Sindicatos mundiales y 30 marcas importantes hacen llamado al gobierno de Camboya para que investigue violencia mortal

20.01.2014

IndustriALL Global Union, UNI Global Union, y la CSI han unido sus fuerzas, junto a 30 marcas internacionales, para instar al gobierno de Camboya se investigue el reciente uso de fuerza letal contra trabajadores de la confección que se hallan en huelga.

IndustriALL y UNI, cuya campaña conjunta dio por resultado el Acuerdo sobre Seguridad en la Construcción de Edificios y de Instalaciones de Sistemas contra Incendios en Bangladesh, han afirmado que les complace saber la decisión de las marcas de aceptar responsabilidad respecto a su producción, exigiendo a la vez cambios al gobierno de Camboya.

La carta, que lleva la fecha del viernes pasado, insta al gobierno ponga en marcha un nuevo proceso para fijar los salarios mínimos y respete los derechos de los trabajadores y de los sindicatos. Por otra parte, las marcas han solicitado reunirse con el propio Sr. Hun Sen.

En la carta señalada, el grupo manifestó su preocupación por el asesinato y las lesiones que sufrieron los trabajadores y transeúntes durante los días 2 y 3 de enero, como consecuencia directa de la violencia utilizada por las fuerzas de seguridad, en momentos en que se realizaban manifestaciones pacíficas que reclamaban un aumento del salario mínimo.

Jyrki Raina, Secretario General de IndustriALL Global Union, dice al respecto:

La OIT señala, en el Convenio 87, ratificado por Camboya, que nadie debe ser privado de su libertad, ni debe ser objeto de sanciones penales por el mero hecho de organizar o de haber participado en una huelga pacífica. Ahora el gobierno debe asumir la responsabilidad de proteger los derechos de los trabajadores y de los sindicatos. Los representantes de las empresas y los sindicatos deben participar en un diálogo constructivo que resulte en un salario realmente digno.

Philip Jennings, Secretario General de UNI Global Union, manifestó lo siguiente:

"Estas protestas fueron acciones legítimas de los trabajadores camboyanos, que debieron haber recibido protección para poder ejercer su derecho para hacer campaña por un salario digno. Por otra parte, nos complace saber que un grupo de empresas tenga la misma preocupación que nosotros por los derechos de los trabajadores, pidiendo al gobierno que investigue el uso de la fuerza letal".

Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI, dice:

"En condiciones en que grandes marcas mundiales, desde Adidas a Walmart, estén llamando a la acción conjunta con los sindicatos, el gobierno de Camboya debe modificar su sistema de relaciones laborales inservible que ha dejado a los trabajadores sin ninguna otra opción sino recurrir a la huelga. Si el gobierno no lo hace, prolongará el sufrimiento de los trabajadores con sus salarios miserables, y, por otro lado, perjudicará gravemente la lucrativa industria de exportación de Camboya".

Sharan Burrow agregó: "Las autoridades deben poner en libertad inmediatamente a los trabajadores detenidos a principios de este mes".