Jump to main content
IndustriALL logotype

La IndustriALL presenta una denuncia en la OCDE contra General Electric

General Electric está directamente relacionada con el abuso de los trabajadores en Argelia.

30 October, 2018Al dar a conocer hoy sus resultados General Electric (GE) del tercer trimestre, la IndustriALL Global Union ha presentado una denuncia en la OCDE contra el conglomerado americano por sus vínculos directos con graves y continuos abusos de los trabajadores en Argelia.

La IndustriALL y su afiliado argelino, el Syndicat National Autonome des Travailleurs de L'électricité et du Gaz (SNATEG), han presentado la denuncia después de que GE no abordara las violaciones de los derechos humanos vinculadas con su asociación de miles de millones de dólares con la empresa estatal de la energía de Argelia, Sonelgaz. 

Desde 2013, Sonelgaz ha acosado, amenazado, despedido y sometido a medidas disciplinarias a más de mil dirigentes y miembros del SNATEG por sus actividades sindicales, impidiendo al sindicato funcionar efectivamente.

Sonelgaz ha oprimido, y sigue oprimiendo, a los miembros y dirigentes del SNATEG por medio del sistema judicial, y ha convocado a 1.114 miembros sindicales a los tribunales por recurrir a la huelga en 2017. 

“General Electric está relacionada directamente con graves violaciones de los derechos humanos en Argelia, y no las ha considerado. GE ha ignorado nuestras advertencias sobre estos abusos, por lo que hemos pedido a la OCDE que intervenga," dice el secretario general de la IndustriALL, Valter Sanches. 

La IndustriALL y al menos cuatro sindicatos afiliados con miembros en GE han escrito a la empresa en numerosas ocasiones desde enero de 2018, instando a GE a llevar a cabo la debida diligencia en sus operaciones en Argelia, pero GE no ha respondido en absoluto.

La asociación de GE con Sonelgaz incluye un acuerdo de servicios de 20 años valorado en más de 3.000 millones $ EE.UU. y un acuerdo de 2.700 millones $ EE. UU. para suministrar grandes turbinas de gas y tecnología conexa a nueve plantas de energía del país. GE tiene numerosas empresas conjuntas con Sonelgaz y ofrece programas de formación en gestión a ejecutivos de Sonelgaz.

El presidente de SNATEG, Raouf Mellal, que fue despedido por Sonelgaz por sus actividades sindicales, ha sido condenado a un total de 28 meses de presión y a multas de 10.000 euros (12.300 $ EE.UU.) por siete acusaciones falsas. Esto comprende una condena de seis meses por dar a conocer una inflación ilegal de Sonelgaz de las facturas de electricidad durante diez años, que ha afectado a ocho millones de hogares en Argelia. Mellal se ha visto obligado a trasladarse a una dirección secreta para evitar el acoso y la intimidación de las autoridades.

Abdelkader Kawafi, secretario general del SNATEG, fue declarado culpable y condenado a tres meses de prisión por hacer declaraciones a la prensa en las que habló del trabajo precario en Sonelgaz. Igualmente, el líder sindical despedido, Benzine Slimane, presidente de los guardas de seguridad y del sindicato de protección del SNATEG, fue multado y condenado a prisión, y está siendo perseguido por Sonelgaz en cuatro causas arbitrarias. Según el sindicato, está acusado por Sonelgaz de difamación por pedir que se ponga fin al acoso sexual de las trabajadoras.

Esta persecución ha sido documentada por la Organización Internacional del Trabajo, que ha expresado serias preocupaciones por la represión sindical en Sonelgaz y por el Gobierno argelino. Una misión de la OIT al país prevista para febrero de este año tuvo que anularse porque el Gobierno se negó a permitir reuniones con el SNATEG y con otros sindicatos independientes en el país.

La denuncia contra GE ha sido presentada por la IndustriALL y el SNATEG al punto de contacto nacional de la OCDE en Estados Unidos.