana Junquera Curiel, directora de energía de IndustriALL, dice que es inaceptable que Exxon prohíba a cuatro sindicalistas ingresar a la reunión, a pesar de contar con la documentación requerida.

No hay negociaciones en curso con ESSO/UGL, y los 200 trabajadores/as en huelga, y sus familias, merecen algo mejor. IndustriALL pide que Exxon busque una solución a este conflicto que ya lleva un año, para establecer un diálogo con los sindicatos y para poner fin a la subcontratación.

Miembros del USW, organización afiliada a IndustriALL, se incorporaron a la reunión de la junta de accionistas para enfrentar a Exxon sobre el tratamiento de los trabajadores australianos subcontratados y para abogar por mayor transparencia con relación a sus gastos políticos.

Ricky Brooks, quien es miembro del RSU, empleado de ExxonMobil, y presidente del sindicato local 13-2001, presentó a los accionistas una propuesta, en nombre del USW y otros 25 solicitantes, que exige que ExxonMobil presente un informe que proporcione datos detallados de los gastos anuales de la compañía en cabildeo político, tanto a nivel individual como por medio de grupos empresariales. La propuesta recibió el apoyo de un 26% de los votos de los accionistas.

Además de abogar por la propuesta de transparencia, Brooks habló sobre los problemas de seguridad en la planta donde trabaja, en Baytown, Texas, y llamó la atención sobre las injustas medidas que ExxonMobil ha puesto en práctica contra los sindicalistas en huelga en Australia.