Búsqueda de supervivientes tras el derrumbe del Rana Plaza sobre los trabajadores, 24 de abril de 2013.

Búsqueda de supervivientes tras el derrumbe del Rana Plaza sobre los trabajadores, 24 de abril de 2013.

Rana Plaza – el trágico aniversario indica la necesidad de continuar la labor del Acuerdo

24.04.2017

Hoy se cumple el cuarto aniversario del derrumbe del Rana Plaza, en el que murieron 1.138 trabajadores y varios miles resultaron heridos. Aunque se han hecho avances, todavía se requieren esfuerzos para que los lugares de trabajo en la  industria de la confección en Bangladesh sean seguros, y el Acuerdo debe seguir en vigor después de 2018.

En virtud del Acuerdo sobre seguridad contra incendios y de los edificios en Bangladesh, el primer acuerdo vinculante en la cadena de suministro firmado por marcas de prendas de vestir y sindicatos, se han inspeccionado centenares de fábricas y se han eliminado numerosos riesgos en el trabajo desde su creación en 2013.

Pero como sólo queda un año más y la mayoría de las fábricas tienen previstos planes de reparación, la secretaria general adjunta de la IndustriALL Jenny Holdcroft dice que la industria de la confección en Bangladesh se encuentra en un momento crítico, por lo que la seguridad en la industria tiene que ser una prioridad.

“Con sólo un año más de vigencia del Acuerdo, necesitamos un nuevo acuerdo o existe una verdadera posibilidad de que las normas de seguridad vuelvan a ser como en 2012. El Gobierno no está aún en condiciones de poder garantizar la seguridad de los trabajadores en las fábricas, y nos hemos comprometido a mantener el Acuerdo hasta que sea así.”

“Junto con la UNI Global Union, estamos en negociaciones con las marcas para un nuevo acuerdo, a fin de tener la seguridad de que continúa la labor.”

El Acuerdo marca una diferencia y salva vidas. Desde su creación no se han producido accidentes laborales a causa de incendios, riesgos eléctricos o estructurales en ninguna fábrica abarcada por el Acuerdo con un plan de acción activo o completado.

A principios de este mes, la rápida acción sindical impidió una posible tragedia, lo que muestra claramente que los sindicatos fuertes son necesarios para lograr una industria de la confección segura y sostenible.

“El Gobierno y los empleadores apenas han asumido el compromiso de la libertad de asociación. El mundo sigue observando y, si no se hacen más progresos sobre la seguridad en las fábricas, la libertad sindical y los salarios, resultará afectada la confianza en Bangladesh como país de abastecimiento de prendas de vestir.”

La IndustriALL Global Union forma parte de una coalición de sindicatos y ONG sobre una reciente promesa de transparencia, comprometiéndose las empresas a publicar información sobre la procedencia de sus productos. La promesa se basa en las buenas prácticas existentes de las empresas mundiales de ropa, y se establece un mínimo, no un máximo, de transparencia de la cadena de suministro.

Se ha contactado a 72 empresas, y se espera que 17 apliquen plenamente la promesa de transparencia de aquí a diciembre de 2017.

“La mayor responsabilidad significa que se pueden abordar los problemas en la cadena de suministro y hallar soluciones con mayor rapidez. Las marcas de ropa tienen que asumir su plena responsabilidad, y la mayor transparencia es un paso importante para mejorar las relaciones de trabajo”, dice Jenny Holdcroft.