Mueren trabajadores confeccionando ropa para Primark, TOPMAN, Burton, New Look, River Island

14.09.2015

Cuatro trabajadores resultaron muertos y dieciséis heridos al derrumbarse el techo de una fábrica de ropa el 5 de septiembre en Lahore (Pakistán). La fábrica operaba en un edificio mal construido y producía para Primark, TOPMAN, Burton, New Look y River Island.

Jeans Company Private Limited se registró en 2010 y producía vaqueros, camisetas y gorras para esas conocidas marcas. En la fábrica hay unos 1.150 obreros, pero como era viernes la mayoría de ellos se habían marchado para asistir a las oraciones de ese día. Sólo unos 40 trabajadores estaban allí cuando se vino abajo el techo; de lo contrario hubiera habido más víctimas.

El secretario general de la IndustriALL Global Union, Jyrki Raina, dijo:

Las fábricas de ropa siguen siendo peligrosas en Pakistán, y los progresos en Bangladesh de las empresas del ramo para mejorar la seguridad en las fábricas son demasiado lentos. Todavía hay excesiva complacencia de las empresas mundiales; ¿cuántas muertes más se necesitan para que las marcas asuman la responsabilidad de garantizar condiciones de trabajo seguras para todos los obreros que contribuyen a sus ganancias multimillonarias?

El techo de la fábrica estaba en mal estado, construido con cañas y barro. Recientemente, la dirección había almacenado en la azotea tambores de sustancias químicas, lo que podría haber ocasionado el derrumbe. Seis personas, entre ellas el director de la fábrica, fueron detenidas después del accidente.

Los afiliados a la IndustriALL en Pakistán condenan el incidente y han expuesto sus preocupaciones por los problemas de salud y seguridad en el sector de la confección. Niaz Khan, secretario general del Ittehad Labour Union for Carpet Industries, pidió que el Gobierno restablezca y active la inspección del trabajo en las fábricas y garantice la seguridad de los trabajadores. Sometido a diversas presiones, el Ministro principal de Punjab anunció una indemnización de 500.000 Rs. (4.800 $ EE.UU.) por los trabajadores fallecidos, y de 100.000 Rs. por los trabajadores heridos.

Además, los sindicatos paquistaníes también se aseguran de que las familias de los trabajadores fallecidos recibirán 400.000 Rs. 400,000 de su reclamación del seguro. Nadeem Parwaz, de la Pakistan Textile, Garments and Leather Workers' Federation, dijo que están estableciendo relaciones con las familias y los parientes de los trabajadores muertos, para poder aportarles ayuda.

Es probable que el incidente cuestione la política de seguridad industrial del país, ya que muchas fábricas operan en edificios mal construidos y en condiciones lamentables, lo que representa una gran amenaza para la vida de los trabajadores.

El tercer aniversario del peor accidente en la industria de la confección de Pakistán, en Ali Enterprises, el 11 de septiembre, se caracteriza por firmes peticiones al minorista alemán KiK para que pague una indemnización a las víctimas de los trabajadores que murieron confeccionando ropa para KiK.