Jump to main content
IndustriALL logotype

Los trabajadores de Kirguistán quedan sin protección legal

Read this article in:

8 March, 2019Los afiliados a la IndustriALL en Kirguistán piden al Gobierno que restablezca la responsabilidad administrativa y penal por las violaciones del Código de Trabajo del país. Una reforma legislativa aprobada el 1 de enero de este año ha dado lugar al deterioro de la legislación laboral y priva a los trabajadores de protección social.

El Gobierno de Kirguistán trató primero de modificar el Código de Trabajo en 2015, tentativa contra la que hubo protestas sindicales apoyadas por la IndustriALL.

La nueva versión del Código Penal de Kirguistán ya no contiene artículos sobre la responsabilidad penal por violar la legislación laboral ni normas sobre la protección de los trabajadores.

Ya no es delito:

  • emplear personal sin  firmar un contrato
  • que un empleador se niegue a participar en la negociación colectiva
  • despedir ilegalmente a trabajadores miembros de órganos representativos de los empleados por elección

El 5 de marzo, el ministro de Justicia se reunió con un grupo de trabajo en el que había miembros de la Federación de Sindicatos de Kirguistán.

Eldar Tadzhibaev, presidente del Sindicato de Minería y Metalurgia de Kirguistán, dijo:

“Mostramos a los representantes de los órganos del Estado que en la nueva legislación no figura la responsabilidad por violaciones del Código de Trabajo. Y propusimos medidas para paliar estas carencias."

Además, desde el nuevo año hay una moratoria sobre las inspecciones del trabajo. En los dos próximos años, las inspecciones de trabajo sólo se realizarán en casos de emergencia en que estén amenazadas la vida y la salud de los trabajadores.  Las inspecciones programadas se han eliminado.

Almabubu Zharkynbaeva, presidente  del Comité Nacional del Sindicato de los sectores textil, alumbrado, papel y conexos de la economía, la industria y el ámbito de los servicios de la República Kirguisa, dijo:

“Los sindicatos pueden organizar inspecciones en las empresas con presencia sindical, que es el caso únicamente del 30 por ciento de ellas. A los inspectores del trabajo hay que permitirles organizar inspecciones programadas de nuevo."

Vadim Borisov, secretario regional de la IndustriALL, dijo:

“Las nuevas disposiciones socavan las bases del sistema de relaciones de trabajo existente y violan los Convenios de la OIT sobre la libertad sindical y el derecho de sindicación, así como otras normas internacionales del trabajo fundamentales. La IndustriALL mantiene la solidaridad con sus afiliados y les ofrece su apoyo."