Jump to main content
IndustriALL logotype

Los proveedores de multinacionales objetivo de los trabajadores metalúrgicos filipinos

9 March, 2015Los sindicatos metalúrgicos de Filipinas se han fijado como objetivo los proveedores de empresas multinacionales que violan los derechos de los trabajadores en el país.

El 3 de marzo, el afiliado a la IndustriALL Global Union, la Alianza de Trabajadores Metalúrgicos de Filipinas (PMA) puso en marcha una campaña para atacar a los proveedores sin escrúpulos. La PMA actuará en asociación con la Alianza de los Obreros y la Juventud (ALAY), movimiento dirigido por los estudiantes para luchar por los derechos de los trabajadores en Katolec Filipinas, Moriroku, Sohbi Kohgei y Young Shin Tronics.

Tres de los proveedores - Katolec Filipinas, Moriroku y Sohbi Kohgei – se encuentran en zonas económicas especiales conocidas por sus malas políticas antisindicales.

Con la campaña se trata de poner de manifiesto el desenfrenado hostigamiento y las violaciones de las leyes laborales por las empresas.

Los  líderes sindicales destacaron en sus testimonies la cultura de impunidad en la continua violación de los derechos de los trabajadores. “Es como si estas empresas estuvieran protegidas por un manto especial para ignorar incluso las decisiones de la magistratura del trabajo” dijo un representante de la PMA.

“Katolec Filipinas se niega a reconocer a nuestro sindicato y a negociar colectivamente mejores términos y condiciones, a pesar de nuestra convincente victoria  en la segunda ronda de elecciones para la certificación. En lugar de eso, la empresa me ha despedido por dirigir el sindicato,” dijo el presidente del Sindicato de Katolec Filipinas (KAPLU), Fermin Galicia.

Con lágrimas en los ojos, una miembro de la junta femenina del KAPLU resaltó que lo que quieren todos los trabajadores es tener un salario más alto y mejores condiciones de trabajo. “Llevo en la compañía 12 años y en todo ese tiempo he recibido un salario muy bajo, con el que no se puede llevar una vida decente”, se lamentó.

En Moriroku, en Filipinas, el acoso y la intimidación de los trabajadores comenzaron nada más formarse el sindicato, y se centraron particularmente en los dirigentes sindicales. “Que nosotros sepamos, no hemos cometido ninguna infracción ni acto ilegal, simplemente hemos querido ejercer nuestro derecho a formar un sindicato”, dijo el presidente del Sindicato de Trabajadores de Moriroku Filipinas, Joseph Aplicador. Pero la dirección ha hecho oídos sordos de esta afirmación, pues el presidente y el vicepresidente del sindicato han sido despedidos.

“Young Shin Tronics, proveedor de Samsung, no lo entiende así. Lo que desean todos los trabajadores es tener un sindicato que represente sus intereses”, dijo Aplicador. “Los trabajadores de la empresa empiezan a comprender que es difícil luchar individualmente, para reivindicar sus derechos y tener mejores prestaciones, por lo que han decidido actuar colectivamente”, agregó.