Sindicatos africanos rechazan el trabajo precario

29.01.2014

Afiliados de IndustriALL provenientes de 13 países africanos, reunidos en Togo, evaluaron los triunfos y dificultades que se registraron en 2013, proponiendo estrategias para seguir avanzando en 2014 en su lucha contra el trabajo precario.

Esta Conferencia sobre Trabajo Precario, de la Región de África Subsahariana de IndustriALL, fue realizada los días 27 y 28 de enero en el Centro de Capacitación de la CSI en Lomé, Togo, donde los afiliados pudieron identificar los objetivos, estrategias y prioridades de esa región proyectados hasta 2016 respecto al trabajo precario; también establecieron estrategias e iniciativas para 2014, siguiendo la línea de objetivos y estrategias mundiales de IndustriALL.

Por otro lado, la información que proporcionaron los sindicatos participantes dejó en claro el lamentable panorama, ya muy común, de cómo el trabajo precario se ha extendido en toda la región. En las industrias de minería y manufactura, esta tendencia es promovida, en particular, por las empresas multinacionales, con el fin de rebajar los salarios y condiciones de trabajo y para marginar a los sindicatos. Las agencias de empleo internacionales siguen presionando a los gobiernos para que les permitan ampliar sus operaciones y sustituir el empleo permanente con mano de obra temporal facilitada por agencias de trabajo.

En general, los trabajadores precarios de la región están desprotegidos en materia de salud y seguridad, y tampoco cuentan con cobertura de disposiciones de seguridad social; además, están sujetos a condiciones salariales y laborales inferiores a los que tienen los trabajadores permanentes. En Mauricio, una estrategia propuesta por el gobierno fue la de sustituir a los trabajadores locales por trabajadores migrantes que perciben sueldos muy por debajo del sueldo vital mínimo.

Afiliados de la RDC, Burkina Faso, Mauritania, Ghana, Camerún, Mauricio, Nigeria, Níger, Togo, Mozambique, Namibia, Senegal y Guinea informaron sobre la labor de sus sindicatos para combatir el trabajo precario. La agresividad de las empresas y el miedo de los trabajadores siguen siendo obstáculos importantes que hacen difícil la sindicalización. Sin embargo, muchos afiliados habían tenido éxito sindicalizando a trabajadores precarios, transformándolos en empleados permanentes, y firmando convenios colectivos que incluyen igualdad de condiciones para los trabajadores permanentes y a contrata. Por ejemplo, en Senegal, SUTIDS ha modificado sus estatutos para que sea más fácil la afiliación de trabajadores precarios; a consecuencia de ello, el sindicato ha ganado a 450 nuevos miembros.

Los sindicatos también han hecho campañas para obligar a cambiar la legislación con el fin de proteger a los trabajadores precarios y reducir la incidencia del trabajo precario. En Mauricio, el sindicato ha podido reformar la ley laboral, logrando establecer que todos los trabajadores a contrata que llevan 6 meses de servicio tendrán derecho a disposiciones vacacionales; todos los trabajos temporales con una duración de más de 2 años se deben convertir en puestos permanentes; además, todos los trabajadores, incluyendo aquellos que tienen contrato temporal, deberán recibir un bono de fin de año (es decir, el sueldo anual sería por 13 meses). En Senegal, se aprobó una ley que regula el trabajo temporal facilitado por agencias.

La concientización de los trabajadores y del público en general sobre las consecuencias del trabajo precario sigue siendo una estrategia importante para todos los sindicatos. Con este fin, afiliados de Ghana y Senegal han realizado con éxito campañas en los medios de comunicación.

Esta conferencia formó parte del proyecto de IndustriALL sobre trabajo precario en África Subsahariana, que cuenta con el apoyo de los afiliados de IndustriALL en Finlandia y Bélgica. Este proyecto entra ahora en una nueva etapa. En 2013 los sindicatos recogieron datos con el fin de determinar el número, la distribución y la situación de los trabajadores en situación precaria, de modo que ahora pueden medir los avances y a la vez pueden orientar mejor sus campañas. En cada país, los afiliados están trabajando unidos para desarrollar un plan de acción acordado que será implementado por todos los afiliados, en forma conjunta.