Fotos del sitio web tut.by

Protesta en Orsha, el 12 de marzo

Sindicalistas de Bielorrusia entre los 50 que fueron detenidos durante las protestas

16.03.2017

Unas 50 personas, entre ellas al menos 12 sindicalistas, han sido brutalmente detenidas en Bielorrusia, en represalia por una serie de protestas masivas contra un decreto presidencial que impone un impuesto a los desempleados.

El Decreto Nº 3 del Presidente Lukashenko sobre “Prevención de la Dependencia Social”, que fuera denominado “decreto sobre parásitos sociales”, castiga a las personas que están desempleadas por más de seis meses con un impuesto de US$ 240.

Se estima que 3.000 personas marcharon en la capital Minsk el 15 de marzo, y miles más participaron en protestas en todo el país esta semana, pidiendo también la renuncia del Presidente.

Muchos de los sindicalistas detenidos pertenecen al Sindicato de Trabajadores de la Radio y Electrónica de Bielorrusia (REPAM), organización afiliada a IndustriALL Global Union. Otras 13 personas han recibido una multa de hasta US$ 500 por violar las leyes sobre la celebración de eventos públicos y por participar en protestas.

La dirigente de REPAM en la ciudad de Bobruisk, Galina Smirnova, fue detenida una hora antes de una manifestación que se realizaba en Orsha el 12 de marzo. Ella había pedido a los sindicalistas que siguieran protestando hasta que el Presidente anulara el decreto. A consecuencia de esto, pasó ocho horas en la comisaría local y no pudo reunirse con sus colegas en la manifestación.

Por su parte, el presidente de REPAM, Gennady Fedynich, que también fue citado a los tribunales en relación con una marcha contra el Decreto No. 3 que se efectuó en febrero, señaló:

“Quisiera preguntar ¿por qué estas personas fueron detenidas? ¿Están prohibidas las asambleas pacíficas? ¿Se ha impuesto la ley marcial en este país? Estoy seguro de que las autoridades quieren asustar a la gente. Esto es un error muy grave”.

Los representantes sindicales están preparando una nueva queja ante la Organización Internacional del Trabajo y han llamado a las organizaciones asociadas a REPAM en otros países para que informen a sus gobiernos y empleadores sobre la situación en Bielorrusia.

En una carta dirigida al Presidente Lukashenko, el Secretario General de IndustriALL, Valter Sanches, dice:

“IndustriALL Global Union denuncia como totalmente inaceptables las detenciones, ocurridas en esta semana, de manifestantes pacíficos, que han expresado legítimamente su oposición al impuesto de desempleo. Pedimos a las autoridades de Bielorrusia que pongan en libertad inmediatamente a todos los manifestantes de la sociedad civil, incluidos 12 dirigentes sindicales.

“IndustriALL Global Union pide se derogue el impuesto al desempleo, lo cual constituye una flagrante violación del Artículo 41 de la Constitución de la República de Bielorrusia y de las más fundamentales normas internacionales del trabajo, incluido el Convenio 105 de la OIT sobre la abolición del trabajo forzoso”.

Muchos consideran que las autoridades han promovido estas detenciones a modo de advertencia para desalentar la participación de las personas en una importante protesta del "Día de la Libertad" prevista para el 25 de marzo. 

Para mayor información sobre este tema, ver:

El pueblo de Bielorrusia protesta contra impuesto a los “parásitos sociales”