La IndustriALL interviene en defensa del dirigente sindical de Berger Paint despedido en Bangladesh

17.03.2014

Golgar Hussein, secretario general del Sindicato de Empleados de Berger Paint Bangladesh fue despedido el 4 de diciembre de 2013 por sus actividades sindicales. La IndustriALL y la BCEF no han logrado aún su readmisión, a pesar de su inmediata intervención. La acción continúa.

El sindicato de trabajadores de Berger forma parte del antiguo afiliado a la IndustriALL Global Union la Federación de Trabajadores de la Química, Energía e Industrias Afines de Bangladesh (BCEF). El sindicato de Kalurghat, Chittagong, ha sobrevivido a años de injerencia e intimidaciones de la dirección, que incumple regularmente la legislación laboral y el convenio colectivo.

Golgar ha prestado servicio durante 11 años en Berger, y se le ha impedido reiteradamente ascender, como parte de la práctica antisindical normal de la dirección de esta fábrica. Entre 2000 y 2011 fueron despedidos once miembros y delegados sindicales activos anteriores, algunos de ellos con más de 20 años de trabajo en Berger. En virtud de la legislación laboral bangladeshí, el despido priva del derecho a toda indemnización económica.

Tras el despido de Golgar la dirección local ejerció presión sobre los trabajadores en la celebración de una elección sindical, el 27 de enero, en cuyo resultado influyó fuertemente el riesgo ilustrado con claridad del despido por defender con vigor a los trabajadores. El despido se hizo maliciosamente en el momento preciso en que Golgar iba a ser reelegido para un tercer mandato consecutivo de secretario general. La apresurada elección se debió a que la protección jurídica adicional de ser secretario general en ese momento se pierde.

La simbólica falta de respeto del interlocutor en la negociación social en Berger fue otra de las prácticas normales de negar a los representantes sindicales el derecho a participar en las reuniones.

Berger Paints tiene su sede en la India, y operaciones en Europa Oriental, Nepal, India y Bangladesh. La cuota de mercado de Berger en Bangladesh representa más del 65%. En tanto que la compañía informa de una facturación anual de cerca de 500 millones de dólares EE.UU., en la planta de Kalurghat los trabajadores tienen un sueldo base de 7 $ EE.UU. mensuales, mucho menos que el salario mínimo.

El BCEF ha realizado una serie de acciones en respuesta al despido improcedente, entre ellas la petición a las autoridades laborales bangladeshíes de que anulen la decisión de la dirección, y la celebración de una conferencia de prensa conjunta con el resto del Consejo de Bangladesh de la IndustriALL.

Envíe su mensaje de solidaridad al compañero Brother Golgar Hussein utilizando la herramienta de mensajería adjunta a este artículo.