Los trabajadores bloquean la línea ferroviaria.

Sindicatos internacionales se unen a los trabajadores en huelga en la fábrica de vagones GOŠA en Serbia

04.07.2017

Una delegación de sindicalistas de Bulgaria, Rumanía y Hungría se unió a los trabajadores de la fábrica GOŠA en un bloqueo de la línea ferroviaria internacional Belgrado-Thessaloniki y de la carretera que conduce a la fábrica, donde los trabajadores están en huelga desde hace 100 días.

El 23 de junio, representantes de Metalicy (Bulgaria), FNS Solidaritatea Metal y FSLI Metal (Rumanía), VASAS (Hungría) e Industrijski Sindikat Srbije y el Sindicato  Autónomo de Trabajadores Metalúrgicos de Serbia se unieron a los trabajadores en huelga, bloqueando durante una hora la fábrica de la ciudad de Smederevska Palanka.

Los trabajadores llevan en huelga 100 días, después de no recibir su salario ni las prestaciones durante 15 meses. Los trabajadores están representados en la fábrica por tres afiliados a la IndustriALL Global Union y a la IndustriAll European Union, Industrijski Sindikat Srbije, el Sindicato Autónomo de Trabajadores Metalúrgicos de Serbia y el Sindicato de Trabajadores de la Industria, la Energía y la Minería - IER Nezavisnost -, todos los cuales están actuando.

La fábrica GOŠA produce tranvías y vagones de ferrocarril. Era una de las plantas industriales más importantes de la ex Yugoslavia. En 2007 se privatizó la planta y se vendió a una empresa eslovaca, ŽOS.

ŽOS está muy endeudada, y debe a los trabajadores dos millones de euros por los 15 meses de salarios impagados y de las contribuciones adeudadas al fondo de jubilación y el seguro de enfermedad. La empresa debe además tres millones de euros al Gobierno serbio. Hace poco se encontró un comprador de la empresa en dificultad, y el 15 de mayo se firmó un acuerdo que incluía un plan para pagar a los trabajadores las cantidades adeudadas.

Sin embargo, no se ha pagado a los trabajadores, y la empresa alega que el acuerdo ya no es válido.

El problema se agrava porque, debido a la venta, los trabajadores no tienen un interlocutor claro. Cuando quiere motivar a los trabajadores para completar un pedido, la empresa paga ocasionalmente un pequeña cantidad, como 100 euros, cada pocos meses. Esto da a los trabajadores la falsa esperanza de que las cosas se están resolviendo. La situación es desesperada para los trabajadores; uno de ellos se ha ahorcado en la fábrica al no ver ninguna manera de salir de la situación.

Al comienzo de la huelga, los secretarios generales de la IndustriALL Global Union y de la IndustriAll European Union enviaron una carta conjunta a ŽOS, pidiéndole que pague lo que debe.

Dragan Matic, presidente del Sindicato Industrial de Serbia, dijo:

“El apoyo de solidaridad de los colegas de Hungría, Rumanía y Bulgaria internacionalizó esta huelga; es la primera vez que esto sucede en Serbia. Haremos todo lo posible para hallar una solución justa para los trabajadores de GOŠA, pero es necesario que las instituciones estatales intervengan.”

Los sindicatos también piensan que las instituciones estatales serbias – el Ministerio de Trabajo, el Ministerio de Economía y, particularmente, el Ministerio de Hacienda – son responsables por tolerar que la empresa no pague los impuestos desde hace más de un año. Estiman que no hay voluntad política para resolver la situación, lo cual es grave para un Estado candidato a la UE.

El secretario general adjunto de la IndustriALL Kemal Özkan dijo:

“Hace diez años, ŽOS adquirió una parte importante del patrimonio industrial de Serbia mediante un acuerdo de privatización. La empresa ha fracasado y ha abandonado a sus trabajadores, que se encuentran en una situación desesperada.

Es responsabilidad de ŽOS, los nuevos propietarios y también del Gobierno de Serbia hallar una solución justa para los trabajadores de la fábrica de vagones GOŠA. Hay que pagarles sus sueldos y asegurarles el futuro.

El movimiento internacional seguirá apoyando a los trabajadores.”

El secretario general de IndustriAll Europe, Luc Triangle, dijo:

“Cuando nuestros afiliados se unieron a los trabajadores de GOŠA en el bloqueo de la línea ferroviaria reflejaron la solidaridad de los miembros sindicales de toda Europa.
A los trabajadores de GOŠA y a sus familias se les ha sumido en una situación de pobreza extrema, abandonados por su empleador e ignorados por su gobierno. Seguiremos luchando para que se les haga justicia.”

Los trabajadores de GOŠA se han comprometido a bloquear la línea férrea durante varias horas todos los días.

La delegación de trabajadores metalúrgicos asistía a una conferencia en Belgrado sobre el proceso de información y consulta en el sector del metal.