• Este artículo existe en:
  • en
  • es
  • fr

La misión de la IndustriALL se reúne con el Ministerio de Trabajo en Indonesia el 9 de agosto de 2017.

Participantes en la misión con Afif, secretario general de la CEMWU (delante) y Sudiro, presidente de la CEMWU en PT Freeport (segundo a la derecha).

La misión también se reunió con el Ministerio de Minerales y Recursos Energéticos el 9 de agosto.

Afiliados indonesios con participantes en la misión en Yakarta.

Periodistas en la conferencia de prensa de la misión de la IndustriALL celebrada el 11 de agosto en Yakarta.

La misión de la IndustriALL a Indonesia se encuentra con una crisis de derechos humanos de los trabajadores despedidos

11.08.2017

La misión de la IndustriALL Global Union a Indonesia en solidaridad con los trabajadores despedidos por declararse en huelga en PT Freeport y PT Smelting ha revelado una crisis de derechos humanos, pues los trabajadores han perdido el acceso a la alimentación, la vivienda, la educación y la atención de salud básica.

Más de 4.200 trabajadores de PT Freeport de Freeport-McMoRan, radicada en Estados Unidos, que explota la masiva mina de oro y cobre Grasberg en Papúa Occidental, han sido despedidos por ir a la huelga, y unos 300 trabajadores de PT Smelting en Gresik fueron despedidos por declararse en huelga en enero.

En la misión, del 8 al 11 de agosto de 2017, han participado líderes de alto nivel de afiliados sindicales a la IndustriALL de Australia (AWU y CFMEU), Países Bajos (FNV), y América del Norte (USW) y Sudáfrica (NUM).

La misión se reunió con líderes de los sindicatos indonesios CEMWU SPSI, FPE SBSI y FSPMI, el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Energía y Recursos Minerales, así como con la dirección de la empresa PT Freeport y Rio Tinto, que tiene participación en la mina. PT Smelting – en la que tiene mayoría la empresa japonesa Mitsubishi y de la que PT Freeport posee el 25 por ciento – no quiso asistir.

La misión recibió graves testimonios sobre el trato dispensado a los trabajadores de PT Freeport, que según la empresa han “renunciado voluntariamente”.

“La misión ha sido informada de que, después de despedir  a los trabajadores, la empresa los ha expulsado violentamente de las viviendas de la empresa, les ha negado el acceso a sus hospitales y a sus escuelas, y ha tratado con bancos locales para restringir a los trabajadores el acceso al crédito. Hemos recibido la preocupante información de que varios trabajadores y miembros de su familia a los que se ha negado la atención médica han muerto como consecuencia de ello. Muchos de los trabajadores que han perdido su vivienda habitan ahora en tiendas de campaña o en las oficinas del sindicato”, dijo la misión de la IndustriALL en un comunicado el 11 de agosto.

“Tanto PT Freeport como PT Smelting han tratado a los trabajadores que han despedido de forma inhumana y con desprecio. PT Smelting se ha negado a pagar el salario y las prestaciones a los trabajadores, aunque su sindicato impugna el despido en los tribunales, y a pesar de una nota del Ministerio de Trabajo provincial en la que pide a la empresa que lo haga. PT Smelting también se ha negado reiteradamente a negociar con el sindicato de los trabajadores, la FSPMI, para buscar una solución negociada del conflicto. La FSPMI informa de que los trabajadores despedidos están siendo tratados ahora en las vistas judiciales peor que los terroristas, custodiados por  policía con armas de fuego y gases lacrimógenos. Estas acciones son claras violaciones de los derechos de los trabajadores a sindicarse, negociar colectivamente y declararse en huelga, establecidos en os Convenios de la OIT”, sigue diciendo la declaración.

En reuniones con altos funcionarios del Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Minerales y Recursos Energéticos el 9 de agosto, la misión les pidió que redoblen sus esfuerzos para facilitar la resolución de los conflictos en PT Freeport y PT Smelting.

La misión pidió también a PT Freeport y PT Smelting que readmitan inmediatamente a todos los trabajadores despedidos, y negocie resoluciones justas de los problemas que han obligado a los trabajadores a ir a la huelga.

El secretario general de la IndustriALL, Valter Sanches, dijo:

“No se trata sólo de conflictos laborales, ni de violaciones del derecho de huelga, sino de una crisis de derechos humanos. PT Smelting no ha pagado a los huelguistas los salarios ni las prestaciones a que tienen derecho durante seis meses, y las familias están sufriendo. PT Freeport está tratando de perjudicar gravemente a los huelguistas, a sus familias y a sus comunidades, con el fin de aplastar la huelga. Esto no puede continuar. Instamos a ambas empresas a que readmitan a los trabajadores y entablen urgentemente negociaciones antes de que la situación se deteriore todavía más. Entretanto, la IndustriALL discutirá con sus afiliados en todo el mundo la manera de ayudar más y ejercer mayor presión sobre ambas empresas.”

Léase la declaración completa aquí.