Foto por Jordana Mercado

Foto por Jordana Mercado

Foto por Jordana Mercado

Sindicatos exigen una agenda de desarrollo para los trabajadores

18.12.2017

Los sindicatos afiliados a IndustriALL en la región participaron en debates y en una marcha contra la Organización Mundial del Comercio (OMC), por considerar que busca solamente debatir una agenda que defiende los intereses de las grandes corporaciones transnacionales

Los representantes de los gobiernos de 164 países y de las grandes transnacionales participaron en la cumbre de la Organización Mundial del Comercio (OMC). En simultáneo, las centrales sindicales argentinas CGT, la CTA de los Trabajadores y la Autónoma, la Coordinadora de Centrales Sindicales del Cono Sur (CCSCS), la Confederación Sindical Internacional (CSI), IndustriALL Global Union, UNI Américas y otros movimientos sociales sostuvieron una reunión y participaron de una marcha.

Mientras que los participantes de La Cumbre de los Pueblos destacaron el éxito de su encuentro y movilización, diversos participantes de La Cumbre de la OMC calificaron el encuentro comercial como un “fracaso”. El organismo que promueve el libre comercio no logró cerrar un acuerdo ni siquiera en uno de los temas para los que había más consenso. La Unión Europea y el Mercosur, que esperaban cerrar el acuerdo de libre comercio, no lo consiguieron y dijeron que retomarán las negociaciones en enero de 2018.

El encuentro denominado “Hacia una verdadera Agenda de Desarrollo para los/as trabajadores/as y los excluidos” se llevó a cabo el 12 de diciembre en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) y formó parte de una semana de acción global denominada “La Cumbre de los Pueblos: Fuera OMC, Construyendo Soberanía".

La jornada estuvo organizada en diversos paneles temáticos, donde debatieron por ejemplo sobre el libre comercio y los efectos para la economía, y respecto a la participación de la sociedad civil en la OMC.

Los participantes criticaron que la Conferencia Ministerial busca solamente debatir una agenda que defiende los intereses de las grandes corporaciones transnacionales. Además, intenta presionar a los Estados para que tengan menos regulaciones ambientales, laborales, impositivas, de producción de medicamentos y de patentes, con el objetivo de dar mayores garantías a la inversión extranjera y al capital.

El objetivo del encuentro fue contribuir a fortalecer el debate sobre las democracias y los derechos laborales fundamentales en el mundo entero. A su vez, explicaron que desean avanzar en la de creación de alternativas sociales, políticas, económicas, feministas y ambientalistas que pongan fin a la impunidad corporativa, den primacía a los derechos humanos y garanticen la armonía con el medio ambiente.

Al final de la actividad, las organizaciones se unieron a la marcha “Fuera OMC” desde el Congreso Nacional hasta el obelisco. La marcha pacífica se caracterizó por haber reunido a personas de todas las edades, países y de diversos movimientos sociales. Al ritmo de tambores y platillos marcharon repartiendo folletos, y ondeando banderas de todos los colores, bajo la misma consigna: Defender los derechos de los pueblos frente a los intereses de los gobiernos y de las transnacionales.

Marino Vani, secretario regional de IndustriALL Global Union evaluó las actividades y expresó:

“Hay que actuar por un desarrollo sostenible, donde las personas estén en primer lugar. No nos podemos engañar: La OMC no nos representa y tampoco va pensar en el desarrollo de nuestra región.

Tenemos que salir de nuestras preocupaciones nacionales y sectoriales para construir un único proyecto político regional: “Estados Unidos de América Latina y el Caribe”. Lo podremos conseguir a partir de la construcción de verdaderos estados de derecho, reforzando la economía, el mercado y el comercio entre nuestra América Latina y el Caribe. ¡La lucha continúa!"