Jump to main content
IndustriALL logotype

Sindicalizar a los trabajadores no manuals

Read this article in:

15 November, 2019La construcción del poder sindical por medio de la sindicalización es una prioridad clave para IndustriALL Global Union. La sindicalización nos ayuda a alcanzar nuestros objetivos clave, entre los que se encuentran el salario digno, la reducción del trabajo precario, el respeto por los derechos humanos y sindicales, lugares de trabajo más seguros y saludables y sociedades más equitativas.

En la actualidad existe una transformación del trabajo industrial dado que estamos experimentando los efectos de la cuarta revolución industrial (Industria 4.0). La digitalización, la conectividad, la inteligencia artificial y las tecnologías avanzadas tales como la impresión 3D, la nanotecnología y la biotecnología implican que se les pagará cada vez a más trabajadores por su conocimiento de estas tecnologías y menos por sus habilidades físicas. Una manera de describir esta transformación es el proceso por el cual hay cada vez más trabajadores no manuales. Si el movimiento sindical quiere conservar su relevancia y efectividad en el futuro, debemos prosperar en la sindicalización de más trabajadores no manuales.

Solo el siete por ciento de los casi tres mil millones de trabajadores en todo el mundo son miembros de sindicatos libres e independientes y la densidad de sindicatos en los empleos no manuales del sector privado es aún menor. Incluso menos trabajadores son miembros activos de sus sindicatos. El sector de trabajadores no manuales de IndustriALL comprende aproximadamente el 12,5 % del total de sus afiliados y todo indica que este porcentaje está creciendo.

Si bien hay excepciones, la cantidad de miembros y la influencia de los sindicatos en muchos países han disminuido en las últimas décadas. El porcentaje de trabajadores sindicalizados en los países de la OCDE (34 de los países más ricos del mundo) ha disminuido del 33 % en 1980 al 17 % en 2013. Esto se debe en parte a los intentos de muchos gobiernos y empresas multinacionales por socavar los sindicatos y atacar los derechos de los trabajadores.

La disminución de la presencia sindical en las últimas décadas ha llevado a una creciente desigualdad económica en Asia, Europa, América del Norte y Central y partes de África y América del Sur.

Para revertir estas tendencias, los sindicatos de todo el mundo deben sindicalizar a más trabajadores y con más efectividad que nunca y si los trabajadores no manuales son un porcentaje cada vez mayor de la fuerza laboral mundial, su importancia para el movimiento sindical es evidente.

La construcción del poder de los trabajadores implica transformar la sindicalización en una prioridad clave

Para esto es necesario un cambio de cultura en los sindicatos, que deben invertir más tiempo, esfuerzo y recursos para reclutar nuevos miembros y retener a los ya existentes. Es necesario además que los sindicatos se concentren en construir solidaridad e involucrar activamente a sus miembros en todos los asuntos sindicales.

¿Qué es sindicalizar y por qué deberíamos sindicalizarnos?

Sindicalizar significa aumentar la afiliación sindical, construir solidaridad entre los trabajadores y aumentar la participación de los trabajadores en los sindicatos.

Reclutar y retener miembros es clave para la sindicalización. El capital y las empresas tienen más dinero que los sindicatos, pero el poder de los sindicatos proviene de sus miembros.

Sin embargo, aumentar la cantidad de miembros de sindicatos no es suficiente. Sindicalizar también implica construir solidaridad entre los trabajadores y provocar su involucramiento y participación activa en su sindicato, para que trabajen juntos con el fin de lograr objetivos comunes.

La sindicalización fortalece a los sindicatos y les permite obtener poder y recursos para:

  • lograr mejores salarios, beneficios y condiciones para los miembros
  • negociar con empresas multinacionales de manera efectiva
  • reducir los lugares de trabajo precarios
  • tener lugares de trabajo más saludables y seguros
  • proteger a los trabajadores contra la victimización y los despidos injustos
  • brindar mejores servicios a aquellos que ya son miembros y reclutar nuevos trabajadores
  • desarrollar redes y campañas por los derechos de los trabajadores en todo el mundo
  • realizar piquetes y huelgas más grandes

Los sindicatos que aumentan su cantidad de miembros, la solidaridad de los miembros y el activismo de estos también ganan poder político, pueden provocar la movilización de manifestaciones políticas más grandes, tener un mayor impacto en la toma de decisiones políticas y mayor influencia en la legislación que afecta a los trabajadores y los sindicatos, por ejemplo, ejerciendo presión desde una base de poder.

