Jump to main content
IndustriALL logotype

La IndustriALL en la Conferencia Internacional del Trabajo

23 June, 2015La IndustriALL Global Union se unió a los cerca de 4.500 delegados de 169 países asistentes a la 104ª reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo en Ginebra (Suiza) del 1 al 13 de junio.

Durante las dos semanas de la Conferencia, 24 países fueron seleccionados para el examen de la Comisión de Aplicación de Normas (CAN) por no aplicar los Convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La Comisión es un órgano tripartito con representantes de los trabajadores, de los empleadores y de los gobiernos.

Los casos relativos al incumplimiento del Convenio núm. 87 sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación revestían particular interés para la IndustriALL, entre los que figuran países como Bangladesh, Belarús, México and Swazilandia.

En México, la IndustriALL sigue luchando contra los sindicatos de protección, que no representan a los trabajadores y sólo sirven los intereses de los empleadores y de funcionarios gubernamentales corruptos. La Comisión reconoció la existencia de los sindicatos de protección y formuló firmes recomendaciones al Gobierno mexicano para que ponga en marcha reformas y medidas legislativas que impidan el registro de los sindicatos de protección. Léase más aquí.

Las declaraciones de los trabajadores muestran los grandes desafíos para que Bangladesh ponga su legislación en consonancia con el Convenio núm. 87, desde problemas jurídicos, problemas con las ZFI (zonas francas industriales), la discriminación antisindical y la violencia, y el registro de los sindicatos, entre otros factores.

La IndustriALL denunció la violencia antisindical en Bangladesh, con particular referencia al caso captado por la cámara de dos dirigentes sindicales femeninos golpeados en una fábrica propiedad del Grupo Azim.

La Comisión recomendó el envío de una misión tripartita de alto nivel a Bangladesh para hacer una evaluación más precisa del país.

El ministro de Trabajo de Belarús se refirió a la reciente decisión del presidente del país Lukashenko de modificar su propio decreto, que impuso un mínimo de afiliación sindical del 10 por ciento como condición para la creación de un nuevo sindicato, fijando un umbral menor de 10 personas.

Si bien esta es una evolución positiva, los derechos de los trabajadores y de los sindicatos se siguen vulnerando en Belarús por el predominio de los contratos de corta duración, así como por las trabas burocráticas que impiden el registro oficial de los sindicatos independientes.

En la Conferencia, la CSI catalogó a Belarús como uno de los diez peores países del mundo para los trabajadores, al presentar su Índice Global de Derechos 2015. En el informe se dice que Belarús se caracteriza por la discriminación antisindical, el trabajo forzoso y la represión de las protestas.

No es de extrañar que la  Comisión expresara “profunda preocupación por que diez años después del informe de la Comisión de Investigación, el Gobierno de Belarús no haya adoptado medidas para aplicar la mayoría de las recomendaciones de la Comisión. Los trabajadores sigue teniendo numerosos obstáculos en la legislación y en la práctica para ejercer plenamente su derecho a formar sindicatos de su propia elección o unirse a ellos.”

A pesar de haber concedido el registro de la federación laboral Tucoswa el pasado mes, Swazilandia fue seleccionada una vez más para ser examinada  por la Comisión, la cual llegó a la conclusión de que el Gobierno tiene mucho que hacer para que Swazilandia se conforme plenamente a las disposiciones del Convenio núm.87.

En las conclusiones del debate sobre Swazilandia se enumeran nueve acciones que el Gobierno tiene que llevar a cabo inmediatamente. La primera es un llamamiento para la liberación incondicional de un abogado encarcelado de la Trade Union Confederation of Swaziland (Tucoswa), Thulani Maseko, que cumple una condena de dos años por desacato al tribunal, así como de otros trabajadores encarcelados, cuyo derecho a la libertad de expresión se ha violado.

La Comisión abogó también por el registro sin más demora del afiliado a la IndustriALL el Amalgamated Trade Union of Swaziland (Atuswa). El Atuswa se formó mediante la fusión en 2013 de varios sindicatos que organizan a los trabajadores en Swazilandia, entre ellos los trabajadores del textil, el vestido y el metal. A un afiliado de la Tucoswa, Atuswa, no se le ha concedido el registro, a pesar de cumplir los requisitos establecidos por el Gobierno para el registro de un sindicato.

La Comisión también enumeró las reformas legislativas necesarias para que el país cumpla el Convenio sobre la libertad sindical, y ha instado al Gobierno swazi a que acepte asistencia técnica para lograrlo.

Puede leerse el informe completo de la Comisión de Aplicación de Normas de este año aquí