Imagen de archivo de una protesta en la refinería Samir

Imagen de archivo que muestra una caravana de vehículos de los sindicatos

Cartel que publicita la caravana de protesta

Sindicatos marroquíes lanzan campaña del “Mes de la ira”

10.01.2019

Los sindicatos marroquíes realizarán una serie de acciones de protesta y huelga en todo el país hasta que el gobierno cumpla con sus compromisos respecto al diálogo social.

Las federaciones sindicales de Marruecos, la CDT (Confédération Démocratique du Travail) y la UMT (Union Marocaine du Travail) han suspendido todo diálogo social, lanzando campañas para obligar al gobierno a respetar los derechos sindicales. Estas dos federaciones están integradas por varios sindicatos afiliados a IndustriALL.

Del 10 al 20 de enero, la UMT realizará una serie de protestas, incluyendo marchas, huelgas y manifestaciones, en tanto la CDT tiene proyectada una protesta y una caravana de vehículos dirigida la ciudad de Tánger el 11 de enero.

La petición principal de este movimiento es la de exigir que el gobierno institucionalice el diálogo social tripartito, respetando los derechos sindicales y cumpliendo con los Convenios de la OIT, tal como se acordó con los sindicatos el 26 de abril de 2011. A pesar de ese acuerdo, en Marruecos se violan frecuentemente los derechos sindicales.

Los sindicatos también reclaman enérgicamente la gran cantidad de problemas sociales que el gobierno aún no ha abordado, incluyendo el alto costo de la vida, el deterioro de los servicios sociales, la falta de oportunidades para jóvenes, la violación de los derechos de los jubilados y el enorme aumento de la tasa de desempleo.

Además, los sindicatos enfrentan obstáculos en sus intentos de defender a los trabajadores/as, debido a las violaciones generalizadas de los derechos laborales y sindicales por parte de los empleadores, violaciones que no son abordadas por las autoridades. En varios casos, los dirigentes de los sindicatos afiliados a IndustriALL han sido despedidos por realizar actividades sindicales. Por ejemplo, en los últimos meses las empresas multinacionales de fabricación de componentes para automóviles APTIV (anteriormente Delphi), YAZAKI y SEBN-MA despidieron a docenas de miembros y dirigentes de sindicatos afiliados a la CDT y la UMT.

Por su parte, el subsecretario general de la CDT, Khaled Alami Haouair, dijo:

“Nos encontramos frente a una crisis social caracterizada por el deterioro del poder adquisitivo, y la violación de las libertades sindicales y de los beneficios sociales. La CDT continuará su lucha hasta que el gobierno acepte entablar un diálogo social tripartito que cumpla con las normas de la OIT”.

Por otro lado, hablando en nombre de la UMT, Abdelmajid Matoual señaló:

“El secretario general de nuestra federación ha comentado sobre la actual situación económica y social que se caracteriza por el aumento del costo de la vida, la degradación de los servicios socioeconómicos y la oferta del gobierno que no alcanza a satisfacer las expectativas de la clase trabajadora.

“El 27 de diciembre, el consejo nacional de la UMT decidió apoyar la decisión del secretario general de postergar las negociaciones hasta que el gobierno ofrezca propuestas que satisfagan las expectativas de los trabajadores y trabajadoras. El consejo declaró que los días 10 al 20 de enero sean días de protestas y militancia en todas sus formas, incluyendo huelgas y manifestaciones, contra las violaciones de las libertades sindicales”.

Valter Sanches, Secretario General de IndustriALL, envió cartas de solidaridad a las dos federaciones marroquíes.

Las principales reivindicaciones sindicales son:

  1. Que se respete la libertad de sindicación
  2. Que se implemente el acuerdo del 26 de abril de 2011
  3. Que se aumente en 600 Dirham (US$ 63) los salarios de los funcionarios públicos
  4. Que se aumente en un 10% el salario mínimo
  5. Aumento de las prestaciones sociales familiares
  6. Que se rebajen los impuestos, eliminando los impuestos a las pensiones de jubilación
  7. Diálogo social tripartito institucionalizado
  8. Que se revoquen los despidos de sindicalistas y las demandas legales contra dirigentes sindicales