Para el poder sindical, la influencia política es un resultado más que un requisito previo. La prioridad debe ser el poder de los trabajadores. Los derechos de los trabajadores no manuales a un trabajo seguro, así como a sindicalizarse y negociar colectivamente, son infringidos con regularidad. El reconocimiento de los derechos de los trabajadores siempre viene después de su acción y su lucha, nunca las precede.

Generalmente, la desigualdad económica es menor cuando los sindicatos cuentan con un buen nivel de sindicalización. La sindicalización ayuda a construir sindicatos y economías fuertes con distribuciones de riqueza y poder más justas.

Los miembros son el mayor recurso de un sindicato. Cuantos más miembros tenga el sindicato, más poderoso puede llegar a ser.

Apoyo a la sindicalización por parte de IndustriALL

IndustriALL apoya proyectos de sindicalización en todo el mundo, enfocándose en alentar y permitir que los afiliados desarrollen una cultura de sindicalización permanente y lleven a cabo sus propios programas de sindicalización.

Junto con los afiliados, IndustriALL organiza talleres, conferencias, visitas a lugares de trabajo y capacitaciones para discutir y desarrollar planes de sindicalización. Además, brinda apoyo para las campañas de sindicalización de afiliados que incluyen investigación, mapeo, publicaciones y materiales. En algunos casos, particularmente en el hemisferio sur, los proyectos de IndustriALL brindan apoyo para financiar el trabajo de los sindicalizadores.

IndustriALL representa a trabajadores en 14 sectores industriales, además de trabajadores no manuales, y cada sector cuenta con un plan de acción sectorial. Todos los planes de acción sectoriales incluyen la construcción del poder sindical a través de la sindicalización como objetivo. Cada sector persigue este objetivo de manera diferente.

Parte del plan de acción del sector de TIC y de la Industria Eléctrica y Electrónica de IndustriALL consiste en centrarse en sindicalizar y conquistar una mayor densidad sindical, así como en apoyar un proyecto de sindicalización que cubra seis países asiáticos.

IndustriALL apoya redes sindicales mundiales en más de 20 empresas multinacionales. Algunas de estas son Comités de Empresa Mundiales, que son redes sindicales mundiales generalmente reconocidas formalmente por el empleador y en las que este participa activamente. Muchas redes sindicales mundiales se comprometen a sindicalizar en los lugares de trabajo dentro de su empresa donde la representación sindical es débil o inexistente.

También promueven el apoyo solidario durante las campañas de sindicalización en sus empresas. Vale la pena recordar que todas estas empresas multinacionales emplean a una cantidad significativa y cada vez mayor de aquellos trabajadores que podrían describirse como trabajadores no manuales.

La sindicalización ha sido una prioridad para la red sindical mundial en la empresa de aluminio Alcoa. La red planteó en repetidas ocasiones sus inquietudes al Director Ejecutivo de Alcoa sobre los intentos de la dirección de oponerse a la unión de los trabajadores de Alcoa en Virginia, EE. UU. al sindicato United Steelworkers (USW), afiliado de IndustriALL. Los sindicatos en la red también apoyaron a estos trabajadores durante los días de acción global. En junio de 2015, la campaña de sindicalización logró su objetivo cuando los trabajadores votaron para unirse al USW.

IndustriALL se comunica con las empresas y los países y, cuando es necesario, coordina campañas de oposición para apoyar la sindicalización. Es frecuente que los afiliados informen a IndustriALL sobre las empresas y países que cometen abusos contra los derechos de sindicalización. La respuesta generalmente comienza con una carta dirigida a la dirección de la empresa o al funcionario gubernamental responsable con el objetivo de exigir que se respeten los derechos de sindicalización de los trabajadores.

Si el abuso continúa, se utilizan tácticas para presionar a las empresas y los países a respetar estos derechos. Esto puede incluir promover el apoyo solidario de otros sindicatos o del Comité de Empresa Europeo de la empresa, comunicarse con los clientes de la empresa, llevar a cabo peticiones en línea, realizar protestas en las reuniones anuales de la empresa y presentar quejas en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y en la OCDE.

Los trabajadores no manuales, al igual que los demás, necesitan este tipo de apoyo. Puede que antes algunos hayan creído que los trabajadores no manuales tenían buenos salarios y condiciones de trabajo sin la necesidad de representación sindical, o que deberían ser considerados automáticamente parte del equipo directivo.

Esto nunca fue realmente cierto, pero lamentablemente hoy es evidente que los trabajadores no manuales tienen que soportar que se infrinjan sus derechos, además de presiones por producción, relaciones laborales precarias, disminuciones de sus salarios y beneficios, y riesgos de salud y seguridad ocupacionales tanto como cualquier otro tipo de trabajador.

