Jump to main content
IndustriALL logotype

Sindicalistas de todo el mundo protestan en bicicleta por irrespeto de los derechos laborales

13 June, 2013El miércoles 12 de junio, dirigentes sindicales y activistas de todo el mundo se reunieron para participar en un recorrido en bicicleta llamado "Ruta de la Vergüenza", con el fin de visitar las misiones diplomáticas permanentes y embajadas en Ginebra, Suiza, llamando la atención sobre aquellos países donde se viola sistemáticamente los derechos de los trabajadores y trabajadoras.

El evento fue organizado y dirigido por miembros de la Internacional de Servicios Públicos (ISP), federación sindical internacional; representantes de IndustriALL también se unieron a esta protesta.

La "Ruta de la Vergüenza" fue organizada para coincidir con la 102ª Conferencia Internacional del Trabajo (CIT) realizada en Ginebra. Un aspecto importante de la CIT anual es determinar si los países están cumpliendo con sus obligaciones de respetar los derechos de los trabajadores y trabajadoras y de sus respectivos sindicatos en virtud de los convenios de la Organización Internacional del Trabajo. También se invitó a numerosos delegados que asistían a las sesiones de la CIT para unirse a la protesta; de hecho, los organizadores proporcionaron bicicletas para aquellos que no las tenían.

La protesta hizo hincapié, para llamar la atención en especial, en aquellos países donde se han producido violaciones de los derechos laborales: Bielorrusia, Rusia, Turquía, Grecia, Canadá, Nigeria, Irán, Paraguay, Túnez, Pakistán, Etiopía, Mauritania, Camerún, Honduras, la República Dominicana y Corea del Sur.

Quienes hicieron uso de la palabra durante la “Ruta de la Vergüenza” se refirieron, entre otros casos, a Egipto, donde se niega a los sindicatos independientes el derecho a huelga o a protestar, para silenciar su reivindicación de una sociedad justa. También se cometen graves violaciones de los derechos humanos en Turquía; en Corea del Sur se niega el reconocimiento de los sindicatos democráticos y se obliga a los trabajadores y trabajadoras a aceptar empleos precarios. En Bielorrusia continúa la constante violación de la libertad de sindicación y de negociación colectiva: la CIT lleva este caso en estudio desde el año 2000, y numerosas recomendaciones de la OIT no son aplicadas por el gobierno.

Como parte de la "Ruta de la Vergüenza”, los participantes en esta manifestación entregaron cartas a las misiones diplomáticas permanentes y embajadas de los países arriba mencionados, en las que se denunciaba las violaciones de los derechos humanos y sindicales que se están registrando.