El 27 de enero, 137 trabajadores de Smart Garment fueron a la National Garments Workers Federation (NGWF)

El 27 de enero, 137 trabajadores de Smart Garment fueron a la National Garments Workers Federation (NGWF)

El 27 de enero de 2013 se celebró una manifestación de protesta y de condolencia “¡El propietario de Smart Export Garments Ltd debe ser detenido inmediatamente!" y una marcha organizadas por All Party Garment Workers Unity, un órgano superior de diferentes federaciones de trabajadores del vestido, para protestar por la muerte de trabajadores de la confección en el incendio de la fábrica de Smart Export Garments Ltd.

El 27 de enero de 2013 se celebró una manifestación de protesta y de condolencia “¡El propietario de Smart Export Garments Ltd debe ser detenido inmediatamente!" y una marcha organizadas por All Party Garment Workers Unity, un órgano superior de diferentes federaciones de trabajadores del vestido, para protestar por la muerte de trabajadores de la confección en el incendio de la fábrica de Smart Export Garments Ltd.

El 27 de enero, 137 trabajadores de Smart Garment fueron a la National Garments Workers Federation (NGWF) El 27 de enero de 2013 se celebró una manifestación de protesta y de condolencia “¡El propietario de Smart Export Garments Ltd debe ser detenido inmediatamente!" y una marcha organizadas por All Party Garment Workers Unity, un órgano superior de diferentes federaciones de trabajadores del vestido, para protestar por la muerte de trabajadores de la confección en el incendio de la fábrica de Smart Export Garments Ltd.

La IndustriALL exige una verdadera acción después de un incendio en Bangladesh

28.01.2013

Mueren 7 personas, y 20 resultan heridas en un incendio en una fábrica de ropa en Dhaka, sólo dos meses después del trágico incendio en la fábrica de Tazreen, en noviembre del año pasado, que costó la vida a 112 trabajadores.

El fuego se produjo durante la hora del almuerzo, el 26 de enero, en una pequeña fábrica de prendas de vestir, Smart Fashions, en la capital de Bangladesh, Dhaka. Las 7 víctimas han sido identificadas; se trata de trabajadoras de 15 a 28 años. Se dice que la fábrica emplea a 300 trabajadores.

Según se informa, en el lugar se encontraron prendas para algunas marcas famosas, como Bershka y Lefties (Inditex), KIK, New Look. Inditex afirma que no tenía conocimiento de la existencia de un subcontratista no autorizado proveedor de Inditex, con malas condiciones de salud y seguridad. Inditex y  la IndustriALL Global Union han convenido en una acción conjunta basada en un acuerdo marco mundial, que abarca también a los proveedores y sus subcontratistas, y que debe proporcionar salud y seguridad en el lugar de trabajo a sus empleados. El incidente demuestra las dificultades que tienen las grandes compañías en controlar sus cadenas de suministro mundiales.
 
Poco después de la tragedia en Smart Garments, Inditex y la IndustriALL intercambiaron la información que recibieron de sus asociados y afiliados en Bangladesh, y empezaron a trabajar sobre un plan de acción correctivo. Una misión conjunta llegará a Dhaka el martes 5 de febrero para examinar la situación y discutir las medidas necesarias para minimizar los efectos del accidente para las víctimas.
 
Jyrki Raina, secretario general de la IndustriALL Global Union, comentó: “Hemos tenido conocimiento con gran tristeza de otro incendio que se ha cobrado la vida de siete jóvenes colegas femeninos en el sector del vestido y ha causado heridas a muchos otros trabajadores. Como en el caso de Tazreen Fashion, las malas condiciones de seguridad dieron lugar a una tragedia en Smart Fashion. Transmitimos nuestras más profundas condolencias a las familias de los trabajadores fallecidos y heridos.”
 
“La IndustriALL Global Union exige una acción urgente y seria para impedir nuevas tragedias. Invitamos a todas las marcas internacionales importantes, a los empleadores nacionales y al Gobierno de Bangladesh a iniciar una discusión urgente con nosotros sobre un plan de acción concreto. Debe incluir estrictas disposiciones sobre salud y seguridad, inspecciones eficientes y la participación de los sindicatos en la cooperación en el lugar de trabajo, garantizando la libertad sindical en consonancia con las normas del trabajo de la OIT reconocidas internacionalmente, y un programa para aumentar los salarios mínimos al menos hasta los niveles de salario digno en el país,” agregó Raina.
 
En el sector del vestido de Bangladesh operan más de 4.500 fábricas. Las condiciones de trabajo siguen siendo malas, y los salarios de la mayoría de los trabajadores ascienden a 3.000 BDT (38 $ EE.UU.) mensuales, lo que equivale a sólo la tercera parte de un salario digno en Bangladesh. Después de varios años de servicio, según la antigüedad, un trabajador puede llegar finalmente a 5.500 BDT (unos 70 $ EE.UU.).
 
Muy pocas fábricas están sindicadas, a pesar de los esfuerzos de los sindicatos para conseguir el registro que les permita proceder a la negociación colectiva. En la región de Dhaka, de 26 sindicatos que cumplen la condición de la representación mayoritaria en la empresa sólo uno ha recibido hasta ahora el registro oficial que le permite negociar colectivamente. De ahí la dificultad para los trabajadores de plantear sus preocupaciones sobre seguridad a una entidad de confianza: un sindicato que pueda negociar con los empleadores sobre cuestiones de seguridad, entre otras cosas.
 
Antes del incidente, el 23 de enero, Monika Kemperle, secretaria general adjunta de la IndustriALL, se reunió con representantes de compradores en Bangladesh, y ambos reconocieron la importancia de la participación de todas las partes interesadas para un planteamiento común, y para que el Gobierno asuma la principal responsabilidad en garantizar la seguridad de los trabajadores.
 
Junto con afiliados, la IndustriALL asistirá a una conferencia de la OIT para promocionar los principios y derechos fundamentales en el trabajo, que se celebrará los días 3 y 4 de febrero en Dhaka. Esta conferencia servirá para realizar una planificación estratégica y analizar las necesidades y crear capacidad de los sindicatos en el sector del vestido en Bangladesh.