Con el apoyo de los proyectos de sindicalización de IndustriALL, los sindicatos de todo el mundo han sindicalizado a cientos de miles de nuevos miembros.

IndustriALL ha apoyado la sindicalización a través de campañas en algunas de las empresas más grandes del mundo, incluidas LafargeHolcim, Rio Tinto, Gerdau, Tenaris y Caterpillar.

IndustriALL trabaja junto con los afiliados para negociar e implementar acuerdos marco globales (AMG) con empresas multinacionales. Estos acuerdos establecen altos estándares de derechos sindicales, incluidos los derechos de sindicalización, y a su vez crean oportunidades para que los sindicatos puedan sindicalizar en todas las operaciones globales de una empresa y sus proveedores. Al día de hoy IndustriALL ha firmado más de 50 AMG.

Entre los ejemplos de AMG de IndustriALL que los sindicatos han utilizado para conquistar logros de sindicalización se incluyen los de BMW y Daimler en India, Bosch en Malasia y Solvay en Estados Unidos.

IndustriALL está forjando relaciones con muchas marcas y minoristas, principalmente en el sector textil y de la confección. Los AMG con marcas se utilizan para promover los derechos de sindicalización de los trabajadores en las fábricas de las que estas obtienen sus productos. Esto aumenta la probabilidad de que los propietarios de las fábricas no se opongan a las campañas de sindicalización, y si lo hacen, se puede solicitar la intervención de las marcas.

IndustriALL es miembro fundador de la Iniciativa ACT (Acción, Colaboración, Transformación) entre marcas internacionales y minoristas, fabricantes y sindicatos. La ACT aborda la cuestión de los salarios dignos en la cadena de suministro de textiles y confecciones. IndustriALL utilizará la ACT para promover la sindicalización en el sector.

Principios clave para la sindicalización

IndustriALL promueve estos principios clave con sus afiliados con el objetivo de sentar las bases para lograr una sindicalización exitosa.

1. Construir estructuras fuertes

Las estructuras sindicales fuertes comienzan en el lugar de trabajo. Puede ser en un comité de sindicalización, una estructura de delegados sindicales, un comité de mujeres, un comité de salud y seguridad, una red de comunicadores y activistas, o cualquier estructura sindical que sea necesaria en el lugar de trabajo. Estas estructuras brindan oportunidades para que los trabajadores participen activamente en los sindicatos y generen solidaridad, incluso antes de que el sindicato se organice y certifique de manera definitiva y formal, y son fundamentales para reclutar miembros y retenerlos.

También se requieren estructuras sindicales fuertes fuera de los lugares de trabajo para que la sindicalización sea efectiva. Los sindicatos individuales en los lugares de trabajo que no forman parte de estructuras sindicales más grandes son débiles en el contexto de una economía global. Las federaciones de sindicatos son más fuertes, y los sindicatos nacionales pueden serlo aún más, ya que les permiten a los sindicatos movilizar los recursos para ejecutar grandes programas de sindicalización que sean además efectivos.

El Sindicato Coreano de Trabajadores Metalúrgicos (KMWU) fue durante mucho tiempo una federación de sindicatos a nivel empresarial. La gran mayoría de los recursos de estos sindicatos se mantuvieron a nivel empresarial hasta que los líderes del sindicato tuvieron una instancia de consulta con los miembros y juntos generaron el apoyo necesario para transformarse en un sindicato nacional. Esto permitió que el KMWU desplace recursos hacia estrategias de sindicalización regionales y nacionales, lo que hizo que el sindicato fuera capaz de lograr victorias sindicales en empresas gigantes y antisindicales, incluida Samsung, y además sindicalizó a miles de trabajadores precarios.

Cuando existen múltiples sindicatos en un mismo sector de un país, estos generalmente pueden fortalecerse al fusionarse en un sindicato sectorial. En algunos casos, la construcción de sindicatos fuertes con poder de sindicalización se ha logrado mediante la fusión entre múltiples sectores.

Los afiliados de IndustriALL como Unite en el Reino Unido y Unifor en Canadá son el resultado de múltiples fusiones. Unite y Unifor pueden realizar poderosas campañas de sindicalización nacional y sindicalizar a miles de nuevos miembros cada año, al tiempo que representan a los trabajadores en diversos sectores.

