Jump to main content
IndustriALL logotype

¡Luche por sus derechos!

16 junio, 2020Durante ocho años, Hyundai ha intentado despedir a un sindicalista alemán. El 19 de junio, un tribunal alemán en materia laboral se pronunciará en segunda instancia sobre el caso Marten Verschoore vs. Hyundai.

Marten Verschoore es un sindicalista comprometido y miembro del comité de empresa, y esta es otra de las medidas de Hyundai para deshacerse del diseñador, contratado en el Centro Técnico de Hyundai Motor Europa (HMETC),  de Alemania, en marzo de 2003. El proceso judicial es la segunda controversia que Marten ha tenido que entablar contra la empresa fabricante de automóviles coreana para enfrentar falsas acusaciones de parte de esta con el objetivo de despedirlo.

Las acciones de Hyundai no se limitan al caso aislado de Marten Verschoore, el problema radica también en el desdén por el sindicato alemán IG Metall, que representa a la gran mayoría de los trabajadores de la industria automotriz alemana. En contraposición, Hyundai ha promovido un sindicato amarillo, AUB, creado con el apoyo de la gerencia de Siemens, para evitar cualquier diálogo y confrontación.

El HMETC se estableció en Alemania en 2003 con dos objetivos comerciales principales: mejorar la percepción de los productos Hyundai y Kia, y dar a los clientes la impresión de que los automóviles han sido diseñados y desarrollados en Europa y de que están basados en los altos estándares correspondientes.

Según Georg Leutert, director del sector automotriz de IndustriALL, la estrategia ha sido exitosa.

“Muy pocas empresas de automóviles han crecido más que Hyundai/Kia en los últimos 15 años, particularmente en Europa y en Estados Unidos. ¿Es demasiado pedir que Hyundai acepte otras característica europeas, como la existencia de sindicatos legítimos en el lugar de trabajo?”.

“En lugar de vincularse con un sindicato amarillo, tratar de despedir a un miembro del sindicato e intimidar a la fuerza laboral, Hyundai debería tener un diálogo constructivo con los miembros de su comité de empresa y sentarse a discutir las denuncias de condiciones de trabajo inseguras y horas de trabajo excesivas”.

Hyundai propicia un enfoque antidemocrático y antisindical y aplica una política que evita estrictamente cualquier tipo de asociación o diálogo igualitario:

  • La sindicalización de la fuerza laboral en Corea significó una lucha intensa y únicamente mediante acciones industriales, incluidas huelgas masivas, ha sido posible alcanzar los estándares actuales de condiciones de trabajo y salarios dignos.
  • Solo cinco de cada diez de todas las empresas de Hyundai y Kia fuera de Corea y China cuentan con sindicatos.
  • En respuesta a su insatisfacción con la organización sindical de trabajadores en su empresa en India, Hyundai ayudó a establecer un segundo sindicato, que originalmente estaba cerca de la gerencia.
  • En algunos casos, como en EE. UU., la gerencia anuncia abiertamente que no quieren un sindicato y, al contratar nuevos trabajadores, evitan a los que tengan antecedentes sindicales.

Valter Sanches, secretario general de IndustriALL, declaró:

“Si bien muchas empresas aumentan sus esfuerzos para cumplir con las normas laborales fundamentales de la OIT, el Grupo Hyundai muestra una falta total de respeto por sus trabajadores”.

“IndustriALL Global Union respalda a Marten Verschoore e insta a Hyundai a que deje de acosar de inmediato a los miembros del sindicato y entable un diálogo social genuino”.

Bajo el liderazgo de IndustriALL y el Sindicato Coreano de Trabajadores de la Metalurgia, la Red Sindical Global Hyundai-Kia continuará con la coordinación de actividades sindicales en las operaciones de Hyundai/Kia en todo el mundo. Esta red seguirá intentando entablar un diálogo constructivo con la empresa respecto a un acuerdo marco global para garantizar que el Grupo Hyundai cumpla con las normas laborales fundamentales de la OIT en todo el mundo.