Los sindicatos del sector farmacéutico intensifican la solidaridad internacional

12.05.2017

Unos 120 líderes sindicales en representación de los trabajadores de la industria farmacéutica de 17 países debatieron lo desafíos actuales y futuros de los trabajadores en la industria.

Los delegados sindicales se unieron a la cuarta reunión de la red sindical mundial de la industria farmacéutica los días 6 y 7 de abril de 2017 en Tokio, por invitación de la Federación de Afiliados Japoneses a la IndustriALL en los Sectores de la Química y la Energía (IndustriALL-JAF).

La reunión acogió con satisfacción las intervenciones de la Oficina de Política Sanitaria - División de Asuntos Económicos del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar de Japón, y de la Asociación de Fabricantes Farmacéuticos de Japón, sobre la evolución actual en la industria y las relaciones laborales en el país.

Los participantes analizaron la industria farmacéutica mundial, que actualmente es volátil, pero que se espera siga creciendo en 2017.

El gasto en salud aumenta, lo mismo que la necesidad de medicamentos. A medida que crece la clase media en los países en desarrollo y envejece la población mundial, la industria muestra un enorme potencial. Entretanto, debido a los elevados precios de muchos medicamentos, hay una creciente demanda de productos genéricos.

Las políticas de sindicación y de negociación fueron dos de los principales temas discutidos en la reunión.

Los participantes japonesas destacaron los desafíos actuales, como la presión sobre el gasto en medicamentos, la reducción de personal y la disminución del empleo. Señalaron la necesidad de coordinar las políticas, de sensibilizar a los miembros, de crear unidad y de organizar a los trabajadores en las plantas no sindicadas, con objetivos concretos en su estrategia sindical.

Se informó de que en Brasil la densidad sindical es el 25 por ciento aproximadamente, una de las más altas, por lo que hay un buen diálogo social entre los sindicatos y los empleadores. Los participantes brasileños informaron del logro, mediante la negociación colectiva, de una semana laboral de 40 horas, un permiso de maternidad de 180 días, disposiciones especiales para el acceso a las medicinas y oportunidades para que los representantes sindicales accedan a los lugares de trabajo.

Como parte del programa de política industrial sostenible de la IndustriALL, se debatieron la innovación y los efectos de la digitalización y la Industria 4.0. La reunión tomó nota de la transformación digital en el sector, en particular con un cambio hacia la gestión  de existencias global y el desbloqueo de la inteligencia artificial, los grandes volúmenes de datos y las tecnologías de nube.

Los participantes evaluaron los efectos sobre el empleo, pues la industria cambia con nuevos métodos de utilización de los historiales clínicos, la creación de diferente redes de negocios y una nueva fase en la aplicación de las TIC.

La experiencia sueca mostró que la automatización no significa la desaparición de empleos. Las consecuencias de la digitalización para la mano de obra parecen consistir en la extensión de tareas, horarios comprimidos, trabajo ajustado y mayor autonomía, en tanto que se requiere un considerable desarrollo de calificaciones.

En Francia, la digitalización aporta riqueza e ilusión. Se espera que la aceleración de los ciclos de investigación traiga consigo una nueva era de investigación y desarrollo, que es un importante segmento de la industria farmacéutica. La medicina personalizada y las terapias centradas, y sus potenciales efectos sobre el empleo, figurarán en el programa de los sindicatos en el próximo período.

En la reunión se discutieron la represión y la presión sobre los sindicatos en Corea del Sur, Turquía y Brasil, y los participantes expresaron su apoyo y su solidaridad a las luchas en curso.

La subcontratación y el trabajo por agencia se consideraron un importante problema, sobre todo en países como Indonesia, Bangladesh y Pakistán, donde, según se informó, el 90% de los trabajadores son precarios. Los participantes resaltaron la importancia del acceso a las medicinas y las responsabilidades de los sindicatos.

Se exploraron las redes de empresa a nivel mundial y regional, y se analizaron en detalle los ejemplos de Sanofi y Takeda. Los participantes de Francia, Japón y Brasil compartieron sus experiencias de redes sindicales, con un intercambio de información y experiencias y solidaridad en momentos difíciles en diversos países.

La reunión aplaudió la determinación de crear una red sindical mundial para Sanofi, tras la positiva experiencia de las redes regionales en Asia y el Pacífico y América Latina. Está previsto que la primera reunión de la red mundial de Sanofi se celebre en diciembre de 2017.

“El compromiso, la determinación y la energía de nuestra red sindical mundial en el sector farmacéutico ha comenzado a dar resultados para la solidaridad global en este sector,”

dijo Kemal Özkan, secretario general adjunto de la IndustriALL Global Union.

“En vista de las dificultades particulares en el sector, seguiremos empeñados en crear fuerza sindical en el sector farmacéutico mundial con una mayor organización de trabajadores.”