En muchos países donde IndustriALL tiene varios afiliados, estos se unen para formar un consejo nacional que proporciona una plataforma para que los afiliados se reúnan, discutan temas de relevancia nacional y planifiquen acciones conjuntas. Muchos consejos nacionales deciden qué sectores son los objetivos de sindicalización prioritarios y dónde se deben desarrollar los proyectos de sindicalización.

Los afiliados de IndustriALL, por ejemplo en Argentina, Botsuana, Camerún, Chile, Colombia, Ghana, India, Indonesia, Mozambique, Filipinas, Singapur, Sri Lanka, Tailandia, Uruguay y Zambia fortalecen su unidad y capacidad de sindicalización a través de los consejos nacionales.

2. Ser democráticos y transparentes

Es más probable que los trabajadores se unan a los sindicatos y sean miembros activos de estos si tienen reglas claras, estructuras inclusivas, reuniones y elecciones periódicas y operan democráticamente. Los sindicatos pueden aumentar su transparencia y el éxito de sindicalización mediante la comunicación regular con los trabajadores con respecto a las actividades del sindicato.

La organización Travailleurs Unis des Mines, Métallurgies, Energie, Chimie et Industries Connexes (TUMEC) está liderando un cambio en el Congo (RDC) para pasar de pequeños sindicatos inactivos a un gran sindicato que atiende los intereses de los trabajadores. El sindicato dirige un programa educativo dirigido a los miembros que incluye talleres frecuentes con líderes sindicales y activistas y luego ellos comparten lo que aprenden a través de reuniones periódicas con los miembros. Los temas incluyen asuntos clave como la salud y la seguridad, la representación efectiva de los miembros y la importancia de reclutar miembros para construir un sindicato poderoso. TUMEC ha sindicalizado a miles de miembros en los últimos años.

3. Ser inclusivos

La unidad es un principio fundamental de los sindicatos. Los trabajadores son más fuertes cuando existe unidad. Sin embargo, la mayoría de los sindicatos históricamente han ignorado o marginado a grandes segmentos de la fuerza laboral, incluidos los trabajadores no manuales, las mujeres, los trabajadores precarios, los jóvenes y los inmigrantes.

La composición de la fuerza laboral ha cambiado, pero no todos los sindicatos se han adaptado a este cambio. Los sindicatos deben adoptar estrategias activas para incluir y sindicalizar a estos grupos emergentes y marginados. Esto requiere, a menudo, modificar las estructuras existentes o crear otras nuevas.

Para que la sindicalización de los trabajadores no manuales sea eficaz, los sindicatos deben ser creíbles y relevantes para estos trabajadores. Hoy en día, los trabajadores no manuales incluyen muchas mujeres, trabajadores precarios, jóvenes e inmigrantes, por lo tanto, el sindicato también debe ser relevante para estos grupos e incluirlos en todas las estructuras sindicales, tal como en roles de liderazgo, el personal, los comités y las estructuras de delegados.

Los sindicatos también deben centrarse en cuestiones que sean importantes para estos grupos marginados. Cuando los miembros de estos grupos se incluyen en todas las estructuras y programas sindicales, los sindicatos están en mejores condiciones para lograr sus objetivos.

Es frecuente que los sindicatos deban cambiar sus estatutos para eliminar las barreras al ingreso de trabajadores precarios. En Alemania, los sindicatos establecieron asociaciones de negociación para los trabajadores de agencias temporales con el fin de reclutar a estos trabajadores y lograr un trato igualitario para ellos en los convenios colectivos. Mediante un fuerte enfoque en mejorar su condición laboral, IG Metall incorporó a 38.000 nuevos miembros en 2012 provenientes del personal temporal.

La constitución de la Confederación de Trabajadores Industriales de Tailandia (CILT) especifica que al menos un tercio de los cargos ejecutivos de la confederación deben ser ocupados por mujeres. Las reuniones mensuales del equipo de afiliados de CILT siempre incluyen una discusión en la agenda sobre los temas que conciernen a las mujeres.

4. Cooperar y coordinar

Los trabajadores y los sindicatos son más fuertes cuando trabajan juntos y en solidaridad. Los sindicatos pueden organizarse de manera más efectiva cuando cooperan, coordinan y se apoyan entre sí en la tarea de sindicalización.

Los afiliados de IndustriALL en Uganda formaron un consejo nacional y firmaron un memorando de entendimiento en el que se comprometen a cooperar y coordinarse, incluso en su tarea de sindicalización.

Los sindicatos también pueden aumentar el éxito de la sindicalización cuando cooperan con la comunidad en general. El apoyo de la comunidad aumenta al ofrecer apoyo solidario directo y mostrar cómo una sindicalización exitosa la beneficia en general.

