Pakistán: inician el pago de indemnización para las víctimas del incendio en la fábrica de Ali Enterprises

22.05.2018

En septiembre de 2012, más de 250 trabajadores y trabajadoras sucumbieron y otros 50 quedaron gravemente heridos como consecuencia del incendio ocurrido en la fábrica de prendas de vestir de Ali Enterprises en Karachi, Pakistán. Recién ahora, después de casi seis años, se ha comenzado a pagar indemnización a las víctimas. Esta compensación se basa en un acuerdo alcanzado entre la marca alemana KiK, IndustriALL Global Union y la Campaña Ropa Limpia, con mediación de la OIT.

Hubo que realizarse una intensiva campaña durante cuatro años para lograr que el minorista alemán KiK pagara una compensación adecuada. KiK es la única empresa que se sabe compraba productos de Ali Enterprises. Se llegó a un acuerdo en septiembre de 2016, por el cual KiK pagó US$ 5,2 millones como indemnización a las víctimas del incendio.

La campaña conjunta estuvo encabezada por las víctimas, representadas por la Federación Sindical Nacional de Pakistán (NTUF), organización afiliada a IndustriALL, el Instituto de Educación e Investigación Laborales de Pakistán (PILER), IndustriALL, la Campaña Ropa Limpia y otros aliados, entre ellos UNI Global Union.

Ya se ha comenzado a pagar la indemnización, y se abonarán cuotas mensuales a las víctimas a través de la Sindh Employees Social Security Institution. Como compensación por el retraso en los pagos, inicialmente se pagará a las víctimas las cuotas de los últimos 20 meses en un solo monto, en tanto los pagos mensuales comenzarán en agosto de este año.

Se creó un comité para supervisar el proceso de pago de la compensación. Este comité, encabezado por el secretario sindical de Sindh, cuenta con miembros que incluyen representantes de las víctimas, de la NTUF, del PILER, de Sindh Employees Social Security Institution, de la federación de empleadores y del gobierno.

En un evento que se realizó el 19 de mayo para celebrar la distribución de los cheques a las familias de las víctimas, Saeeda Khatoon, de la asociación Ali Enterprise Factory Fire Affectees Association, que representa a las víctimas del incendio, y Nasir Mansoor de la NTUF señalaron:

Este es un momento histórico para el movimiento de los trabajadores y trabajadoras de Pakistán. El apoyo internacional de la OIT, IndustriALL y de la Campaña Ropa Limpia desempeñó un papel clave en la campaña para lograr indemnización de por vida para las víctimas.

También agregaron que Pakistán necesita una orden semejante al Acuerdo de Bangladesh, que es un acuerdo legalmente vinculante entre los sindicatos y las marcas mundiales para garantizar la seguridad de los lugares de trabajo en todas las fábricas de prendas de vestir del país.

Por su lado, Jenny Holdcroft, Secretaria General Adjunta de IndustriALL, afirmó:

Agradecemos a todos los que han participado en esta lucha colectiva. La compensación a largo plazo proporcionará algo de justicia y alivio para las familias de las víctimas y sobrevivientes. Reconocemos que KiK ha asumido la responsabilidad que le corresponde por esta tragedia, pagando compensación de acuerdo con las normas internacionales.

Ahora debemos intensificar nuestra labor para lograr mayor seguridad en el sector de la confección en Pakistán, del mismo modo como lo estamos haciendo a través del Acuerdo de Bangladesh.

Según lo acordado en Pakistán, la compensación se pagará mensualmente de por vida, del siguiente modo:

  • Los padres de cada víctima y viudas o viudos que no tengan hijos han de recibir 7.545 rupias (US$ 65)
  • Las viudas o viudos con un hijo recibirán 10.060 rupias (US$ 87), en tanto los que tengan dos hijos o más han de recibir 13.138 rupias (US$ 113)
  • Los hijos de quienes se han vuelto a casar recibirán 3.500 rupias (US$ 30) al mes