IndustriALL y seis federaciones internacionales pidieron mayores mecanismos de seguridad y protección para los ciudadanos de Colombia

Líderes sindicales de Colombia sufren amenazas y violencia

27.08.2018

Colombia es uno de los diez países más peligrosos del mundo para los trabajadores y líderes sindicales. IndustriALL Global Union y otras seis federaciones internacionales le expresaron su preocupación al actual presidente, Iván Duque.

19 sindicalistas fueron asesinados en lo que va de 2018 en Colombia. Así lo afirma el Índice Global de los Derechos de la CSI que cataloga al país entre los 10 peores países para los trabajadores.

Del mismo modo, otro informe denominado “Violencia antisindical, impunidad y protección a sindicalistas en Colombia” de la Escuela Nacional Sindical afirma que de 2012 a 2017 hubo 2220 violaciones a los derechos a la vida, la libertad e integridad cometidas contra sindicalistas, de los cuales 143 fueron homicidios.

La violencia es ejercida también contra líderes sociales. La Defensoría del Pueblo de Colombia publicó que del 1 de enero de 2016 al 22 de agosto de 2018 asesinaron a 343 líderes sociales y defensores de derechos humanos en todo el país.

Por ese motivo, los representantes de las federaciones sindicales internacionales en América Latina le enviaron una carta al presidente Duque donde le expresaron su preocupación por el aumento de la violencia y las amenazas contra lideres tanto sindicales como sociales.

En la carta denuncian que si bien hace casi 2 años que el país lleva a cabo un Proceso de Paz, el mismo no generó estabilidad a nivel nacional, ni en materia económica ni en relación a los derechos humanos y la justicia social.

“Es evidente que si una nación no puede defender la vida de sus ciudadanos, cuando ellos justamente están luchando por los derechos humanos, es imposible generar condiciones de justicia social” expresaron.

Por ese motivo, le pidieron mayores mecanismos de seguridad, que otorguen protección a los ciudadanos de Colombia. A su vez, consideraron necesario que revise los procedimientos judiciales para terminar con la impunidad de los crímenes.

Con este pedido, la federaciones se unen también a la solicitud de las Naciones Unidas en Colombia, quien recientemente condenó los asesinatos de todos los defensores de los derechos humanos y los líderes sociales. Instó al Estado colombiano a reforzar las medidas de prevención, protección e investigación para garantizar el derecho a la vida y la integridad de las y los colombianos en todos los rincones del país.

Finalmente, las organizaciones sindicales reforzaron su compromiso a entablar un diálogo honesto, permanente y constructivo con el Gobierno. Buscan establecer un programa que fomente el empleo decente, implemente mecanismos de inspección para terminar con el empleo informal y se establezcan las bases para promover la negociación colectiva por rama de actividad.