El afiliado estadounidense United Auto Workers (UAW) ha trabajado extensamente en el sur de Estados Unidos con la comunidad de derechos civiles que lucha por los derechos de los afrodescendientes y otras minorías étnicas. Muchos de los trabajadores de la industria automotriz que el UAW sindicaliza en el sur de Estados Unidos son afrodescendientes. Los grupos de derechos civiles realizan acciones, de manera regular, en apoyo a las campañas de sindicalización del UAW en esa zona.

Para sindicalizar grupos de trabajadores no manuales, es especialmente importante la comunicación y visibilidad dentro de sus comunidades. Como ejemplo, deben intentar conectarse con movimientos sociales y ambientales que representen las esperanzas y los sueños de los trabajadores no manuales, que tienden a ser más jóvenes, mejor educados y más diversos que la fuerza laboral de otros momentos históricos. Las horas de trabajo y la remuneración siguen siendo cuestiones centrales, pero no son suficientes. Los trabajadores del mundo actual tienden a preocuparse por cuestiones como el medio ambiente, los derechos humanos, las cuestiones de género y la igualdad y quieren que su sindicato también se preocupe por estos temas.

5. No competir

Los diversos sindicatos que representan a trabajadores del mismo sector no deben competir para afiliar, al mismo tiempo, a los mismos trabajadores en un lugar de trabajo. Esto solo genera una mala utilización de recursos limitados y lleva a una mayor rivalidad y conflictos entre sindicatos. Esta desunión también puede dañar la credibilidad de los sindicatos en general, por lo que estos deberían llegar a un acuerdo para no competir entre sí de esta manera, considerando además que en casi todos los países, los trabajadores y lugares de trabajo a los que dirigirse para sindicalizar no son escasos.

El Sindicato de Trabajadores Mineros de Ghana, el Sindicato de Trabajadores del Transporte y Productos Químicos de Ghana y el Sindicato de Trabajadores de la Industria y el Comercio de Ghana han formado un consejo nacional en el que analizan las maneras de limitar la competencia de sindicalización entre ellos. Están elaborando un memorando de entendimiento para formalizar un acuerdo de no competencia.

En India, los sindicatos han estado históricamente divididos según diferentes líneas políticas y en diferentes centros nacionales y tienen la capacidad para representar a los mismos trabajadores. Los sindicatos en el sector siderúrgico indio tienen un largo historial de competencia entre sí, pero poco éxito de sindicalización dentro del sector privado.

La Federación de Trabajadores del Acero, el Metal y la Ingeniería de la India y la Federación Nacional de Trabajadores del Metal de la India lograron un acuerdo de no competencia. Desde entonces, los sindicatos han sindicalizado a miles de trabajadores en la industria siderúrgica del sector privado de la India y el acuerdo se ha extendido ahora a los sindicatos en los sectores de Energía y Minería.

6. Lograr la autosuficiencia

IndustriALL apoya proyectos que ayudan a los sindicatos de todo el mundo a mejorar y aumentar la sindicalización. Sin embargo, es fundamental que los sindicatos que dependen del apoyo de IndustriALL logren ser autosuficientes. El crecimiento en la cantidad de miembros es, a menudo, esencial para esta transición, pero no es suficiente por sí solo.

Lograr la autosuficiencia requiere que los sindicatos desarrollen y mantengan un programa efectivo para recaudar las cuotas de manera regular y que se cuente con suficientes cuotas para llevar a cabo las operaciones del sindicato a nivel local, regional y nacional, lo que incluye un programa de sindicalización sólido. También puede implicar aumentar las cuotas que pagan los miembros o incluso disminuir las cuotas de ciertos trabajadores para lograr que se unan al sindicato. A menudo los sindicatos son tan pequeños que la autosuficiencia solo se puede lograr mediante la fusión con otros sindicatos.

Los sindicatos que participan en el proyecto de sindicalización del sector del acero, energía y minería de la India han acordado que los que aumenten la cantidad de miembros gracias al proyecto, aumentarán el apoyo financiero que brindan a IndustriALL. Los sindicatos también se comprometen a proporcionar la financiación y a encargarse del funcionamiento de las nuevas oficinas de proyectos establecidas en los estados donde se implementa el proyecto de sindicalización.

Los afiliados de IndustriALL de Brasil, Corea del Sur y Sudáfrica han pasado de depender del apoyo internacional a ser autosuficientes y apoyar a otros sindicatos en el extranjero, una transición ideal para construir el poder sindical a nivel mundial.

