Otras cuatro víctimas fatales en la industria minera de Sudáfrica

04.05.2018

Fallecieron otros cuatro trabajadores y tres se hallan atrapados bajo tierra mientras continúa la labor de rescate en la mina Masakhane Shaft de Sibanye-Stillwater en Westonaria, Johannesburgo. Este trágico incidente se produjo el 3 de mayo, tras un temblor que causó un derrumbe, dejando a 13 mineros atrapados bajo tierra. Posteriormente, se logró rescatar a seis de estos mineros, que se encuentran recuperándose de sus lesiones en el hospital.

Sibanye-Stillwater tiene pésimos antecedentes en lo que se refiere a la seguridad. En el mes de marzo recién pasado, dos trabajadores murieron en la mina Kloof, y anteriormente más de 1.000 mineros quedaron atrapados bajo tierra cuando hubo una falla eléctrica. Una vez que se restableció la energía eléctrica, los trabajadores fueron rescatados ilesos.

Este año, veintiséis mineros han muerto por accidentes en las minas de Sudáfrica. En 2017, un 30% de los accidentes fueron causados por temblores en minas de oro que se han convertido en lugares de trabajo peligrosos. Después de haberse registrado una reducción de los accidentes mineros en Sudáfrica, todo esto cambió el año pasado.

Parece que la legislación y los reglamentos no han podido impedir que siga aumentando el número de fallecimientos por accidentes en las minas. La Ley de Seguridad y Salud en la Minería, que estableció un cuerpo de inspectores para supervisar las normas de seguridad e impedir las infracciones, parece haber mejorado la seguridad durante los años antes de que comenzara esta ola más reciente de accidentes fatales.

El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros (NUM), organización afiliada a IndustriALL Global Union, afirmó que está “preocupado por la alta tasa de incidentes en las faenas mineras de la empresa Sibanye Stillwater”.

Por su parte, Glen Mpufane, Director de minería de IndustriALL, señaló:

“Las minas de Sudáfrica se están convirtiendo cada vez más en peligrosas trampas mortales para los mineros, y no se puede permitir que continúe esta situación. La salud y seguridad de los trabajadores que laboran diariamente para alimentar a sus familias es muy importante; las empresas mineras tienen la responsabilidad de garantizar que se cumplan las normas de seguridad que protegen las valiosísimas vidas de los mineros”.

Por otro lado, Gwede Mantashe, Ministro de Recursos Minerales, dice que las compañías mineras deberían prestar “mayor atención a las cuestiones de seguridad, especialmente la protección de las vidas de los trabajadores, en vez de insistir en centrar la atención en la producción”. Mantashe prometió que el gobierno de Sudáfrica va a formar un equipo de expertos para investigar la actividad sísmica.