Sindicatos afiliados de IndustriALL refuerzan solidaridad con Palestina mediante programa de capacitación

26.09.2018

IndustriALL Global Union y su sindicato afiliado Petrol-İş de Turquía organizaron conjuntamente un programa de capacitación que se realizó en Estambul para los sindicatos afiliados en Palestina, con actividades para reforzar la cooperación, el apoyo y la solidaridad.

Dirigentes sindicales de IndustriALL, y de Petrol-İş, de la Federación General de Sindicatos de Palestina (PGFTU), del Sindicato Público de Trabajadores Petroquímicos de Palestina (PWU), y del Sindicato General de Trabajadores de la Electricidad y Energía de Palestina (PGUEW), celebraron un programa conjunto en la sede de Petrol-İş en Estambul del 24 al 26 de septiembre, bajo el lema "Promover la solidaridad internacional en favor de la paz, la democracia y los derechos humanos y laborales fundamentales".

Los dirigentes de Petrol-İş realizaron una visita a Palestina en marzo de 2018, donde se firmó un acuerdo para ampliar los esfuerzos solidarios con el mencionado país.

En el Medio Oriente, las condiciones de vida de los trabajadores y trabajadoras son notoriamente malas, ya que enfrentan no sólo el capital global, sino también la interferencia de potencias competitivas. La injerencia extranjera causa conflictos entre las personas y los países, socava los derechos humanos y laborales, y conduce a regímenes en la región que se vuelven sumamente represivos. Los derechos humanos y laborales fundamentales se deterioran y son violados por el capital global y los regímenes locales que lo apoyan.

En el Medio Oriente los sindicatos sufren graves violaciones de sus derechos, así como el desplazamiento de personas debido a los conflictos, un aumento del trabajo a contrata y por agencias, y el uso cada vez mayor de migrantes como mano de obra barata. Los sindicatos consideran que su principal prioridad es defender y mejorar la vida de los trabajadores/as. Los derechos laborales y humanos, la salud y seguridad y la estabilidad en el trabajo son cuestiones de gran preocupación.

En Palestina, la situación de los trabajadores/as es especialmente mala, porque son víctimas de vivir y trabajar bajo condiciones de un país ocupado, afectando todos los aspectos de su vida. Esta situación se ha agravado desde la elección de Donald Trump como Presidente de los EE. UU. Su decisión de trasladar la embajada de EE. UU. de Tel Aviv a Jerusalén ha sido muy perjudicial para el proceso de paz. La delegación pidió poner fin a la ocupación, manifestando su apoyo para el retiro a las fronteras de 1967 y una solución para establecer dos estados. También declararon su solidaridad con la lucha de los hombres y mujeres de Palestina por los derechos laborales.

Ali Ufuk Yaşar, Presidente General de Petrol-İş, señaló:

“Nuestra cooperación es más que trabajo sindical. Seguiremos apoyando a los trabajadores y trabajadoras palestinos en su lucha por mejorar sus vidas”.

Por su parte, Kemal Özkan, Secretario General Adjunto de IndustriALL, afirmó:

“Esta reunión es muy significativa para la solidaridad con el pueblo palestino y la clase trabajadora. Las condiciones de vida de los trabajadores y trabajadoras de Palestina son sumamente difíciles. Lo observé personalmente durante mi visita el año pasado.

“Debemos apoyar la lucha para poner fin a la inaceptable situación actual de represión y miseria, con una paz duradera basada en las resoluciones de las Naciones Unidas. Los sindicatos son un pilar importante de la estructura social, ofreciendo a la sociedad fortaleza y capacidad de recuperación”.

Al final de la reunión, los sindicatos turcos y palestinos aprobaron una declaración conjunta, en la que se comprometen a luchar juntos por los derechos de los trabajadores/as y para poner fin a la ocupación.