Rose Omamo en el Palais des Nations - IndustriALL

Se exige convenio sobre la violencia de género en el lugar de trabajo

07.06.2018

La Conferencia Internacional del Trabajo (CIT) de este año se inauguró en Ginebra el 28 de mayo. En su discurso de inauguración, el Director General, Guy Ryder, pidió medidas enérgicas para poner fin a la violencia y acoso en el lugar de trabajo. Delegados de los gobiernos, trabajadores/as y empleadores de los 187 Estados Miembros de la OIT se reunieron en negociaciones sobre la naturaleza y el alcance de un futuro instrumento sobre violencia y acoso en el trabajo.

IndustriALL se dirigió a una afiliada, Rose Omamo, del Sindicato Amalgamado de Trabajadores Metalúrgicos de Kenia, que participa en el grupo de los trabajadores que presiona para que la CIT adopte normas para combatir la violencia y el acoso en el mundo del trabajo. Omamo señaló:

“Aunque las conversaciones fueron difíciles, se recibió  mucho apoyo de los gobiernos para que los trabajadores y trabajadoras cuenten con un convenio. Sentimos satisfacción porque este convenio estará respaldado por una recomendación”.

Los gobiernos, tanto como los trabajadores/as y los empleadores, acordaron que el futuro instrumento sobre este tema debería ser un convenio respaldado por una recomendación.

“Los trabajadores han logrado mucho, las palabras "violencia de género" figuran en el preámbulo, y también logramos que se mencione la violencia doméstica en el preámbulo y en el ámbito de aplicación. Las definiciones de los trabajadores se han extendido para referirse al mundo del trabajo y no sólo al lugar de trabajo”, dijo Omamo.

Este es un avance importante, ya que significa que los trabajadores/as estarán protegidos, no sólo en el lugar de trabajo sino también fuera del ambiente laboral formal (por ej. en la parada del autobús o en su casa).

Omamo concluyó diciendo: “Esperamos presentar para el año próximo lo que no hemos podido abordar ahora. Este avance nos complace mucho: los trabajadores y trabajadoras realmente querían lograr una norma que se pueda utilizar a nivel mundial, así que estamos satisfechos con lo que se ha logrado y seguiremos trabajando sobre los desafíos en los años venideros”.