Metalúrgicos brasileños de Mitsubishi en huelga por un salario decente

18.10.2017

Los trabajadores de la planta de Mitsubishi de Catalão (al centro-oeste de Brasil) desarrollan una huelga indefinida desde hace tres días en reclamo de un salario decente y otros beneficios

El Sindicato de metalúrgicos de Catalão (-Simecat-, el cual pertenece a la Confederación Nacional de los Trabajadores Metalúrgicos -CNTM/FS-, a su vez afiliada a IndustriALL Global Union) rechazó el 17 de octubre la última propuesta de la compañía de origen japonés por considerar que no es digna y acordó realizar una nueva asamblea el 23 de octubre.

El gremio desarrolla negociaciones con la automotriz desde marzo para alcanzar un acuerdo respecto a la Participación en los Beneficios y Resultados (PLR) y desde agosto negocia –sin éxito- el convenio colectivo de trabajo.

Las reivindicaciones de los trabajadores incluyen una PLR de R $ 7 mil reales, un reajuste salarial con ganancia real para las mujeres, y otros beneficios como cestas de navidad y pagos por mérito.

Simecat considera que los reclamos económicos son justos y coherentes dado que la carga de trabajo se intensificó en los últimos meses debido al aumento de la producción de vehículos y a los despidos masivos.

La campaña salarial fue anticipada en el intento de que culmine antes de la entrada en vigor de la reforma laboral el 11 de noviembre, ya que pone en riesgo derechos y acuerdos alcanzados por los metalúrgicos.

“Con la reforma laboral la situación para la clase trabajadora será aún más complicada. Es necesario comprender que sin la actuación del movimiento sindical va a existir esclavitud, y las conquistas y derechos también dejarán de existir.

Los metalúrgicos de Catalão necesitan resistir y seguir confiando en que la unidad en la lucha trae conquistas positivas. Su lucha es también de los metalúrgicos de todo Brasil"

dijo el presidente de la CNTM/FS, Miguel Torres en la asamblea de los trabajadores de Mitsubishi.

Los Metalúrgicos de la CNTM están movilizando solidaridad en todo Brasil en las tiendas de Mitsubishi para informar sobre la huelga en Catalão y los justos reclamos de los trabajadores.  En tanto, los trabajadores de Mitsubishi desarrollan protestas en el patio de la compañía y distribuyen panfletos informativos para dar a conocer el conflicto.

La actual paralización en la producción de Mitsubishi ocurre a menos de un año de la última huelga que también reclamaba un acuerdo colectivo decente.

Por su parte, el secretario regional de IndustriALL, Marino Vani, respaldó la lucha de los trabajadores y dijo al respecto:

“Brindamos nuestro total apoyo y solidaridad a nuestra afiliada CNTM/FS y los trabajadores de Mitsubishi, y saludamos las acciones de solidaridad que desarrollan nuestros compañeros/as  afiliados en las concesionarias de ventas de Mitsubishi“