Prepararse para la sindicalización

Si el objetivo es organizar un nuevo sindicato en un lugar de trabajo, afiliar a más miembros en un lugar de trabajo donde ya existe un sindicato o aumentar la solidaridad y el activismo de los miembros, es importante estar preparado.

Objetivo

Deben considerarse varios factores para decidir qué trabajadores serán el objetivo de sindicalización. Los sindicatos deberían priorizar objetivos de sindicalización que:

  • ayuden a construir el poder sindical. Esto podría ser, por ejemplo, un gran empleador que tenga un impacto en las condiciones de trabajo de todo el sector.
  • no estén representados por otros afiliados de IndustriALL ni se encuentren dentro del objetivo de sindicalización de estos.
  • puedan realmente sindicalizarse, es decir, que el sindicato tenga los recursos y la capacidad para lograr una sindicalización exitosa en ese caso.

Los sindicatos deberían seleccionar objetivos de sindicalización que apunten a lograr densidad. La densidad hace referencia al porcentaje de la fuerza laboral que está afiliado al sindicato. Cuanto mayor es la densidad, más poderosos pueden llegar a ser los trabajadores y el sindicato. En muchos países, si un cierto porcentaje de los trabajadores en un lugar de trabajo es miembro del sindicato, la gerencia debe reconocerlo y negociar con este. En otros países, la gerencia solo negocia con el sindicato si este puede tener un impacto económico en la empresa. A menudo, ese poder es el resultado de una combinación de alta densidad y una gran cantidad de miembros activos.

Crear densidad significa no solo sindicalizar a un gran porcentaje de los empleados regulares a tiempo completo de un lugar de trabajo sino sindicalizar a todos los trabajadores, incluidos los precarios.

Si un sindicato trabaja para lograr la sindicalización en una docena de lugares de trabajo y afilia solo unos pocos miembros en cada uno, no generará poder. Si el sindicato se dirige a menos lugares de trabajo pero selecciona aquellos que sean estratégicos, logra una alta densidad de miembros y puede conquistar ganancias reales para los trabajadores.

Ser realistas y priorizar objetivos que puedan lograrse no significa dirigirse solo a los trabajadores permanentes. Los afiliados de IndustriALL en todo el mundo han logrado sindicalizar a los trabajadores precarios, lo que constituye una necesidad dado que son una parte importante y cada vez mayor de la fuerza laboral.

Muchos de los trabajadores no manuales actuales trabajan bajo estructuras de trabajo alternativas. Pueden ser trabajadores de plataformas clasificados incorrectamente como contratistas independientes o autónomos. La sindicalización tradicional tiene como objetivo lograr una cantidad suficiente de miembros que permita obtener la certificación como interlocutor legítimo o legal para la negociación colectiva en un lugar de trabajo o en varios.

En ocasiones, los sindicatos no certificados que representan a una minoría de trabajadores en un lugar de trabajo o a trabajadores similares distribuidos en muchos lugares de trabajo, han sido efectivos y han conquistado logros significativos. Teniendo en cuenta las características de la fuerza laboral: ¿qué porcentaje sería necesario para tener un impacto? ¿Se puede lograr la densidad sindical que es fundamental para estos trabajadores?

Trazar un mapa

Antes de decidir qué sitios de trabajo constituirán los objetivos de sindicalización, es importante trazar un mapa del sector y el área en la que se llevará a cabo la sindicalización. Esto incluye identificar la ubicación de los lugares de trabajo, la cantidad de trabajadores, la distribución por género de la fuerza laboral, otros sindicatos presentes, los principales clientes y otra información pertinente sobre las empresas que son propietarias u obtienen recursos de los lugares de trabajo.

Algunos lugares de trabajo tienen vínculos internacionales que pueden contribuir al éxito de la campaña de sindicalización.

Los sindicatos deben buscar respuestas a las siguientes preguntas antes de decidir el objetivo de sindicalización y de comenzar la campaña.

¿El posible objetivo de sindicalización cuenta con las siguientes características?

  • un AMG. Si es así, IndustriALL puede evitar que el objetivo se oponga a la campaña de sindicalización. En los AMG, las empresas se comprometen a respetar los derechos de sindicalización de los trabajadores.
  • un cliente con un AMG. De ser así, IndustriALL puede lograr que este cliente presione al objetivo para que no se oponga a la campaña de sindicalización. Es frecuente que las empresas se comprometan mediante los AMG a garantizar que se respeten los derechos de sindicalización de los trabajadores en sus cadenas de suministro.
  • una marca importante como cliente. De ser así, IndustriALL puede lograr que este cliente presione al objetivo para que no se oponga a la campaña de sindicalización. IndustriALL está vinculado con muchas marcas que se comprometen a respetar los derechos de sindicalización de los trabajadores en sus cadenas de suministro.

