Más de mil trabajadores de la confección perecieron en el derrumbe del complejo de la fábrica Rana Plaza en Bangladesh el 24 de abril de 2013.

Los sindicatos mundiales instan a más marcas a firmar el nuevo Acuerdo de Bangladesh

09.10.2017

Los sindicatos mundiales IndustriALL y UNI piden a  las marcas de moda que firmen el segundo Acuerdo sobre seguridad contra incendios y de los edificios en Blangladesh. La extensión del Acuerdo de Bangladesh es actualmente la única manera creíble de garantizar la identificación y corrección de los riesgos para la vida en las fábricas de ropa.

Hasta ahora, cerca de 50 marcas que se proveen de 1.173 fábricas de prendas de vestir se han comprometido a firmar el Acuerdo de 2018 con la IndustriALL y la UNI. El Acuerdo de 2018 extiende el compromiso legalmente vinculante para la seguridad de las fábricas en Bangladesh tres años más.

La IndustriALL y la UNI pidieron a las marcas que firmaran el Acuerdo de 2018 para el 7 de octubre, Día Mundial del Trabajo Decente, pero muchas no lo han hecho, lo que muestra su falta de compromiso para mantener el rumbo con el fin de evitar otra tragedia como la del Rana Plaza.

La lista completa de las 46 marcas firmantes del Acuerdo de 2018 puede encontrarse aquí, y una lista de las marcas que NO han firmado el Acuerdo de 2018, aquí.

Jenny Holdcroft, secretaria general adjunta de la IndustriALL Gobal Union, dijo:

"El Acuerdo ha sido un éxito para mejorar la seguridad en 1.800 fábricas de ropa, pero hasta que no haya un sistema fiable de regulación en Bangladesh no podemos estar seguros de que no resulte inútil toda la gran labor realizada en los últimos cuatro años.”

El primer Acuerdo de Bangladesh, que expira el próximo mes de mayo, se puso en marcha a raíz del derrumbe del Rana Plaza en abril del 2013, en el que murieron 1.134 trabajadores y 2.500 más resultaron heridos.

El Acuerdo de 2018 se basa en los logros del primero. Añade nuevas protecciones y garantiza la inspección y renovación de muchas más fábricas, pues las marcas firmantes incorporan a los proveedores.
 

La vicesecretaria general de la UNI, Christy Hoffman, dijo:

"Sería irresponsable abandonar los progresos obtenidos con el Acuerdo. Como lo muestran dos trágicos incidentes acaecidos en los últimos meses, hay que continuar la labor del Acuerdo, y ampliar su alcance. Al acercarse la temporada de fiestas, es el mensaje que a nuestro juicio deben transmitir los clientes a las marcas.”

El primer Acuerdo cubre las instalaciones de confección de prendas de vestir, en tanto que el segundo permite incluir a los proveedores que producen textiles para el hogar, hilados, telas y otros productos conexos. Un incendio en una fábrica de textiles en el que murieron seis personas el mes pasado prueba por qué es importante esta disposición. Tras la explosión de una caldera en una fábrica de confección en julio, en la que 10 personas resultaron muertas y 50 heridas, se iniciaron conversaciones para ampliar el alcance del Acuerdo e incluir la seguridad de las calderas.

Actualmente, el Acuerdo de 2013 abarca a 2,5 millones de trabajadores de fábricas de confección, y ha permitido inspeccionar la seguridad contra incendios y de los edificios en 1.800 instalaciones que suministran a más de 200 marcas firmantes. Ingenieros del Acuerdo han detectado más de 118.500 casos de incendios, riesgos eléctricos y estructurales en esas fábricas.

Cerca del 80 por ciento de los peligros en el lugar de trabajo descubiertos en la ronda inicial de inspecciones del Acuerdo se han suprimido, y 500 fábricas del Acuerdo han efectuado el 90 por ciento de las correcciones necesarias.

FIN

Para más información se ruega contactar a: Leonie Guguen, Oficial de Comunicaciones, IndustriALL Global Union. Email: [email protected] Tel: +41 79 137 5436.