Miembros sindicales manifestándose en Basilea

Miembros sindicales manifestándose en Basilea

Miembros sindicales manifestándose en Basilea

Los sindicatos protestan contra el plan de Novartis de suprimir 2.550 empleos

03.12.2018

La multinacional farmacéutica suiza Novartis planea recortar 2.550 empleos en Suiza y el Reino Unido.

Novartis piensa reducir 2.150 empleos de una plantilla suiza total de 13.000 en las instalaciones de producción en Basilea, Stein, Locarno y Schweizerhalle, y 400 en Grimsby (Inglaterra). Los puestos suprimidos en Suiza se estiman en 1.500, y otros 700 se trasladarán a Irlanda, India, Malasia, México y la República Checa.

Manifestándose en Basilea el 24 de noviembre con el eslogan de Mensch vor Marge - La persona antes que los beneficios - los afiliados a la IndustriALL Global Union Unia y Syna expresaron su indignación por el hecho de que la empresa, sumamente rentable, trate a sus leales trabajadores con tal falta de respeto.

“Es ridículo y absurdo que más de 2.000 empleados  sean arrojados a la calle en tal situación financiera", dijo Unia en un comunicado.

Unia no fue informada previamente de los recortes de empleo, lo cual es una violación del convenio colectivo.

Los ingresos de la empresa amentaron un 15 por ciento, hasta 7.700 millones $ EE.UU. el pasado año. El objetivo de la empresa, tan rentable, es incrementar el margen de beneficios al 35 por ciento. Novartis afirma que está pasando de un elevado volumen a una producción más especializada, y que sus fábricas no están funcionando a plena capacidad. El valor de la acción subió tras el anuncio.

En la manifestación participaron unas 800 personas. La IndustriALL envió un mensaje de solidaridad.

El director del sector farmacéutico en la IndustriALL, Tom Grinter, dijo:

"Novartis se ha convertido en la rentable y exitosa empresa que es actualmente gracias al duro trabajo y al compromiso de sus empleados. Abandonarlos ahora, simplemente para mejorar los márgenes de beneficios, es un error. Seguiremos apoyando firmemente a los trabajadores de Novartis."

Novartis emplea a 124.000 trabajadores en todo el mundo, pero se espera que esta cifra disminuya considerablemente con la última serie de recortes de puestos y la cesión de su unidad de atención oftalmológica Alcon.

Unia se reunió con una delegación de parlamentarios griegos que están investigando casos de soborno y corrupción por Novartis. Se estima que el sobrecoste de Novartis ha supuesto al servicio de atención de salud griego unos 3.000 millones €, en momentos en que el país atraviesa una severa crisis financiera y de salud, dejando a muchos griegos sin acceso a unos medicamentos asequibles. Durante una investigación parlamentaria el año pasado, el ministro de Justicia griego, Stavros Kontonis, dijo que Novartis probablemente haya sobornado a miles de médicos.

Desde el año 2000, Novartis ha pagado más de mil millones de dólares de multas en Estados Unidos, China y Corea del Sur para resolver casos de corrupción.