La planta de Mercedes-Benz en Untertürkheim, foto de Google Maps

Los trabajadores de Daimler en Alemania luchan por sus futuros empleos

29.06.2017

El Comité de Empresa del principal centro de suministro de Mercedes-Benz en Untertürkheim no permitirá las horas extraordinarias a partir del 1 de julio de 2017.

Esta decisión se tomó después de difíciles negociaciones con la dirección de la empresa sobre la movilidad eléctrica y el futuro del centro de Untertürkheim, y provocó interrupciones en las próximas entregas de los automóviles de Clase S y Clase E de Mercedez-Benz producidos en Sindelfingen.

Hasta ahora, la dirección de la planta insiste en que la fábrica de baterías planificada no debe ser una subdivisión del centro de Untertürkheim, sino que debe estar situada en Deutsche Accumotive GmbH. Accumotive GmbH es una compañía filial de Daimler AG, radicada en Kamenz (Sajonia). Esto representa una seria amenaza par los 19.000 trabajadores aproximadamente del centro de Untertürkheim que fabrican en la actualidad motores de combustión, transmisiones y ejes para automóviles Mercedez-Benz.

La empresa fabrica ya baterías a gran escala, y los trabajadores temen que la planta pierda pedidos en el futuro, porque Daimler está aumentando el gasto en coches eléctricos que necesitan motores con menos piezas y requieren un menor número de trabajadores en la cadena de montaje.

En todas las plantas de Mercedes-Benz, la cuestión de la ubicación de los lugares de producción de componentes esenciales reviste gran importancia para el futuro de la movilidad eléctrica. Los representantes del Comité de Empresa afirman que la principal garantía para integrar los futuros vehículos eléctricos en las plantas existentes es un requisito previo para la fabricación en las plantas de Sindelfingen, Bremen y Rastatt de la empresa. El centro de Untertürkheim carece de esa garantía, a pesar de que sus trabajadores resultarán gravemente afectados por los próximos cambios.

Al mismo tiempo, la dirección de la empresa, entre otras cosas, desea deducir tres días de calificación de la cuenta de tiempo para todos los empleados anualmente. Los tres días corresponden a un valor equivalente a 650 euros por empleado y año en función de los ingresos individuales; esto ha sido muy criticado por el Comité de Empresa.

Hasta el momento, la dirección se resiste, alegando que las inversiones requeridas para mantener la producción de baterías en la planta son demasiado altas. Esto se debe a varios factores, entre ellos la ubicación actual del centro de Untertürkheim. En el estado de Baden-Wuerttemberg las tarifas del metal son más elevadas que en Sajonia, donde la empresa tiene ya una fábrica de baterías en el distrito de Kamenz.

Anteriormente, durante las negociaciones para la introducción de la movilidad eléctrica a comienzos de año, la dirección de la planta también anunció la producción de un eATS trasero (sistema de accionamiento eléctrico). Sin embargo, posteriormente los representantes de la empresa dijeron que esta propuesta ya no forma parte de la oferta.

Wolfgang Nieke, presidente del Comité de Empresa en Mercedes-Benz Untertürkheim comenta:

"Nuestro futuro aquí, en el valle de Neckar, está estrechamente vinculado con el futuro del sistema de propulsión; por eso es tan importante determinar la vía a seguir para mañana; los trabajadores y el Comité de Empresa esperan que la compañía produzca tantas dimensiones como sea posible de componentes de accionamiento eléctrico.”