Valter Sanches, Secretario General de IndustriALL, con los copresidentes del sector, Bob Martínez y María Pérez, en la reunión de la red sindical aeroespacial realizada en París, Francia, los días 19 y 20 de junio.

Sindicatos aeroespaciales deciden combatir campañas antisindicales

21.06.2017

Los sindicatos aeroespaciales más poderosos del mundo coincidieron en París, Francia, los días 19 y 20 de junio de 2017, para efectuar una reunión de una red sindical de IndustriALL Global Union.

Sindicatos del sector aeroespacial de América del Norte, Europa, América del Sur, África y Asia intercambiaron ideas sobre nuevas e innovadoras estrategias con el fin de lograr la sindicalización de los no sindicalizados en todo el mundo, desde South Carolina hasta Shanghái y desde Marruecos a Mobile, Alabama.

Unos 75 participantes estudiaron la negociación de convenios colectivos que mejoren los salarios y prestaciones sociales, ofreciendo seguridad de empleo y de jubilación a los millones de trabajadores/as que laboran en el sector aeroespacial en todo el mundo.

Por su parte, Bob Martínez, copresidente del sector, y Presidente Internacional de la IAM, señaló:

“Tenemos la oportunidad de seguir desarrollando la labor que hemos realizado, llevando justicia y dignidad a todos los trabajadores aeroespaciales del mundo a través de la fuerza sindical. Esta es una oportunidad para crear un movimiento mundial de trabajadores de este sector que tendrá tanta fuerza como las compañías aeroespaciales multinacionales”.

Durante esta conferencia señalada, los participantes se refirieron al aumento del extremismo antisindical y antilaboral que tiene en su agenda la eliminación del derecho humano fundamental de los trabajadores/as, como es el de unirse a un sindicato auténtico, libre del control gubernamental o patronal. Los participantes también trataron el problema de la constante externalización de trabajo que corresponde a personal sindicalizado dentro o fuera de los países productores. Esta política de externalización frecuentemente se aplica a la fuerza de trabajo no sindicalizada en países como la China, donde no se reconocen o no se hacen cumplir derechos humanos fundamentales como el derecho a formar un sindicato y a realizar negociaciones colectivas. En los debates también se incluyeron temas como la competencia desleal de países como la China que no cumplen con las normas del comercio internacional y exigen la transferencia de tecnología y producción a cambio de ventas de aeronaves, en vez de comercio justo y condiciones de igualdad.

Los participantes centraron su atención en las campañas antisindicales que realiza la administración de las dos mayores empresas aeroespaciales comerciales del mundo: Boeing y Airbus. Copiando las maniobras de las más notorias empresas antisindicales del mundo, la administración de Boeing gastó millones de dólares para impedir la afiliación a la IAM de sus trabajadores/as en South Carolina. Para no quedarse atrás, la administración de Airbus está realizando una campaña antisindical en Alabama, en violación directa del Acuerdo Marco Global de IndustriALL con esa compañía.

En vista de la situación actual en Alabama, los participantes solicitaron que IndustriALL revise su Acuerdo con Airbus. Los participantes también pidieron que IndustriALL coordine las campañas de sindicalización en Airbus y Boeing.

Los participantes pidieron que todos los afiliados reafirmen la labor que realizan para:

  • Desarrollar redes eficaces en todas las empresas aeroespaciales mundiales, creando sistemas de comunicación que permitan que los afiliados de la alianza puedan informarse electrónicamente sobre el progreso del trabajo de sindicalización y de negociación colectiva en cada uno de sus países;
  • Tratar de establecer Comités de Empresa Mundiales con las multinacionales donde se presente la oportunidad;
  • Instar a los encargados de las negociaciones comerciales para que incluyan fuerte prohibición de exigencias de transferencia de tecnología y producción a cambio de ventas, especialmente en el caso de países como la China que abusan de estas prácticas;
  • Seguir desarrollando una alianza mundial de sindicatos aeroespaciales, creando novedosas formas de solidaridad internacional que sean eficaces en cuanto a extender nuestra cooperación, desarrollar nuestra capacidad para hacer campañas a nivel mundial y para aumentar nuestra fuerza colectiva;
  • Combatir las maniobras antisindicales y antilaborales, como los ataques que se realizaron hace dos años contra los sindicalistas de Airbus en España por haber ejercido su derecho de huelga;
  • Aprovechar al máximo, donde corresponda, los organismos intergubernamentales e internacionales, como las Naciones Unidas, la OIT y la OCDE, para procurar que las normas mundiales y las expectativas internacionales sean respetadas por las empresas aeroespaciales.

Finalmente, los delegados agradecieron al director aeroespacial saliente Brian Kohler por su trabajo con el sector y se comprometieron a trabajar en estrecha colaboración con su sucesor.