• Este artículo existe en:
  • en
  • es
  • fr

Se acuerda proceso para preparar futuro traspaso del Acuerdo de Bangladesh a un organismo nacional de supervisión

21.10.2017

Mientras se preparaba el proceso de entrega del Acuerdo de Bangladesh a un organismo nacional de supervisión, se llegó a un acuerdo sobre las condiciones que se exigen en cuanto a cumplimiento y capacidad. Estos compromisos se dieron a conocer después de una reunión de alto nivel en Bangladesh, entre IndustriALL, UNI Global Union, representantes de marcas y BGMEA con los Ministros de Comercio y Trabajo de Bangladesh.

El Acuerdo sobre Seguridad en la Construcción de Edificios y de Instalaciones de Sistemas contra Incendios en Bangladesh fue establecido después del trágico derrumbe de Rana Plaza en 2013; este Acuerdo seguirá vigente hasta mayo de 2018.

Este jueves, IndustriALL y UNI Global Union se reunieron en Dhaka con la asociación de propietarios de fábricas del país, BGMEA, acordando varias condiciones para la transferencia del Acuerdo a un comité nacional de supervisión. Las condiciones incluyen disposiciones sobre transparencia, aplicación, y capacidad, así como mecanismos confidenciales para presentación de quejas.  

En otra reunión con los Ministros de Comercio y Trabajo de Bangladesh y la BGMEA, se acordó autorizar la extensión del Acuerdo, que puede seguir vigente después de mayo de 2018, en caso que, como mucha gente ha previsto, para esa fecha el organismo nacional de supervisión todavía no estuviera en condiciones para hacerse cargo del Acuerdo.

Inicialmente, se extenderá el Acuerdo por seis meses a partir de mayo de 2018. Un comité conjunto constituido por las marcas, sindicatos mundiales, BGMEA, la OIT y el gobierno de Bangladesh, seguirá evaluando hasta qué punto el programa del gobierno reúne las condiciones necesarias para encargarse del Acuerdo. Se reevaluará la situación cada seis meses. Una vez que se reúnan las condiciones que se exigen para el traspaso, empezará a correr otro período de seis meses para entregar las funciones al organismo nacional de supervisión. 

Por su parte, Jenny Holdcroft, Secretaria General Adjunta de IndustriALL, señaló:

El Acuerdo ha solucionado miles de problemas de seguridad de los trabajadores y trabajadoras del sector de la confección de Bangladesh y es fundamental para proteger la fuerza de trabajo. Además, ha creado un modelo que puede ser adoptado por un organismo nacional de supervisión para asegurar el cumplimiento de las normas de seguridad en el futuro.

Es imprescindible desarrollar la capacidad del nuevo organismo de supervisión para cumplir con las condiciones de entrega de las funciones del Acuerdo. Seguiremos trabajando con el Acuerdo para apoyar al gobierno de Bangladesh en esta tarea, procurando que se cumplan los requisitos para una industria de la confección segura y sostenible.

Por otro lado, Christy Hoffman, Vicesecretaria General de UNI Global Union, afirmó:

Un objetivo del Acuerdo siempre ha sido la transición a un régimen auténtico de supervisión por parte del gobierno de Bangladesh.

Las conversaciones con el gobierno demuestran que reconoce la importancia de contar con un sector de la confección que trabaje en condiciones de seguridad; seguiremos colaborando con los supervisores para ayudar a mejorar su capacidad. Hemos coincidido al opinar que el Acuerdo de 2018 seguirá vigente hasta que el gobierno de Bangladesh esté en condiciones de poder hacerse cargo de estas responsabilidades, según los criterios acordados. Volveremos a revisar el progreso cada seis meses.

En la reunión, también se acordó que el Acuerdo de 2018 se ha de conocer como el Acuerdo de Transición.