Imagen de archivo del las movilizaciones del 15/3. Créditos de la foto: Dino Santos

“Paralicemos Brasil”: La lucha de las Centrales sindicales contra las reformas de Temer

31.03.2017

Los dirigentes de las 7 centrales sindicales brasileñas decidieron de manera unánime convocar a un día de movilizaciones el 28 de abril contra las reformas de Temer y la pérdida de derechos bajo la consigna “Paralicemos Brasil”

Nunca es tarea sencilla tomar una resolución entre un grupo de sindicatos tan grandes y de diversos sectores como lo son en Brasil. Sin embargo la gravedad de la situación política, social y económica que vive el país motivó a poner sus diferencias a un costado y a unirse el 28 de abril contra las reformas de Temer que avanzan a paso seguro destruyendo las conquistas de la clase obrera.

Lo que en un momento parecía absurdo e imposible, poco a poco se fue tornando realidad y los trabajadores comenzaron a ver sus derechos amenazados. Tal es el caso del reciente proyecto de ley de subcontratación, el cual fue aprobado en la cámara de representantes el 22 de marzo y precisa únicamente la sanción del presidente Michel Temer para transformarse en ley.

El 27 de marzo los dirigentes de las diversas centrales sindicales se reunieron y publicaron un comunicado de prensa para informar su resolución y convocar a todos los trabajadores a unirse a la jornada de lucha:

“Los sindicatos piden a sus sindicatos afiliados que llamen a los trabajadores a paralizar sus actividades, como una advertencia al Gobierno de que la sociedad y la clase obrera no aceptarán las propuestas de reforma de la Seguridad Social, Trabajo y el proyecto de subcontratación aprobado en la Cámara, las cuales el Gobierno de Temer quiere imponerle al país”

leía el documento que firmaron las autoridades de la CGTB, CSB, CSP-Conlutas, CTB, CUT, Força Sindical, Intersindical, Nova Central y la UGT.

La motivación principal fue el éxito de la jornada de movilización del 15 de marzo que aglutinó a millones de trabajadores en las principales avenidas del país y obligó al Gobierno a reconsiderar su estrategia.

A modo de preparación para el día de lucha, los sindicatos afiliados a la CUT decidieron también desarrollar protestas hoy 31 de marzo en defensa de la jubilación, el empleo y los puestos de trabajo. Además buscarán evitar la sanción del proyecto de ley sobre subcontratación.

Fernando Lopes, director de IndustriALL, dijo:

“Las trabajadoras y trabajadores brasileños, y su sindicatos permanecerán unidos luchando hasta la derrota de las iniciativas del Gobierno ilegitimo, el cual atenta contra derechos fundamentales. IndustriALL los felicita por la disposición y la unidad, y estará con ustedes hasta la victoria"