El Acuerdo de Bangladesh, iniciado por IndustriALL Global Union después del desastre de Rana Plaza en 2013, es un ejemplo del uso de marcas para presionar a los empleadores respecto a su cadena de suministro.

  • una red sindical mundial. De ser así, IndustriALL puede buscar el apoyo de la red sindical mundial para la campaña de sindicalización, considerando además que IndustriALL mantiene redes activas con decenas de empresas multinacionales.
  • vínculos con IndustriALL. Se debe realizar una búsqueda en el sitio web de IndustriALL dado que se han establecido vínculos que posibilitan el diálogo con más de 100 empresas multinacionales.
  • lugares de trabajo en otros países. Si hay sindicatos presentes en estos lugares de trabajo, podrían ofrecer su apoyo en la campaña de sindicalización. Lo mismo podrían hacer los sindicatos en otros lugares de trabajo de la empresa en el país donde se lleve a cabo la sindicalización.
  • más de un lugar de trabajo o ubicación que podría ser un objetivo de sindicalización. Si es posible iniciar campañas de sindicalización en más de un departamento o lugar de trabajo al mismo tiempo, los recursos de los empleadores para minimizar el éxito de los sindicatos tendrán que dividirse entre múltiples objetivos y pueden ser menos efectivos.

La sindicalización se fortalece cuando se apoya en la investigación empresarial estratégica. Esta investigación analiza las empresas e identifica formas de presionarlas para que concedan las demandas de los trabajadores. Contáctese con IndustriALL Global Union para obtener información sobre cómo realizar esta investigación.

Si el posible objetivo de sindicalización tiene alguno de estos vínculos, IndustriALL puede ayudarlo a aprovecharlos. Esto podría llevarse a cabo mediante el contacto del sindicato a cargo de la campaña de sindicalización con otros sindicatos en el posible objetivo de sindicalización, o mediante la comunicación con la marca o con la empresa suscrita a un AMG.

Desarrollar un plan

Una vez que un sindicato ha trazado el mapa de un área y seleccionado uno o más objetivos de sindicalización, debe desarrollar un plan para la campaña de sindicalización que indique qué debe hacerse, quién es responsable de cada cosa y cuándo se debe hacer. También se debe identificar qué recursos se necesitarán para llevar a cabo el plan.

Cuantos más trabajadores participen en el desarrollo y la implementación del plan de sindicalización, más poderoso será. Además, distribuir las tareas entre más personas también garantiza que nadie esté sobrecargado.

El plan de sindicalización debe incluir puntos de referencia u objetivos que se deben alcanzar en una fecha específica. Estos incluyen, por ejemplo, la cantidad de trabajadores que deben haber manifestado su apoyo en una fecha determinada, la cantidad de trabajadores para los que se debe tener información de contacto en una fecha determinada, etc. Los puntos de referencia claros ayudan a determinar si la campaña de sindicalización está yendo por buen camino o si es necesario realizar ajustes.

Los planes de sindicalización deben ser flexibles para poder adaptarse a medida que surjan situaciones inesperadas. El sindicato o comité de sindicalización debe revisar periódicamente el plan y ajustarlo según sea necesario.

Componentes de un plan de sindicalización

  • identificar el liderazgo de los trabajadores
  • construir un comité de sindicalización

Existe una estrecha relación entre Identificar el liderazgo de los trabajadores y crear un comité de sindicalización. Es esencial identificar quién, de entre el grupo de trabajadores que se espera sindicalizar, tiene el potencial y la motivación para liderar una campaña de sindicalización. Se debe construir un comité de sindicalización interno en torno a estos líderes. La sindicalización casi nunca es exitosa si está dirigida por terceros. Un comité de sindicalización central comprometido y establecido dentro del lugar de trabajo es esencial para que el sindicato pueda trabajar a través de este para educar a otros trabajadores sobre la acción colectiva y la solidaridad.

Desarrollar una lista de trabajadores

Identificar a los trabajadores o al grupo de trabajadores a los que se dirige la campaña. Si es posible, intentar obtener una lista de contactos. Si no existe tal lista, crear una al contactar a las personas, y recordar que nada sustituye al contacto personal. Las redes sociales son importantes, particularmente para los trabajadores no manuales, pero los sindicatos no se organizan a través de las redes sociales. Se debe reconocer que no importa cuán cuidadosamente identifique a su grupo objetivo, el empleador siempre lo desafiará.

