Cambodian garment workers on their lunch break. Source: Ruom

Reunión de sindicatos y marcas mundiales con el Gobierno camboyano para conversaciones críticas

22.05.2014

Sindicatos mundiales y marcas de ropa multinacionales van a celebrar de nuevo conversaciones con el Gobierno camboyano a fin de expresar su alarma por la continua y creciente violacion de los derechos de los trabajadores en el país.

Las discusiones de alto nivel tendrán lugar en la capital, Phnom Penh, el lunes 26 de mayo entre el Gobierno, la IndustriALL Global Union y marcas y minoristas como H&M, Gap, Levi’s, Puma, Inditex, Debenhams y New Look, entre otros.

Se trata de la segunda ronda de conversaciones entre las partes en cuestión de meses, tras una  reunión previa con el viceprimer ministro, los ministros de Trabajo y Comercio y otros funcionarios gubernamentales de alto rango en febrero.

El secretario general de la IndustriALL, Jyrki Raina, que asistirá a la reunión, y representará también a la CSI y a la Uni Global Union, dijo:

“A pesar de las seguridades del Gobierno en febrero, desde entonces ha habido niveles sin precedentes de intimidación, violencia y disminución del respeto del imperio de la ley, lo que, conjuntamente, constituye un grave atentado a los derechos sindicales y de los trabajadores.”

El mensaje concertado de los sindicatos y las marcas mundiales al Gobierno camboyano es claro: la estabilidad politica y el respeto de los derechos humanos y de los trabajadores son esenciales para mantener el abastecimiento en Camboya.

En los últimos meses, los trabajadores de la confección en huelga han sido obligados a volver al trabajo por los militares, ha habido trabajadores despedidos sumariamente y fábricas de ropa han presentado un catálogo de demandas judiciales contra dirigentes sindicales.

Los sindicatos y las marcas siguen preocupados por los 21 manifestantes en favor de los salarios que continúan detenidos y por el juicio justo de los 23, así como por la falta de progresos en el establecimiento de un mecanismo de fijación del salario mínimo.

Hasta la fecha no ha habido investigaciones independientes sobre los trabajadores matados por la policía en ataques a los manifestantes por los salarios en enero, y los afectados no han obtenido ninguna forma de compensación.

Camboya recibió recientemente una puntuación de cinco en el  Índice global de los derechos de la CSI sobre abuso de los derechos sindicales. Sólo los países donde el estado de derecho de ha desmoronado totalmente reciben una calificación más baja.

Para más información se ruega contactar a:
Leonie Guguen, oficial de Comunicaciones, IndustriALL Global Union.

Tel: +41 22 308 50 23

[email protected] 
www.industriALL-union.org 
Centralita: +41 22 308 50 50