Jump to main content
IndustriALL logotype

Sentencia de tribunal de apelaciones amenaza el derecho de huelga en Bélgica

11 July, 2019Un tribunal de apelaciones de Bélgica ha confirmado la condena del sindicalista Bruno Verlaeckt por su participación en una manifestación en Amberes hace tres años. En la práctica, el fallo del 26 de junio de 2019 tipifica como delito el derecho de huelga en contradicción con la legislación laboral europea e internacional.

Bruno Verlaeckt, presidente de la seccional sindical de Amberes de La Centrale Générale - ABVV-FGTB, filial belga de IndustriALL Global Union, fue declarado culpable de “obstrucción maliciosa del tráfico” después de que su sindicato bloqueara rutas de acceso al puerto de Amberes en una protesta en 2016. Los huelguistas fueron enfrentados por la policía que dispersó la manifestación y arrestó a líderes sindicales.

Un representante de ABVV-FGTB dijo:

“Para nosotros, los sindicatos, esta condena es una verdadera bofetada, porque en el futuro será casi imposible realizar estas acciones si estamos amenazados con enfrentar un proceso penal… Este fallo carece de todo sentido de la justicia, constituye una grave amenaza al derecho de huelga y va en contra de la jurisprudencia europea, por lo que la FGTB tiene toda la intención de apelar.

“Nos negamos a aceptar que se nos arrebate la única arma que tenemos, el derecho a la huelga y el piquete, y que activistas valientes como nuestros representantes sindicales sean tratados como delincuentes. ¡Se ha ido demasiado lejos!”

ABVV-FGTB (dejen de penalizar la acción social)

La FGTB tiene hasta el 25 de julio de 2019 para ir ante la Corte Suprema de Bélgica. La Corte Suprema tiene el poder de anular un fallo únicamente si el tribunal de apelaciones no ha interpretado o aplicado correctamente determinadas normas jurídicas. En este caso, el fallo puede ser anulado y devuelto por la Corte Suprema a otro tribunal de apelaciones. Este tribunal tendrá que volver a evaluar los méritos del caso.

"La acción organizada y no violenta en lugares públicos es un derecho sindical fundamental que debe preservarse. La condena de Bruno Verlaeckt es una violación de las libertades sindicales. IndustriALL condena el fallo del tribunal belga y expresa su solidaridad con los sindicatos, de cualquier parte del mundo, que luchan por preservar el derecho fundamental a la libertad de reunión y de asociación pacíficas”, dijo Valter Sanches, secretario general de IndustriALL.

En la Conferencia Mundial de las Industrias Químicas de IndustriALL en Estambul el pasado mes de junio, 230 participantes de 45 países también manifestaron su apoyo y solidaridad con Bruno Verlaeckt. 

ABVV-FGTB