Sindicato de FANAPEL Uruguay busca negociar y reintegar a 270 trabajadores

23.08.2016

El 90% de los trabajadores de la Fábrica Nacional de Papel en Colonia, Uruguay fue enviado al seguro de paro debido a las dificultades económicas de la fábrica. FOPCU, afiliado a IndustriALL negocia su reintegro con la empresa y el Ministerio de Trabajo

La situación de la Fábrica Nacional de Papel SA (Fanapel) en Uruguay es crítica. Recientemente la empresa fundada en 1898 envió a 270 trabajadores a seguro de paro. La justificación de la compañía es que se vieron obligados a parar su producción porque experimentan dificultades para comercializar con sus principales compradores Argentina, Brasil y Chile.

Desde el 9 de agosto, cuando fue anunciada la resolución de la empresa, el Centro Unión de Obreros Papeleros y Celulosa (CUOPYC) –representado por la Federación de Obreros, Papeleros, Cartoneros del Uruguay (FOPCU) a su vez afiliado a IndustriALL Global Union- busca reintegrar a los trabajadores mediante el diálogo y la negociación.

En la más reciente reunión sostenida entre las autoridades de la empresa, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y el sindicato, el ministerio propuso que los empleados trabajen durante 20 días al mes y que por las jornadas restantes cobren el subsidio laboral. De este modo cumplirían un seguro de paro parcial, a demanda de la producción que necesite la empresa.

Si bien en un principio el sindicato aceptó la propuesta, la empresa resolvió que los trabajadores debían comenzar a trabajar el lunes 22, confundiendo la situación.

“La Federación tiene éste problema desde hace 15 días. Estábamos trabajando en un seguro parcial y la empresa terminó diciendo que el lunes 22 tenían que entrar a trabajar, lo cual dejaría a los trabajadores sin seguro de paro al no cumplir el período legal para hacerse los trabajadores acreedores al mismo. No hay planificación por parte del sector empresario. De todos modos el sindicato está dispuesto a buscar alternativas, y el Ministerio de Trabajo también” aseguró el presidente de FOPCU, Julio Burgueño.

Burgueño explicó que la situación genera incertidumbre porque la empresa aún no presenta propuestas claras. Sin embargo cotinuarán negociando hasta encontrar una solución que beneficie a todos los trabajadores.

Por su parte Jorge Almeida, secretario regional de IndustriALL Global Union se refirió a la actual situación y expresó:

”IndustriALL observa con atención el desarrollo de los acontecimientos en la empresa Fanapel, ofrece su apoyo a los trabajadores y al FOPCU, al tiempo que exhorta a la empresa a encontrar mediante el diálogo una justa solución al difiriendo planteado”