Jump to main content
IndustriALL logotype

Mineras desesperadas recurren a la huelga de hambre en Ucrania

10 January, 2019En la región de Donetsk de Ucrania, tres trabajadoras de la mina de carbón Kurakhivska, de la empresa estatal minera Selydivvugillya, se declararon en huelga de hambre el 2 de enero de 2019 por los salarios atrasados.

Días más tarde, otra empleada, Larisa Malik, se unió a esas trabajadoras, Iryna Strykalova, Natalia Mednikova y Maya Lewandowska.

Según el vicepresidente de la organización local del Sindicato Independiente de Mineros de Ucrania en Selydovo y Novogrodivka, Sergii Pavlov, todos los empleados no manuales de Selydivvugillya están protestando contra el impago de los salarios. Acuden a la oficina, pero no realizan su cometido.

Los trabajadores están desesperados, pues no han cobrado los sueldos de septiembre, octubre, noviembre y diciembre, y sólo han recibido una parte del mes de junio.

De acuerdo con el presidente de la Confederación de Sindicatos Libres de Ucrania y del Sindicato Independiente de Mineros de Ucrania, afiliado a la IndustriALL, Mykhailo Volynets, los trabajadores no manuales de Selydivvugillya iniciaron su protesta el 17 de diciembre. Al no recibir ninguna respuesta, cuatro empleadas decidieron iniciar una huelga de hambre.

“La administración de la empresa, junto con los responsables del Ministerio de Energía y de la Industria del Carbón, logró pagar parte de los sueldos a las empleadas que protestaban. Por ejemplo, una de ellas, Natalia Mednikova, recibió 2.400 UAH (87 $ EE.UU.), en tanto que el sueldo mensual de esas mujeres se sitúa entre 3.000 y 3.200 UAH (109-116 $ EE.UU.)."

Algunas trabajadoras son madres solteras y, en algunos casos, todos los miembros adultos de la familia trabajan en la empresa. Por lo tanto, hay casos en que todas las familias trabajadoras pasan meses sin ningún ingreso.

Las cuatro mujeres mantuvieron la protesta incluso en vísperas de Navidad (en Ucrania la mayoría de los cristianos celebran la Navidad el 7 de enero), y pasaron la noche sobre un colchón en una habitación fría.

En la región de Donetsk el tiempo es frío, con temperaturas exteriores de hasta -6° C. Según el sindicato, la habitación donde esas mujeres llevan a cabo su protesta es fría. Una de ellas, Iryna Strykalova, se sintió mal. Los médicos dijeron que podría tener gripe, e insistieron en que pusiera fin a su huelga de hambre. Otros participantes también tienen problemas de salud. Maya Lewandowska sufre presión arterial y una angina de pecho. Ha recibido asistencia médica.

“Los atrasos salariales afectan a unos 1.600 trabajadores", explica Vladimir Babich, presidente de la organización local Selidov del Sindicato de Trabajadores de la Minería del Carbón de Ucrania, también afiliado a la IndustriALL Global Union. "La mayoría de ellos no trabajan en las minas, es decir, que son trabajadores no manuales, empleados y trabajadores de servicios. El Ministerio decidió que sus sueldos se paguen solamente con cargo a los beneficios obtenidos por la empresa, pero, a falta de inversión adecuada, el coste del carbón producido en la mina es alto, y la rentabilidad, baja. Tratamos de abordar la situación muchas veces. Se podría allanar el camino de Selidov a Kiev con las cartas enviadas ya al Ministerio de Energía."

Según la agencia de información ucrania UNN, los salarios atrasados de los mineros del carbón empleados por el Estado superarían los 196 millones UAH (6,93 millones $ EE.UU.) a comienzos de diciembre de 2018.

Las protestas anteriores por los salarios impagados tuvieron lugar en la mina G Kapustin y en la empresa estatal Myrnohradvugillia.

Alarmado por esta situación, el secretario general de la IndustriALL Global Union, Valter Sanches, dirigió una carta al presidente del país, Petro Poroshenko. En su carta, Sanches exige que el Gobierno de Ucrania atienda urgentemente las demandas legítimas de los mineros del carbón en las minas estatales sobre los salarios no pagados y las preocupaciones por la salud y la seguridad."

Documentos