  • Organizar reuniones
  • Identificar problemas para movilizarse

Las campañas de sindicalización se ganan con frecuencia abordando los problemas. La sindicalización exitosa de los trabajadores no manuales comienza con la identificación de los problemas que movilizarán a los trabajadores. ¿Cuáles son los objetivos de los trabajadores no manuales? ¿Los trabajadores no manuales identifican problemas como la movilidad, la licencia por paternidad, la educación, el alojamiento o la salud de manera diferente a los miembros de sindicatos de trabajadores manuales, o quizás solo tienen diferentes prioridades? ¿Cómo puede el sindicato ayudarlos a alcanzar sus objetivos?

Hacer que el sindicato sea relevante para los trabajadores: comprender sus problemas, sus esperanzas y sueños; así como prepararse para explicar cómo el sindicato puede ayudarlos a resolver sus problemas o alcanzar sus metas. Si bien el sindicato no puede resolver todos los problemas o lograr todos los objetivos, la diferencia clave entre un trabajador sindicalizado y uno no sindicalizado es que el sindicato garantiza que los trabajadores tengan una voz y que el empleador la escuche, así como que las divisiones y la competencia entre los trabajadores no se utilizarán para silenciar esa voz.

Los trabajadores deben creer que el sindicato realmente los representa y hace oír sus reclamos. Si se presenta un problema, que puede o no ser específicamente sobre las condiciones de trabajo, se debe estar preparado para resolverlo. Es evidente que los empleadores cuyos trabajadores deseamos sindicalizar a menudo nos responsabilizan por los problemas, lo que provoca el enojo de la fuerza laboral.

Programa educativo

Enseñar solidaridad con el ejemplo. Así es como el sindicato gana credibilidad. Con frecuencia, los empleadores intentan dividir a los trabajadores por rubro, descripción del trabajo (esto incluye los manuales y no manuales), clase, raza y religión. Su objetivo es debilitar las estrategias de sindicalización. Se debe vivir según el viejo eslogan de “si tocan a uno, nos tocan a todos”. El apoyo visible por parte del sindicato a los trabajadores necesitados es, en sí mismo, un programa educativo sobre solidaridad muy poderoso.

Comunicaciones

La comunicación efectiva para sindicalizar a los trabajadores no manuales implica que su grupo objetivo reciba información de manera periódica sobre las actividades sindicales, particularmente los éxitos obtenidos. Involucrar a sus potenciales miembros en la lucha: por ejemplo, invitarlos a firmar las peticiones de IndustriALL y mantenerlos informados sobre las acciones sindicales por medio de un boletín electrónico.

Por otro lado, no prometer cosas que nunca se podrán lograr. Proteger su credibilidad: al final, es lo único con que se cuenta. Considerar siempre cualquier acción o declaración planificada en términos de cómo afectará su credibilidad y la de su sindicato, y no llevarlas a cabo si el daño a su credibilidad es demasiado grande. La mayor promesa que puede hacer un sindicato es que la voz de los trabajadores se escuchará.

Involucrar a las personas en la planificación aumenta su compromiso y da como resultado miembros más activos y organizados.

Los afiliados de IndustriALL en todo el mundo están a la altura del desafío y presentan soluciones de sindicalización innovadoras en diversos entornos.

El Sindicato de Trabajadores del Automóvil de Japón (JAW) que se enfrenta a una fuerza laboral reducida y cada vez menos regular, ha desarrollado un plan de sindicalización de varios años dirigido tanto a los empleados regulares como a los precarios.

 

Los Sindicatos de Trabajadores del Textil, Cuero y Vestuario de Etiopía (IFTLGWTU), con pocos recursos financieros en comparación con las empresas que operan en su sector, están aprovechando la relación de IndustriALL con la marca de ropa alemana Tchibo para poder entrar en contacto con trabajadores en una fábrica con el fin de llevar a cabo la tarea de sindicalización.

La Coalición Sindical de Trabajadores del Sector de la Energía Eléctrica de Malasia (EIEU) realiza campañas de sindicalización dirigidas específicamente a trabajadores migrantes como respuesta al aumento de estos. Colaboran con los trabajadores migrantes para abordar los problemas que enfrentan habitualmente, como el pago de salarios insuficientes, y además brindan servicios legales especiales para educarlos sobre sus derechos.