Jump to main content
IndustriALL logotype

Los sindicatos mundiales exigen el fin de las violaciones de los derechos de los trabajadores en Belarús

19 April, 2018Catorce años después de aprobarse las recomendaciones de la Comisión de Encuesta de la OIT en Belarús, los sindicatos siguen sufriendo la injerencia en sus asuntos internos.

La IndustriALL Global Union y la Confederación Sindical Internacional (CSI) organizaron una misión conjunta a Belarús para expresar su solidaridad con los afiliados y reunirse con representantes gubernamentales. La misión se reunió con representantes de los Ministerios de Trabajo y Relaciones Exteriores el 18 de abril, y expuso su preocupación por los ataques a los sindicatos independientes y la presión que se ejerce sobre los activistas sindicales en Belarús.

En Agosto de 2017 varios líderes sindicales fueron detenidos y se realizaron registros en las oficinas del Sindicato Independiente de Mineros, Trabajadores de la Química, Refinerías de Petróleo, Energía, Transporte, Construcción y otros (BITU) y la Unión de Trabajadores de la Radio y la Industria Electrónica (REP). Ambas organizaciones son miembros de la IndustriALL Global Union, la Confederación Sindical Internacional y el Consejo Regional Paneuropeo (PERC) a través del Congreso Belaruso de Sindicatos Democráticos.

Ihar Komlik, presidente de la REP en la ciudad de Minsk y jefe de contabilidad de la REP fue liberado el 1 de octubre, tras pasar dos meses en prisión. Las autoridades continúan una investigación penal contra los líderes de la REP Komlik y Gennady Fedynitch por supuesta evasión de impuestos a gran escala por la ayuda recibida de donantes como parte de la cooperación sindical. Ambos dirigentes pueden ser condenados hasta siete años de prisión y la confiscación de su propiedad privada.

Los miembros de la REP siguen amenazados continuamente. Al menos 550 han sido citados para ser interrogados por el Comité de Investigación de Belarús. En particular, fueron interrogados sobre todo por sus actividades sindicales, más bien que por cuestiones financieras del sindicato. Los ordenadores y otros equipos y los documentos confiscados de las oficinas sindicales en agosto no se han devuelto.

Los sindicalistas de la REP que regresan del extranjero son detenidos y registrados por los agentes fronterizos belarusos por supuesto contrabando de mercancías ilegales.

Las autoridades belarusas están socavando la labor de los sindicatos independientes como reacción a la exitosa resistencia a un nuevo decreto que penaliza a las personas desempleadas y les obliga a pagar tarifas más altas por los servicios subvencionados por el Estado. La primera versión de este decreto fue abolida por las protestas masivas con una fuerte intervención de los sindicatos independientes.

Kemal Özkan, secretario general adjunto de la IndustriALL, comenta:

“Hemos expresado nuestras preocupaciones por la situación actual de los sindicatos y de los derechos de los trabajadores en Belarús y hemos ofrecido nuestra colaboración y asistencia para corregir la situación actual.

Preguntamos al Gobierno belaruso si este paso será realmente el comienzo de un largo viaje para mejorar.

Sin embargo, a falta de una respuesta satisfactoria, Belarús no será un miembro decente de la comunidad internacional. El tiempo se agota y la próxima reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, en la que se podría considerar el caso de Belarús, se celebrará en junio.”

En conjunción con la misión, sindicatos de Bélgica, Georgia, Kirguistán, Ucrania y Suiza protestaron ante las embajadas de Belarús. Una delegación sindical se reunió con el embajador en Ginebra, que expresó su deseo de avanzar hacia un sistema tripartito con diálogo social.

La delegación sindical afirmó que una condición previa para el diálogo es que se libere a los sindicalistas del temor a ser perseguidos por sus actividades sindicales. En Bruselas, el subjefe de la misión dijo que Belarús está tratando de mejorar las relaciones laborales.

En las protestas sindicales se exige:

  • Poner fin a la persecución de los sindicatos independiente en Belarús;
  • El cumplimiento de las obligaciones internacionales contraídas por Belarús, en particular el respeto del Convenio núm. 87 de la OIT sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación, de conformidad con las recomendaciones de la Comisión de Encuesta;
  • El cese de los interrogatorios masivos de los miembros de la base de la REP y otros sindicalistas independientes, y la suspensión de la investigación penal de los líderes sindicales Fedynich y Komlik.

También se entregaron en muchos otros países cartas con demandas similares.

Documentos