Los Mineros cumplen 10 años en huelga contra Grupo México

01.08.2017

Diez años atrás estallaron tres huelgas legales en reclamo de seguridad y salud en las minas de Grupo México. Al día de hoy la lucha continúa contra una empresa incapaz de reconocer las tragedias causadas por su negligencia

La extensa duración de las huelgas de Cananea de Sonora, Taxco de Guerrero y Sombrerete de Zacatecas comprueba la resistencia y la perseverancia del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (Los Mineros, afiliado a IndustriALL Global Union) en la defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras.

El 30 de julio de 2007 emprendieron las acciones de lucha en tres minas concesionadas a Grupo México tras los reiterados incidentes en materia de salud y seguridad laboral.  Uno de los episodios más drásticos fue el homicidio industrial ocurrido en Pasta de Conchos el 19 de febrero de 2006, que le causó la muerte a 65 trabajadores y otros 29 resultaron heridos. 

Ni la compañía ni el Gobierno desarrollaron una investigación en profundidad para conocer las verdaderas causas, responsabilizar a los culpables, rescatar los cuerpos e indemnizar de forma justa a las familias de las víctimas.

Además, el dueño de Grupo México, German Larrea, se negó a corregir las condiciones de inseguridad que prevalecían en la mina y a cumplir las supervisiones de la Secretaría del Trabajo. Como era de esperarse, nuevos accidentes ocurrieron. Uno de los más recientes fue el 6 de agosto de 2014 cuando hubo un derrame de tóxicos en el río Sonora que dañó al medioambiente y afectó gravemente la salud de las comunidades locales.

Quienes participan en las huelgas, también protestan contra la negativa de la empresa a reconocer la representación sindical y las reiteradas violaciones a los tres contratos colectivos. Además, los trabajadores denuncian ataques antisindicales por parte de Grupo México que son respaldados por el gobierno.

Por ejemplo, en Sombrerete la firma intentó someter al arbitraje la imputabilidad de la huelga e incluso demandó en varias ocasiones la titularidad del contrato colectivo sin éxito.

En tanto, en la huelga de Taxco la empresa buscó terminar las relaciones de trabajo colectivas durante la huelga en dos oportunidades y fracasó en ambas. Lo mismo hizo en Cananea, donde en plena huelga demandó la terminación de las relaciones de trabajo por causas de “fuerza mayor”.

En ninguno de los tres casos la empresa buscó resolver las huelgas por vía conciliatoria. Sin embargo, Los Mineros continúan dispuestos a negociar para alcanzar una solución que ponga fin a las huelgas:

“Una vez más, a diez años de estos conflictos, denunciamos a la empresa carente de principios y valores, y le exigimos que cumpla con nuestras demandas y que busque la solución mediante una mesa de diálogo”

pidió el sindicato en un comunicado oficial.

El también afiliado a IndustriALL en Estados Unidos, United Steelworkers (USW) manifestó su completo apoyo a Los Mineros y expresó:

“El USW acompaña a sus hermanas y hermanos mexicanos desde la última década, y trabaja en conjunto para construir la solidaridad transfronteriza en defensa de los derechos de los trabajadores y en apoyo de las comunidades locales. Continuaremos otorgando esta solidaridad hasta que gane la justicia”

Finalmente, el director de IndustriALL, Fernando Lopes, dijo al respecto:

“Después de 10 años las huelgas siguen fuertes y los trabajadores unidos en torno a su sindicato, IndustriALL apoya las luchas de Los Mineros y demanda al gobierno acciones concretas para solucionar los conflictos”