Jump to main content
IndustriALL logotype

Las marcas de ropa son clave para lograr salarios dignos en Camboya

12 May, 2015Los sindicatos afiliados a IndustriALL en Camboya y Filipinas se reunieron del 7 al 8 de mayo en Phnom Penh, la capital de Camboya, con el fin de informar sobre las acciones de las campañas llevadas a cabo en favor de un salario digno, y para planificar estrategias futuras.

El proceso de fijación del salario mínimo de Camboya tiene muchas limitaciones. No se ha podido obtener un salario digno. No hay igualdad de representación en el Consejo de Fijación de Salarios; no se han tomado medidas después de conocerse los resultados de investigaciones que indican que el nivel de un salario digno es mucho más alto que el salario mínimo actual; el gobierno y los empleadores siguen preocupados, temiendo que si el salario mínimo se eleva demasiado, las marcas dejarán de abastecerse de productos de Camboya.

Los sindicatos afiliados acogieron con agrado el diálogo que realiza IndustriALL con las marcas mundiales de prendas de vestir con el fin de desarrollar un sistema de negociación sectorial para los trabajadores y trabajadoras de la confección.

Jenny Holdcroft, Directora de Políticas de IndustriALL, señaló al respecto:

Las marcas que adquieren prendas de vestir deberían participar en las negociaciones sobre los salarios, comprometiéndose a seguir comprando productos de Camboya, y aprovechando  su influencia con las empresas fabricantes para que éstas aumenten los sueldos.

Un funcionario de la OIT, experto en materia de salarios, proporcionó información de mucha utilidad para mejorar los mecanismos de fijación de salarios y cómo usarlos. Se hizo hincapié en la importancia de establecer aumentos regulares y continuos del salario mínimo con ajustes anuales, basados en el análisis y la búsqueda de consenso.

Los representantes sindicales de Filipinas informaron sobre su experiencia de trabajar con un mecanismo de fijación del salario mínimo que se usa como base para aumentos que se consiguen a través de la negociación colectiva. Los sindicalistas también explicaron cómo usan estas estructuras para continuar su lucha por un salario digno.

Los sindicatos de Camboya desarrollaron aún más sus planes para participar en el próximo proceso de fijación de salarios mínimos que se celebrará en octubre, para obtener un mayor incremento para el año 2016, avanzando de esta manera en su lucha por un salario digno.

Como base para elaborar una petición común dirigida al gobierno, los sindicatos van a solicitar asesoría técnica a la OIT. También pedirán que esa organización realice una investigación sobre los cambios salariales. Los sindicatos trabajarán en conjunto para obtener el apoyo del gobierno para su planteamiento. Será necesario adoptar medidas para procurar que, cuando aumente el salario mínimo, también aumente el pago por trabajo a destajo, lo cual hasta ahora no ha sido el caso.

Los sindicatos afiliados hicieron un llamado a la solidaridad mutua durante el proceso de negociación del salario mínimo, pidiendo se mantenga una posición unitaria. Se tomarán medidas para incluir un número mayor de sindicatos en el planteamiento conjunto de las reivindicaciones.

Se reconoció la probabilidad de que sea necesario recurrir al apoyo solidario de IndustriALL y de los sindicatos internacionales. Se reconoció también que las marcas deberían comprometerse a permanecer en Camboya si aumenta el salario mínimo del sector.

Al finalizar la reunión, los afiliados camboyanos manifestaron su pleno apoyo para avanzar en forma conjunta en el proceso que IndustriALL ha comenzado con las marcas internacionales para conseguir negociación sectorial sobre los salarios. El próximo paso ha de ser que los sindicatos elaboren las propuestas sobre un plan nacional de acción para ser aplicado en Camboya, lo cual habrá que conversar también con las marcas y sus proveedores.