• Este artículo existe en:
  • en
  • es
  • fr

Sindicatos mundiales instan a los líderes de todo el mundo para que promuevan el ejemplo del Acuerdo de Bangladesh

01.07.2017

En la reunión del G20 realizada en Hamburgo este fin de semana, se abordan temas como el comercio justo y la responsabilidad corporativa. Los sindicatos mundiales piden a los participantes en la cumbre estudiar el Acuerdo de Bangladesh como modelo para promover prácticas empresariales sostenibles. Este pacto ejemplar, el Acuerdo de Bangladesh sobre Seguridad en la Construcción de Edificios y de Instalaciones de Sistemas contra Incendios, fue renovado recientemente.

Por su parte, Valter Sanches, Secretario General de IndustriALL, señaló:

En la actualidad, el Acuerdo legalmente vinculante es la única opción convincente para la salud y seguridad en las fábricas de la confección de Bangladesh. Desde que se estableció ha salvado la vida de muchos trabajadores y trabajadoras. El nuevo acuerdo pone mayor énfasis en el derecho de los trabajadores a organizar y afiliarse a un sindicato, reconociendo que el empoderamiento de la fuerza laboral es fundamental para lograr seguridad en el lugar de trabajo. El Acuerdo puede extenderse a otros sectores y, como representantes de los trabajadores, les instamos a reconocer la importancia del nuevo Acuerdo como un paso importante para lograr cadenas de suministro mundiales que sean responsables.

Por otro lado, Christy Hoffman, Secretaria General Adjunta de UNI Global Union, afirmó:

El debate sobre prácticas comerciales responsables queda incompleto si no se estudia con seriedad el éxito y la renovación del Acuerdo de Bangladesh. En suma, este modelo de responsabilidad y transparencia funciona. El primer acuerdo está salvando vidas en el sector de la confección de Bangladesh, y el Acuerdo de 2018 refuerza la protección de los trabajadores y trabajadoras al reconocer explícitamente el papel que desempeñan los sindicatos para procurar condiciones de seguridad en el trabajo.

En este sentido, John Evans, Secretario General de la Comisión Sindical Consultiva de la OCDE, puntualizó que:

Con la firma del nuevo Acuerdo se está demostrando que un acuerdo legalmente vinculante entre marcas y sindicatos es efectivamente un modelo exitoso para impulsar cambios positivos en las cadenas de suministro mundiales. Los líderes del G20 deben aprender esta lección y darle pleno apoyo.

Por otra parte, en el Foro Mundial de la OCDE sobre Conducta Empresarial Responsable, reunido en París el 29 de junio, UNI Global Union e IndustriALL Global Union, junto con más de 20 marcas de prendas de vestir, dieron a conocer un nuevo Acuerdo de Bangladesh sobre Seguridad en la Construcción de Edificios y de Instalaciones de Sistemas contra Incendios. Se cree que muchas otras marcas se van a adherir al Acuerdo.

El nuevo Acuerdo, que tiene una duración de tres años, se basa en los logros del primer Acuerdo de Bangladesh, que fuera firmado en mayo de 2013 como respuesta al derrumbe del edificio Rana Plaza. Sigue el novedoso marco, legalmente vinculante, del primer Acuerdo y el compromiso de actuar de forma transparente. También se introducen nuevas formas de protección para los trabajadores/as y se garantiza la inspección y renovación de un número mucho mayor de fábricas, a medida que las marcas signatarias vayan agregando nuevos proveedores.

La extensión del Acuerdo demuestra que acuerdos legalmente vinculantes entre empresas multinacionales y sindicatos mundiales constituyen una manera eficaz de mejorar las condiciones de trabajo en las cadenas mundiales de suministro.

Uno de los aspectos fundamentales del Acuerdo de Bangladesh es el hecho de que reconoce que la libertad de sindicalización y de los sindicatos mejora la seguridad de los lugares de trabajo. Incluye mayor protección para aquellos trabajadores y trabajadoras cuyas fábricas se han cerrado o se han reubicado debido a la implementación del Acuerdo. También presenta la posibilidad de extender el Acuerdo a otros sectores, además de la industria de la confección.

El derrumbe de Rana Plaza en abril de 2013 cobró la vida de más de 1.100 trabajadores y trabajadoras, dejando lesionados a 2.500 más. Seis semanas después de esa tragedia, los sindicatos, organizaciones no gubernamentales y marcas dieron a conocer el primer Acuerdo de Bangladesh. Actualmente, el mencionado Acuerdo cubre a más de 2,5 millones de trabajadores/as. El nuevo Acuerdo entrará en vigor después de que venza el anterior de 2013, es decir en mayo de 2018.

En mayo de este año, los ministros de Trabajo y Empleo del G20 redactaron una declaración sobre la configuración del futuro del mundo del trabajo que enfatizó que "las violaciones al trabajo digno y a los principios y derechos fundamentales en el trabajo no deben constituir factores de competencia" en las cadenas mundiales de suministro. Este informe se va a presentar en la cumbre este fin de semana.