Trabajadores en una fábrica de ropa de Dhaka (Bangladesh).

Trabajadores en una fábrica de ropa de Dhaka (Bangladesh).

La sindicación en Bangladesh – el cambio de la dinámica

20.08.2014

En una industria que a menudo sufre de condiciones que no se ajustan a la norma, de bajos salarios y poca seguridad en el empleo, la sindicación de los trabajadores de la confección en Bangladesh puede ser una difícil batalla. Junto con sus asociados, la IndustriALL está participando en un proyecto para aumentar el número de miembros sindicados en las fábricas.

1.300 trabajadores de la confección en Gazipur, Dhaka, se dirigieron a su federación sindical, la Federación Independiente de Trabajadores de la Confección de Bangladesh (BIGUF), afiliada a la IndustriALL Global Union, y al Centro de Solidaridad para solicitar apoyo. Trabajando para establecer relaciones constructivas con el empleador, Masco Cotton, ambas partes han logrado sentarse a negociar y resolver problemas en la fábrica.

A pesar de afrontar enormes desafíos cuando algunos trabajadores perdieron sus empleos y de rechazarse tres veces una solicitud del sindicato hasta que el director adjunto de trabajo la registrara, los trabajadores perseveraron.

“Trabajaron arduamente para demostrar al empleador que, en general, si ambas partes se sientan a negociar, el empoderamiento de los trabajadores a través de un sindicato puede ser beneficioso para la fábrica”, dice Rashedul Alom Raju, secretario general interino de la BIGUF.

“Estoy muy satisfecho de haber establecido buenas relaciones con nuestro empleador, pero no ha sido tarea fácil”, dice Faruk, presidente de la Unión de Trabajadores de Masco Cotton Ltd. “Al principio, yo estaba suspendido con otros tres trabajadores del ejercicio de la actividad sindical, y transcurrieron dos meses y medio hasta que fuimos reintegrados.”

Y Faruk sigue diciendo:

“Para nosotros fue muy duro que el empleador entendiera nuestros problemas. La formación que recibimos de la BIGUF nos ayudó muchísimo. Nos formaron sobre la manera de hablar y de negociar con la dirección.”

A través del proceso de negociación, los trabajadores de las fábricas sindicadas han negociado con el empleador para lograr que sus salarios se paguen a tiempo, y para aumentar las primas de asistencia y de otro tipo, así como los subsidios de los turnos de noche. Los sindicatos y la dirección pueden reunirse ahora mensualmente para discutir conflictos laborales rutinarios y otras cuestiones. Recientemente hubo una negociación sobre el permiso para la festividad religiosa Eid y para aumentar el número de aficionados a nivel del taller.

Sindicación para una industria de la confección sostenible

La IndustriALL está apoyando un importante proyecto de sindicación con el objetivo de establecer una presencia sindical global en las fábricas de ropa bangladeshíes. Y ya se aprecian los resultados. En 2013, el Gobierno de Bangladesh accedió a facilitar el registro de nuevos sindicatos locales, y en los últimos 12 meses afiliados a la IndustriALL  han organizado más de 100 fábricas y a 40.000 trabajadores.

El secretario general de la IndustriALL, Jyrki Raina, dice que el objetivo es superar esas cifras en 2014.

El aumento de los miembros sindicales es una parte fundamental de la larga marcha hacia una industria de la confección segura y sostenible en Bangladesh.

"El siguiente paso es proporcionar la formación necesaria de los nuevos líderes sindicales de manera que tengan las aptitudes requeridas para la negociación colectiva, la salud y la seguridad y la solución de problemas.”

Mahbubul, director ejecutivo del grupo de fábricas Masco, dice que la formación de los miembros de la dirección y del sindicato puede desempeñar una importante función en la creación de relaciones constructivas y el mantenimiento de la paz industrial:

“El beneficio potencial de tener un sindicato en la fábrica es que conocemos la opinión de todos los trabajadores. La dirección puede entonces entender los problemas de los trabajadores y tratar de resolverlos.”

Sanjida Akhter, trabajador y presidente del Sindicato Unitario de Trabajadores de Masco Industries Ltd., una de las tres fábricas sindicadas afiliadas a la BIGUF en el grupo de cinco fábricas, dice:

 “Antes de que formáramos un sindicato en nuestra fábrica, los trabajadores no disponían de ningún medio para comunicarse con el empleador. Pero ahora las cosas son diferentes. La dirección incluso se dirige al sindicato para colaborar y discutir cuestiones en la fábrica.”
 
 

Fuente:  Centro de Solidaridad