Una delegación de representantes sindicales internacionales sostuvo reuniones del 12 al 14 de setiembre con diferentes autoridades del Gobierno de Colombia para expresar su preocupación por la violencia contra líderes sindicales y sociales

Sindicatos mundiales denuncian aumento de violencia antisindical en Colombia

03.10.2018

Los representantes de los sindicatos mundiales viajaron a Colombia para reunirse con las autoridades del país, y denunciar el preocupante incremento de la violencia a líderes sindicales y sociales

Las cifras de la violencia contra líderes sindicales son vertiginosas. Según un reciente informe de la Defensoría del Pueblo reportó que desde la firma de los Acuerdos de Paz en 2016, asesinaron a 343 líderes sociales y defensores de derechos humanos.

Sumamente preocupados con este “exterminio” de líderes y lideresas sindicales y sociales, una delegación de representantes de la CSA, CTC Colombia, CUT Colombia, ICM, ISP, ITF, UNI y de IndustriALL Global Union sostuvo reuniones del 12 al 14 de setiembre con diferentes autoridades del Gobierno de Colombia.

Durante la reunión con la ministra de trabajo, Alicia Arango Olmos, la delegación expresó su preocupación por la seguridad de los líderes sindicales y sociales en Colombia. También rechazaron la sistemática campaña de criminalización de la protesta sindical y social efectuada tanto por la Policía Nacional, como por integrantes del nuevo gobierno.

En particular, hicieron referencia a las recientes declaraciones del Ministro de Defensa, Guillermo Botero. En el Congreso de Confecamaras el 13 de Septiembre en Cartagena, Botero afirmó a la radio colombiana Caracol que los grupos armados organizados vinculados al narcotráfico y a mafias internacionales financian la protesta social.

La ministra Arango Olmos, (ex secretaria del expresidente Álvaro Uribe y directora del partido Centro Democrático desde 2014) sorprendió a la delegación internacional al desacreditar totalmente sus denuncias.

“La Ministra se expresó de forma muy agresiva y grosera, e incluso descalificó a toda la delegación. Dijo que las organizaciones internacionales no conocemos los problemas de Colombia y que no tenemos ninguna autoridad para hablar sobre lo que pasa en el país. Además, aseguró que ella “conoce muy bien” al movimiento sindical internacional, el cual, a su criterio, lanza acusaciones sin hechos reales”

dijo el secretario regional de IndustriALL, Marino Vani y agregó:

“Los asesinatos, amenazas y agresiones a dirigentes sindicales y sociales de Colombia siguen en aumento. Los mecanismos de protección fallan, hay demoras en la asistencia y dificultades para acceder a las medidas de protección.

Nos preocupan mucho las declaraciones del gobierno, las cuales fomentan una ola de violencia, la promoción de la criminalización de la protesta social y del derecho a la libertad sindical.

Como movimiento sindical internacional seguiremos apoyando a los trabajadores de Colombia, y buscaremos el fortalecimiento de los sindicatos y organizaciones sociales para juntos aportar con propuestas de desarrollo sostenible de Colombia”