Los trabajadores del sector textil siguen sin trabajo y sin sueldo en Madagascar

22.12.2017

263 trabajadores de la CLASSIC KNITWEAR en Antananarivo (Madagascar) están luchando contra el paro técnico arbitrario, que es una especie de permiso no remunerado de tres meses impuesto a los trabajadores por la empresa, período en que un trabajador no puede cambiar de empleador.

Tan sólo 15 antes de comenzar la pausa de Navidades y Año Nuevo, los trabajadores de la empresa malgache CLASSIC KNITWEAR, representados por el afiliado a la IndustriALL Global Union Syndicalisme et Vie des Sociétés (SVS), recibieron la notificación de paro técnico. La empresa aduce el reducido número de pedidos como razón de su decisión.

El 11 de diciembre de 2017 se anunció a los trabajadores un permiso de 30 días, seguido del paro técnico, del 8 de enero al 5 de marzo de 2018.

Según el sindicato, la inspección nacional del trabajo aprobó la decisión de la empresa sin investigar debidamente las causas de la situación. Por lo tanto, los trabajadores que no han tenido un día de vacación se encontrarán en un estatus no confirmado de al menos 30 días, y después se hallarán en un especie de situación de “contrato cero” durante otros dos meses al menos, privados de su fuente de ingresos y sin poder siquiera buscar un nuevo trabajo.

En cuanto a la situación del 9 de diciembre de 2017, la empresa todavía se niega a pagar todo tipo de vacación o desempleo. Los trabajadores han tratado en vano de resolver el problema a través de la conciliación laboral en dos ocasiones, siendo la más reciente la reunión de 21 de diciembre.

El mismo día, los trabajadores se declararon en huelga indefinida. El sindicato SVS pide que los representantes del Gobierno, a saber, la inspección del trabajo y el ministro de Trabajo, intervengan y resuelvan el problema.

Las demandas de los trabajadores son:

  • seguir en permiso técnico con el pago de la parte pendiente de su sueldo, incluidos la asignación de vacaciones y el pago mensual de seguridad no reembolsable equivalente a 200.000 MGF (62 $ EE.UU.), y la garantía de volver al trabajo el 5 de marzo de 2018; o
  • poner fin al contrato con todos los pagos, con inclusión del sueldo adeudado, la compensación de todas las vacaciones no disfrutadas, un aviso y una indemnización de despido de 10 días por año de antigüedad.