Jump to main content
IndustriALL logotype

PERFIL: Super héroes se lanzan al rescate del sindicato

8 December, 2015Ante la alarmante reducción de los niveles de afiliación sindical, Unionen, organización sueca afiliada a IndustriALL, se ha enfrentado a un reto de vida o muerte: sindicalizar o desaparecer.

El modelo sueco de relaciones laborales, donde las empresas y los sindicatos trabajan coordinadamente durante la mayor parte del tiempo, ha predominado desde la década de 1940. Sin embargo, a pesar de la fuerte tradición sindical en el país, en las últimas décadas la afiliación sindical había disminuido persistentemente.

Se había reducido el número de afiliados de Unionen, y las proyecciones para el futuro indicaban que iba a continuar esa tendencia. En 2010, el Comité Ejecutivo de Unionen tomó una decisión clara y específica: para 2015 debía aumentar en 100,000 el número de trabajadores y trabajadoras afiliados al sindicato, alcanzando así 600.000 miembros en total.

Comentando sobre este asunto, Martin Linder, Presidente de Unionen, señala:

“No podíamos seguir igual que antes, y los planteamientos han cambiado radicalmente. Ya no se hablaba de cómo podíamos adaptar la organización para representar a un número cada vez menor de miembros afiliados: al contrario, decidimos que lo que se necesitaba era una campaña de sindicalización para que creciera el sindicato”.

El sindicato ha centrado su campaña en la pregunta “¿Quieres ser miembro de Unionen?” Martin Linder dice que frecuentemente ni siquiera se hacía esta pregunta en algunos lugares de trabajo.

“Lo que se necesitaba era que toda la organización hiciera esa pregunta, creando una cultura en la que ésa fuera la pregunta más importante que había que plantear. Unionen puede ofrecer la mejor afiliación sindical del mundo, pero si nadie lo sabe, no vamos a sobrevivir”.

Para una gran parte de la fuerza de trabajo en Suecia, el trabajo no conlleva mayores problemas. Unionen quería transformar la imagen pública del sindicato, haciendo hincapié en su capacidad como sindicato para lograr mejoramientos para los trabajadores y trabajadoras, en vez de centrar la atención en resolver problemas. Centrando su mensaje en los medios sociales, Unionen ha mostrado los beneficios de la afiliación sindical, tales como tasas reducidas, capacitación profesional, y prestaciones adicionales únicamente para miembros del sindicato en caso de desempleo. Al teclear el término “mercado de trabajo” en Google (“arbetsmarknad” en sueco) la respuesta más frecuente es Unionen.

Unionen también ha llamado la atención por sus estrategias de publicidad más tradicionales: avisos en que aparecen superhéroes.

En el contexto global, no es fácil explicar lo que ha hecho Unionen para aumentar el número de sindicalistas afiliados.

“Hacemos avisos publicitarios donde aparecen superhéroes, mientras que en otros países se encarcela a los dirigentes sindicales debido a la lucha que han realizado”, dice Martin Linder.

“Aunque hemos recurrido a medidas que son en cierto modo poco convencionales en el mundo sindical, como los avisos en que figuran superhéroes, creo que muchos sindicatos en diferentes partes del mundo podrán sentirse identificados con el reto al que nos enfrentábamos – sindicalizar o desaparecer”.

La campaña de sindicalización ha creado mucho debate, tanto a nivel interno en Unionen como entre otros sindicatos suecos.

“La lección más importante de todo esto es que hay que hacerlo como mejor les parezca. Lo que funciona bien en Suecia, una democracia estable con nueve millones de habitantes, puede no funcionar en otros lugares”.

Unionen tiene proyectado seguir aumentando el número de miembros afiliados. Hay 1,3 millones de trabajadores no manuales en Suecia - un 33% son miembros de Unionen, 33% son miembros de otro sindicato, y 33% no están sindicalizados.

“¡Hemos aprendido mucho en estos últimos cinco años y definitivamente no hemos terminado nuestra tarea! Nuestra visión es que todos los trabajadores y trabajadoras no manuales deberían ser miembros del mismo sindicato”, dice Martin Linder.

Al igual que en el resto del mundo, en Suecia aumenta cada vez más el trabajo precario. Unionen está estudiando maneras de organizar a los trabajadores/as sin empleo permanente, estableciendo convenios que proporcionen seguridad para este grupo.

“No podemos simplemente olvidar a esa parte del mercado de trabajo; si no sindicalizamos a los trabajadores y trabajadoras a contrata, vamos a perder legitimidad y credibilidad.

“La forma de empleo es menos importante, lo fundamental es que queremos que sean miembros de Unionen”, concluye diciendo Martin Linder.