Sindicatos colombianos acuerdan sobre género y unidad de acción sindical

15.05.2017

Tres días de actividades en Colombia concluyeron la semana pasada con acuerdos sobre la promoción de la igualdad de género y el fortalecimiento de la acción sindical en el sector minero-energético

Durante los dos primeros días, compañeras de SINTRACARBON, SINTRAELECOL y la USO abordaron el tema de género. Las participantes compartieron sus experiencias en el trabajo y en el movimiento sindical.

Muchas de ellas trabajan en áreas típicamente ocupados por hombres: son mecánicas y conductores de trenes, manejan camiones de 320 toneladas, hacen el mantenimiento de tubos de gas en el campo y trabajan en pozos de petróleo. Notaron que la discriminación existe tanto en el trabajo como en el sindicato.

Las trabajadoras adoptaron recomendaciones instando a sus respectivas organizaciones a construir una política de género en materia de formación y negociación colectiva. Según Hídanora Pérez, dirigente de una sección de Sintracarbon, es importante tener un enfoque de género en la negociación colectiva, porque muchas veces sólo son las personas directamente afectadas ven con claridad los obstáculos en el camino.

“Un ejemplo de ello es un caso aberrante que surgió en la mina El Cerrejón”, dice Hídanora. “Nuestro convenio colectivo otorgaba al ‘trabajador’ cinco días de licencia remunerada en caso de un aborto no deseado de su ‘esposa o compañera permanente’.  Un día surgió un caso de una pareja donde ambos trabajaban en la mina, y la compañera sufrió un aborto. El marido pudo tomar cinco días remunerados, pero por los términos del contrato, ella no. Para ella la única opción era tomar una licencia médica pagado al 75%; Apenas tres días más tarde tuvo que regresar a trabajar mientras que su esposo se quedaba en casa. Menos mal la compañera denunció esta injusticia y logramos cambiar el lenguaje del convenio”.

Al tercer día del evento se incorporaron dirigentes del sector minero-energético para debatir acerca de la unidad, de la campaña por la ratificación del Convenio 176 de la OIT sobre seguridad en las minas, y lo referente al pos-conflicto. 

Una comparación entre el C176 y la legislación colombiana identificó cuatro áreas donde la norma internacional ofrece una mayor protección que la legislación nacional: El C176 se aplica a todas las minas e introduce una orden de prioridad en la prevención, mediante la eliminación del riesgo y solo en última instancia recurre a equipos de protección personal. Además, otorga al trabajador el derecho a retirarse de cualquier sector de la mina cuando existen razonas para pensar que hay un peligro grave. Finalmente, mejora las garantías de representación y participación de los trabajadores en temas de seguridad e higiene.

La reunión adoptó conclusiones sobre la importancia de seguir trabajando hacia la unidad, de contribuir a al proceso de paz y construir una campaña del sector minero-energética -con el apoyo de la CUT- para lograr la ratificación del C176. Esta campaña debería incluir, entre otras cosas, la concientización y el involucramiento de las bases, identificar aliados en el Congreso dispuestos a apoyar una propuesta de ley, y entablar un debate con el gobierno y los empleadores -si necesario convocado por la OIT-.

La reunión de minería fue financiada a través del proyecto regional de minería con Union to Union / SASK, mientras que el evento de mujeres formó parte del proyecto de potenciación Sindical que IndustriALL desarrolla con los sindicatos suecos a través de U2U.

A su vez, los proyectos trabajan apegados al Plan de Acción de IndustriALL e integran la problemática de género y juventud como corazón del trabajo en la región. La articulación de estos dos eventos es un ejemplo de las sinergias que busca IndustriALL en la ejecución de sus proyectos.

Las reuniones se llevaron a cabo en Valledupar en El César. La oficina regional de IndustriALL estuvo representada por los secretarios regionales adjuntos Laura Carter y Marino Vani.