Mina de Georgia mortal cerrada después de múltiples víctimas mortales

18.07.2018

La mina de carbón Mindeli en Tkibuli, Georgia, se ha cerrado después de que cuatro mineros murieran y otros seis resultaran heridos.

El afiliado a la IndustriALL, el Sindicato de Trabajadores de la Metalurgia, la Minería y la Industria Química de Georgia (TUMMCIWG) informa de que el 16 de julio se derrumbó el techo de un túnel en la mina Mindeli, debido aparentemente a una explosión de gas metano. Cuatro mineros murieron en el acto, como consecuencia de graves lesiones. Seis resultaron quemados y fueron traslados al hospital. El estado de dos de ellos es muy grave.

Se ha iniciado una investigación penal contra el propietario de la mina, Saknakhshiri GIG, la filial del carbón del Grupo Industrial Georgiano (GIG), de conformidad con la segunda parte del Artículo 240 del Código Penal de Georgia, lo que implica una violación de las normas de seguridad en la minería, la construcción u otros trabajos. El delito se castiga con penas de presión de hasta cinco años. La dirección de la mina fue convocada a la comisaría de policía para ser interrogada.

El primer ministro de Georgia declaró el 16 de julio un día de luto a causa de la tragedia. Todos los centros de producción de las dos minas de Tkibuli se cerraron hasta que termine la investigación. Durante el tiempo de inactividad los mineros recibirán sus sueldos.

Anteriormente, el 5 de abril, el derrumbe de rocas laterales de un túnel de la mina Mindeli ocasionó la muerte de seis mineros, y tres resultaron heridos. El TUMMCIWG ha solicitado un dictamen pericial internacional, invitando a especialistas de Ucrania. Según ellos, el accidente se debió principalmente a la mala organización del trabajo y a los sistemas de salud y seguridad.

Tamaz Dolaberidze, presidente del TUMMCIWG, dijo:

“En la declaración del primer ministro sobre la decisión del Gobierno se reiteran las demandas de los sindicatos georgianos tras la tragedia del 5 de abril. Pedimos que cesara temporalmente la explotación de las minas, y que se estudiaran los riesgos y peligros con la participación de expertos extranjeros, y que se tomaran medidas preventivas sobre los resultados.

“También pedimos que se pagaran los sueldos a los mineros durante el período de inactividad forzosa. Si el Gobierno hubiera tomado esta decisión inmediatamente, cuando los sindicatos la solicitaron, habríamos evitado el accidente del 16 de julio."

En Tkibuli no hay empleos alternativos, y los residentes locales están obligados a trabajar en las minas con grandes riesgos.

Según la Confederación de Sindicatos de Georgia, 18 personas han muerto en accidentes de trabajo en Georgia en el primer trimestre de 2018.

Kemal Özkan, secrretario general adjunto de la IndustriALL, dice:

''Lloramos a los muertos y deseamos una rápida recuperación a todos los afectados por esta terrible tragedia. Compartimos las preocupaciones de nuestro afiliado sobre los problemas de salud y seguridad y pedimos al Gobierno georgiano que adopte medidas eficaces de acuerdo con los resultados de la investigación actualmente en curso."'