Sindicatos de trabajadores del sector de la electricidad en Medio Oriente y Norte de África establecen una red

11.05.2017

En la conferencia del sector de la energía eléctrica celebrada los días 4 y 5 de mayo de 2017 en Ankara, Turquía, dirigentes sindicales de Marruecos, Argelia, Irak, Bahréin, Jordania y Turquía establecieron una red sindical para ese sector en la región del Medio Oriente y África del Norte.

El objetivo de la red es compartir conocimientos y experiencias, brindar solidaridad sindical y mejorar las comunicaciones entre los trabajadores/as de la electricidad en la región.

La reunión fue organizada por TES-İŞ, organización turca afiliada a IndustriALL Global Union, que fue anfitrión del encuentro, presidido por su presidente, Mustafa Şahin, quien señaló:

“Quisiera manifestar que me ha complacido muchísimo y es un gran honor haber podido sentar las bases, aquí en Ankara, de la red sindical del sector de la energía eléctrica en la región del Medio Oriente y África del Norte. El fortalecimiento de la solidaridad mundial y regional es de importancia vital para los trabajadores y trabajadoras de este sector. TES-İŞ continuará promoviendo este objetivo en diferentes niveles”. 

Asistieron a esta mencionada reunión representantes de los sindicatos de la región del Medio Oriente y África del Norte, así como el Secretario General Adjunto de IndustriALL, Kemal Özkan.

Los participantes abordaron los problemas que enfrentan los trabajadores/as de esa región, como la subcontratación y externalización de algunos departamentos de las empresas, lo que da por resultado un aumento del trabajo precario.

La privatización de las empresas públicas se traduce en una disminución de los derechos de los trabajadores, reducción de los salarios, deterioro de las condiciones de trabajo y pérdida de puestos de trabajo.

Los trabajadores/as del sector de la energía eléctrica hacen grandes sacrificios para hacer llegar la electricidad a las personas que viven en zonas remotas y montañosas. La salud y seguridad laboral es sumamente importante y estos trabajadores/as deberían trabajar sin temor.

Por su parte, Abdelmajid Matoual de la FNTE/UMT, señaló:

“En Marruecos la privatización constituye un importante reto para los trabajadores de la electricidad. El gobierno está tratando de desregular el mercado y abrir las puertas para privatizar las empresas públicas. Es muy importante compartir experiencias a fin de prepararnos para futuros cambios”.

En Irak, la corrupción es uno de los principales problemas, según Hashmeya Alsaadawe, Presidenta del Sindicato General de Trabajadores y Técnicos de la Electricidad de Basora:

“El gobierno ha invertido mucho dinero y ahora se da cuenta que ha fracasado y quiere privatizar lo más pronto posible. Tendrá consecuencias para los trabajadores, pero ni siquiera la privatización de las empresas puede poner fin a la corrupción”.

En esta reunión también se dio a conocer un informe sobre las relaciones laborales del sector privado. El director de recursos humanos de la región de Toroslar de EnerjiSA, una empresa conjunta de la compañía alemana E.ON y el holding turco Sabanci Group, explicó la relación continua con el sindicato TES-İŞ en el contexto de las relaciones laborales y el diálogo bilateral entre empleadores y empleados en el sector de la distribución. El director de recursos humanos explicó que, gracias al trabajo realizado con el sindicato, en la etapa de transferencia, los trabajadores y trabajadoras que están repartidos en las diversas empresas subcontratistas pasan a ser contratados directamente por Enerji-SA.

Por otro lado, Diana Junquera Curiel, Directora del Sector de la Energía de IndustriALL, señaló:

“Hemos creado una nueva red sindical muy importante. Ahora tenemos que trabajar duro para desarrollar un grupo de trabajo sólido y fructífero, capaz de apoyar a todos los sindicatos de electricidad de la región y de desarrollar la solidaridad internacional”.

La delegación visitó dos empresas: un centro de distribución de la empresa privada Enerji-SA (centro del Sistema SCADA) que provee electricidad en tres regiones de Turquía, y la empresa pública TEİAŞ Transformer, así como sus centros de mantenimiento y reparación.