Reunión del ZCTU en Harare en la Jornada Mundial por el Trabajo Decente.

Reunión del ZCTU en Harare en la Jornada Mundial por el Trabajo Decente.

La federación sindical de Zimbabue dice que la nueva administración lleva 100 días ignorando a los trabajadores/as

07.03.2018

El Congreso de Sindicatos de Zimbabue (ZCTU), central sindical nacional a la que pertenecen las organizaciones afiliadas a IndustriALL Global Union, ha señalado que la administración del Presidente Emmerson Mnangagwa, en sus primeros 100 días en el cargo, se reunió en consultación con todo el mundo, menos con los sindicalistas.

Como tampoco hubo ningún esfuerzo para reunirse con los trabajadores/as o los sindicatos, sean éstos de los sectores formal o informal, la federación considera que esta situación es una clara demostración que las autoridades no están comprometidas a mejorar las condiciones laborales de los trabajadores/as de Zimbabue. El ZCTU dice que el gobierno está empeñado en aplicar la austeridad neoliberal y las políticas de libre mercado, sin tomar en cuenta los derechos de la fuerza de trabajo.

En Zimbabue abundan los cortes de personal y condiciones de trabajo precarias. Durante el período de hiperinflación que alcanzó su punto máximo en 2008, desaparecieron las prestaciones sociales, incluyendo las pensiones de jubilación; además, se estima que el desempleo ha alcanzado más del 90%. En condiciones de gran desempleo juvenil, los que tienen menos de 35 años tienen pocas posibilidades de conseguir trabajo.

Los pocos trabajadores/as que tienen empleo reciben sólo parte de la remuneración que les corresponde, o bien no les pagan a tiempo. El piquete de 300 mujeres, que comenzó el 27 de enero, exigiendo el pago de los salarios de sus cónyuges en la Hwange Colliery Company, empresa de propiedad mayoritaria del estado, es una señal de la gravedad de la situación que está viviendo el país. Los salarios que se deben a los trabajadores se remontan a cinco años atrás. Con la intención de expulsar a las mujeres que habían acampado en las instalaciones de la compañía durante un mes, pero sin atender sus quejas, Hwange Colliery incluso llevó el asunto al Tribunal Superior, sin embargo el Tribunal desestimó el caso. En estos momentos, la Ministra de Trabajo, Petronella Kagonye, se encuentra visitando la empresa con el propósito de resolver el conflicto.

Además, debido a la escasez de efectivo, aquellos trabajadores/as que tienen algún empleo enfrentan problemas al tratar de cobrar sus escasos salarios. Tienen que pasar largas horas haciendo cola para luego recibir solamente cantidades pequeñas que ni siquiera cubren sus necesidades básicas.

Por su parte, Paule France Ndessomin, Secretario Regional de IndustriALL para África Subsahariana, señaló:

Si bien acogemos con agrado las declaraciones sobre planes de recuperación económica que involucran a empresas e inversores, esto no se puede hacer si se deja afuera a la fuerza de trabajo y los sindicatos, que son partes interesadas clave. Es fundamental el papel que desempeñan los trabajadores y trabajadoras en el desarrollo económico del país, y el gobierno de Zimbabue no debería debilitarlos.

Los sindicatos afiliados a IndustriALL en Zimbabue que pertenecen al ZCTU son: el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Ingeniería, el Sindicato Nacional de Mineros de Zimbabue, el Sindicato Nacional del Sector de la Confección, el Sindicato Nacional de Industrias Metalúrgicas y Afines de Zimbabue, el Sindicato de Trabajadores de los Sectores de la Química, del Plástico y Afines de Zimbabue, y el Sindicato de Trabajadores Textiles de Zimbabue.

Mnangagwa se hizo cargo del gobierno en noviembre de 2017, luego de una intervención militar que desencadenó eventos que destituyeron al ex presidente Robert Mugabe, quien llevaba 37 años en el poder, desde que se declaró la independencia del dominio colonial británico en 1980.