Los sindicatos metalúrgicos de las diversas centrales sindicales decidieron unirse para impedir los retrocesos a los derechos laborales

Metalúrgicos de Brasil trabajan juntos para defender sus derechos

05.10.2017

Más de 1000 trabajadores metalúrgicos de todas las centrales sindicales de Brasil desarrollaron una plenaria para frenar la implementación de las reformas de Temer. Acordaron realizar un día de acción el 10 de noviembre

La reforma laboral impulsada por el gobierno de Michel Temer en Brasil fue aprobada en julio por el Senado y entrará en vigor a mediados de noviembre. Los sindicatos metalúrgicos de las diversas centrales sindicales decidieron unirse para impedir que éste y otros retrocesos a los derechos laborales se lleven a cabo.

Bajo la consigna de “Unirse y resistir: Ningún derecho menos” el Movimiento Brasil Metalúrgico (articulado hace más de un mes a fin de unificar las luchas de las centrales contra la retirada de derechos), junto a trabajadores de otras ramas como químicos y textiles, participaron en una plenaria conjunta con el objetivo de planificar un calendario de movilización de la categoría.

Acordaron realizar el próximo Día Nacional de Protesta y paralización el 10 de noviembre, en vísperas de la fecha en que entrará en vigor la reforma laboral. Además, buscarán resistir la aplicación de la norma y los cambios aprobados por el Congreso mediante la presentación de una propuesta de enmienda popular “Proyecto de Ley de Iniciativa Popular (PLIP)” que solicita la anulación de la reforma laboral. El objetivo es recoger 8 millones de firmas para que el proyecto sea aceptado y tramite en el Congreso Nacional.

“La reforma laboral es el ataque más nefasto contra nuestra clase y tenemos que resistir, movilizando nuestras bases y unificando nuestras acciones. Donde se lucha, se impide el retroceso" 

destacó el presidente de la Confederación Nacional de los Metalúrgicos de la CUT (CNM / CUT, afiliada a IndustriALL), Paulo Cayres.

El plan de acción también buscará:

  • Promover la generación de empleos de calidad
  • Defender la industria nacional
  • Exigir el respeto al derecho a una jubilación digna
  • Luchar contra la tercerización
  • Defender las conquistas de las convenciones colectivas

"Tratan de acabar con las conquistas históricas de la clase obrera y buscan debilitar el movimiento sindical. Por eso, es fundamental que los metalúrgicos nos movilicemos para que otras categorías del sector industrial se unan a la lucha de resistencia contra el fin de los derechos.  Juntos podremos fortalecernos en las acciones del día a día contra los ataques y la precarización a las relaciones de trabajo, y en las campañas salariales”

dijo el presidente de la Confederación Nacional de los Trabajadores Metalúrgicos (CNTM/FS, afiliado a IndustriALL Global Union), Miguel Torres.

Algunas de las principales críticas de los sindicatos a la reforma laboral es que permite por acuerdo individual o colectivo pautar un horario de trabajo de 12 horas seguidas, establece que las compañías pueden tercerizar en una empresa proveedora cualquiera de sus actividades -incluso las de su actividad principal- e implementa que no será necesaria la autorización previa del sindicato o la celebración de convenio o acuerdo colectivo para realizar un pedido de despido o la rescisión del contrato.

Finalmente, el secretario regional de IndustriALL en América Latina y el Caribe, Marino Vani dijo al respecto:

“¡Ningún derecho a menos! ¡Viva la lucha unitaria de los trabajadores brasileños!”